El Mundo

Más trabas, frío y mayor hostilidad agravan el drama de los refugiados

Crocia y Serbia facilitan el paso de los solicitantes de asilo por su frontera en común, mientras Alemania acelera las deportaciones cuya solicitud de asilo sea denegada. 

Domingo 25 de Octubre de 2015

El flujo de migrantes por los Balcanes rompió otro récord, pero países de tránsito o destino anunciaron medidas o planes para parar la ola o agilizar expulsiones, incluyendo más vallas fronterizas, en coincidencia con un clima cada vez más frío y creciente hostilidad hacia los refugiados en Europa. En un pequeño alivio a tantos escollos, Croacia y Serbia acordaron facilitar el paso de migrantes por su límite común, luego de que miles de solicitantes de asilo, entre ellos niños, pasaran la noche con temperaturas cercanas a cero grados en un barroso descampado cerca de un paso fronterizo.

En Ginebra, en tanto, el organismo de la ONU para los refugiados (Acnur) denunció haber recibido gran cantidad de denuncias de violaciones de mujeres y niños refugiados por parte de los traficantes de personas que los llevan hacia Europa, una arista que magnifica aún más este drama humanitario.

Más de 700.000 migrantes o refugiados llegaron a Europa en lo que va del año a través del Mediterráneo tras escapar de guerras en Medio Oriente y Africa, sobre todo en Siria, Irak y Afganistán, según cifras de Frontex, la agencia de control de fronteras de la Unión Europea (UE). La ruta más elegida es la que va de Turquía a Grecia por el mar Egeo, desde donde los migrantes siguen camino por tierra hacia el norte de Europa a través de los Balcanes Occidentales en busca de nuevas vidas en Alemania, el destino preferido de la mayoría, u otros Estados de la UE, como Suecia o Noruega.

Cuello de botella. Las tensiones han ido en aumento por el aluvión de refugiados en los Balcanes luego de que Hungría cerrara sus fronteras con Serbia, el sábado pasado, desviando el flujo hacia Croacia, al suroeste, y Eslovenia, más al oeste, que, por su parte, limitaron los ingresos y crearon un gran cuello de botella. Eslovenia, un pequeño país alpino de 2 millones de habitantes, se ha convertido ahora en el principal punto de entrada para los miles de migrantes que suben por los Balcanes, y su gobierno dijo que no descartaba levantar una valla en su frontera con Croacia para controlar la entrada de solicitantes de asilo. Luego de que la policía eslovena informara que un nuevo récord de 14.000 migrantes ingresó al país desde Croacia, el primer ministro Miro Cerar dijo que su gobierno considerará todas las opciones disponibles para contener el aluvión, incluyendo una valla limítrofe. Su canciller, Karl Erjavec, dijo que esta valla en los 670 kilómetros de frontera con Croacia sería utilizada para controlar el flujo más bien que para impedir que pase, a diferencia de alambradas que levantó Hungría en sus límites con varios países.

A su vez, el Ministerio de Defensa esloveno informó también que 650 soldados fueron desplegados en las fronteras para ayudar a la policía con los migrantes que cruzan hacia el país, días después de que el Parlamento diera algunos poderes de policía al Ejército para colaborar en la contención del flujo migratorio. El Ejército dijo que las tropas suministrarán respaldo logístico y equipamiento, incluyendo un helicóptero de vigilancia y camiones militares para transporte de personas.

Expulsiones. En Alemania, que este año espera a un millón de refugiados, el gobierno de Angela Merkel anunció ayer que un paquete de reformas de la legislación de asilo aprobado recientemente entrará en vigor a la brevedad, lo que permitirá acelerar la expulsión de aquellos cuya solicitud de asilo sea denegada. Para agilizar las devoluciones se organizarán adicionalmente vuelos chárter, así como salidas desde diversos aeropuertos de Alemania, en colaboración con el Estado y la policía. El gobierno de Suecia, por su parte, presentó un acuerdo con la oposición de derecha que sustituirá los permisos de residencia permanentes a refugiados por otros temporales de hasta 3 años, ante la ola de solicitud de asilo registrada en los últimos meses. De esa regla quedarán exentos los refugiados del sistema de cuotas de reparto, niños sin acompañantes y familias con hijos, según consta en un paquete de veinte medidas que incluye también agilizar la tramitación de las solicitudes y la expulsión de aquellos cuyas peticiones se rechacen.

Suecia, el país al que más peticionarios de asilo per cápita llegaron en 2014 en la UE, recibieron a más de 100.000 en lo que va de año, superando la cifra récord de 84.018 registrada en 1992, en medio de la guerra de los Balcanes. La Dirección General de Migraciones prevé que este año lleguen al país entre 140.000 y 190.000 solicitantes de asilo, más del doble que la previsión anterior de hace tres meses. Migraciones calcula que para cumplir con su tarea necesitará 29.000 millones de coronas (3.073 millones de euros) adicionales. El gobierno sueco acondicionó barracones, antiguas cárceles y escuelas, y anunció recientemente la construcción de campamentos de tiendas de campaña para alojar a los refugiados, que no son bienvenidos por todos en el país escandinavo. En lo que va del año ya se registraron en Suecia más de una decena de ataques incendiarios contra centros de refugiados, muchos de los cuales quedaron destruidos.

En Alemania, los ataques de este tipo ya suman más de 100 en 2015.

La ruta de los Balcanes

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS