Edición Impresa

Una chica denunció que la violaron en un búnker de drogas: cuatro detenidos

Tiene 14 años. Dijo que la durmieron y señaló el lugar donde estuvo. Tiene lesiones propias de un abuso. Tres varones y una mujer están presos.  

Miércoles 03 de Abril de 2013

La familia de una chica de 14 años que vende estampitas en los semáforos denunció en la comisaría 9ª que la adolescente fue llevada el viernes pasado por la fuerza hasta un quiosco de venta de drogas ubicada en pasaje Franco y República Dominicana y allí violada por varias personas. La causa es investigada por el juez de Instrucción Luis María Caterina, quien ayer ordenó que se allanara una casa contigua al lugar señalado por ella. Tres hombres de entre 18 y 20 años y una mujer de 18 fueron detenidos acusados de privación ilegítima de la libertad, amenazas coactivas y abuso sexual con acceso carnal. En el operativo también se incautó una pistola calibre 22. La víctima, que reside en los confines de los barrios Ludueña e Industrial, fue asistida por personal del Centro de Asistencia a la Víctima de Delitos Sexuales (Cavds).

Hasta ahí los datos concretos. Pero la realidad que rodea a la historia de esta chica expone otro costado del negocio de la venta de drogas que va más allá de la convivencia de vecinos con narcos y soldaditos. Una historia relacionada con el poder que tienen los chicos que acceden al negocio y el forzado respeto que los torna en personajes intocables.

"Cada vez son más comunes las denuncias de niñas o adolescentes, de menores de edad, que son introducidas en los quioscos de venta de drogas para ser abusadas sexualmente. Lo que sucedió en este caso no es tan inusual. Y entre las víctimas se encuentran los dos extremos. Niñas «de buenas familias» que no tienen contención que necesitan y nenas de familias pobres, muy vulnerables por sus necesidades socioeconómicas", explicó una fuente policial experimentada en la problemática de las víctimas de abuso sexual.

La víctima de esta historia vive a pocas cuadras del lugar donde la medianoche del viernes 14 de octubre de 2011 fue asesinado de 30 balazos Elías Bravo. El pibe de 17 años fue muerto a las puertas de un quiosco de venta de drogas luego demolido por los vecinos enfurecidos por el crimen.

La denuncia. El sábado la nena llegó a la comisaría 9ª acompañada por sus padres para denunciar lo que le pasó el día anterior, Viernes Santo, cuando regresaba a su casa tras vender estampitas. "La nena relató que fue abordada en la zona de Bahía Blanca y French por dos varones mayores que circulaban en una moto de alta cilindrada color rojo y negro. Ellos la llevaron a una casa de pasaje Franco y Dominicana, donde la retuvieron unas 12 horas. Dijo que le dieron algo de tomar (pastillas) que la durmió", relató una fuente de la causa en manos del juez Caterina.

"La chica dice haber visto a una mujer mayor que ella y que por la noche trajeron a tres hombres para que mantuviera relaciones sexuales. Por la mañana, en un descuido de estas personas, la chica huyó", explicó el vocero. En la denuncia constaron apodos y la dirección exacta del lugar. Ya en el Cavds la víctima hizo una descripción pormenorizada del quiosco.

"El relato de la chica tiene baches y algunas contradicciones. Pero la chica tiene lesiones típicas de haber sido abusada. Se esperan los resultados de los análisis para determinar si fue drogada, como ella denuncia. Pero hay que tener en claro que es una nena de 14 años. Hay muchas aristas para seguir investigando", indicó otra fuente que trabaja en la causa.

Ayer por la mañana con el apoyo del Grupo de Infantería de Respuesta Inmediata, efectivos de la 9ª, allanaron la casa señalada. Allí detuvieron a Jessica C., de 18 años; Raúl Armando Y., de 18; Brian Nahuel V., de 20; y Claudio Iván Torres, de 23. También se incautó una pistola Bersa calibre 22 y no se secuestró droga. Fueron acusados por privación ilegítima de la libertad, amenazas coactivas y abuso sexual.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS