El Mundo

EEUU aprobó la vacuna de Pfizer y comenzaría a aplicarla el lunes

El organismo técnico, FDA, aprobó el fármaco bajo fuerte presión de Trump a través de declaraciones de su secretario de Salud

Viernes 11 de Diciembre de 2020

La Administración de Alimentos y Drogas (FDA, por sus siglas en inglés) autorizó este viernes a la noche la vacuna contra el coronavirus de Pfizer para su uso en Estados Unidos, despejando el camino para el mayor y más urgente programa de inmunización en la historia de la nación.

La decisión de la FDA se produjo un día después de que un comité asesor independiente de la FDA aprobara la vacuna para su uso en personas mayores de 16 años, basándose en datos de ensayos clínicos que encontraron que la vacuna era 95 por ciento efectiva con efectos secundarios mayormente leves. La vacuna Pfizer había sido autorizada previamente para su uso en el Reino Unido y Canadá, y pocas horas antes que EEUU, por México.

Durante el día viernes, el gobierno de Donald Trump había ejercido fuerte presión sobre la FDA para que aprobara la vacuna de Pfizer. El secretario de Salud, Alex Azar, declaró por TV que la vacuna de Pfizer podría comenzar a ser administrada a la población el lunes o el martes. La vacuna aún no había sido aprobada por la FDA.

Después de que una comisión independiente de expertos asesora de la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) recomendó el jueves que se autorice la vacuna, el secretario de Salud comentó que el ente regulador "probablemente" iba a dar su visto bueno definitivo “en los próximos días”. La declaración pública en un medio masivo de comunicación de Azar fue claramente de una presión política del Gobierno de Donald Trump sobre un organismo técnico independiente, como la FDA. “Vamos a trabajar con Pfizer para la distribución y podríamos tener personas vacunándose el lunes o el martes de la próxima semana”, agregó Azar, en entrevista con el canal ABC.

Las dosis van a ser entregadas directamente a los hospitales y a las farmacias que van a vacunar a los grupos prioritarios: los residentes de los geriátricos y los profesionales sanitarios.

Un alto cargo de la FDA precisó que en Estados Unidos el fármaco no está recomendado para personas que tengan una alergia a alguno de los componentes.

El país es el más afectado por la pandemia con 15,6 millones de casos confirmados y más de 292.000 muertos, según los datos de la Universidad Johns Hopkins. Estos datos suponen que más estadounidenses fallecieron por el coronavirus que en los campos de batalla de la Segunda Guerra Mundial, donde cayeron 113.842 hombres, según el Departamento de Veteranos.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario