El Mundo

Beijing advierte que responderá a otra suba de aranceles de Washington

China amenazó tomar represalias ante las promesas de Donald Trump de imponer aranceles adicionales a sus productos el próximo mes, poniendo en duda las negociaciones comerciales en curso y al día siguiente de que Wall Street sufriera sus peores pérdidas en 2019.

Viernes 16 de Agosto de 2019

China amenazó tomar represalias ante las promesas de Donald Trump de imponer aranceles adicionales a sus productos el próximo mes, poniendo en duda las negociaciones comerciales en curso y al día siguiente de que Wall Street sufriera sus peores pérdidas en 2019.

En una declaración oficial, China dijo que EEUU había violado "seriamente" un reciente alto el fuego y que tomaría contramedidas "necesarias", pero no especificadas. Trump dijo el lunes que pospondría la implementación de aranceles sobre los productos tecnológicos chinos, que originalmente estaban programados para entrar en vigor el 1º de septiembre. Hua Chunying, representante del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, dijo ayer que ambas partes habían mantenido una comunicación de alto nivel. Esto pareció calmar a los inversores. Pero la réplica de Trump no tardó. "A China, le gustaría firmar un acuerdo, y tiene que ser uno en los términos apropiados. Francamente, tiene que ser un acuerdo en nuestros términos. Si no, ¿cuál sería su sentido?", argumentó.

Trump y el presidente chino Xi Jinping acordaron una tregua que reanudó las negociaciones en junio. Pero desde entonces Trump ha acusado a China de renegar de sus compromisos anteriores y ha anunciado que seguirá adelante con la suba de aranceles, desencadenando dramáticas escaladas entre las dos partes. El representante comercial de los Estados Unidos, Robert Lighthizer, y el Secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, han negociado con sus homólogos chinos en las últimas semanas y tienen prevista otra ronda de llamadas telefónicas para finales de agosto. Los aranceles siguen fijando para gravar productos por un valor aproximado de 300.000 millones de dólares, con una ronda efectiva en septiembre y otra en diciembre. Trump ha oscilado durante meses entre renovar las amenazas comerciales contra China y expresar optimismo sobre un acuerdo. La semana pasada, dijo que se podría cancelar una reunión entre las dos partes en Washington el próximo mes. Los funcionarios de la administración Trump han dicho en los últimos días que no había planes concretos para tal reunión.

Las tensiones comerciales han sacudido ambas economías en un momento en que ya se esperaba que el crecimiento mundial se desacelerara. Las acciones estadounidenses registraron el miércoles su peor día del año después de que una señal clave de recesión apareciera por primera vez desde la crisis financiera de 2008 (la llamada inversión de las curvas de los bonos de EEUU a 10 y dos años). En sus tweets de esa noche, Trump intentó arrojar una luz positiva sobre las recientes negociaciones comerciales. "El otro día se dijeron cosas buenas en la llamada con China", dijo Trump. "Están absorbiendo los aranceles con la devaluación de su moneda y vertiendo dinero en su sistema", comentó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario