Edición Impresa

Persecución y balazos en la calle tras robo nocturno a un comercio

Cuatro delincuentes que robaron ayer en un local de venta de electrodomésticos en el barrio porteño de Caballito fueron detenidos. En un enfrentamiento a balazos, uno de ellos fue herido de un disparo y otro resultó fracturado, al querer escapar de la policía con una gran cantidad de elementos robados.

Jueves 15 de Enero de 2009

Buenos Aires.— Cuatro delincuentes que robaron ayer en un local de venta de electrodomésticos en el barrio porteño de Caballito fueron detenidos. En un enfrentamiento a balazos, uno de ellos fue herido de un disparo y otro resultó fracturado, al querer escapar de la policía con una gran cantidad de elementos robados.

Los dos asaltantes lesionados estaban fuera de peligro aunque el que recibió el tiro permanecía internado en el Hospital Durand.

El ojo del taxista. El episodio arrancó ayer a las 4 de la mañana, en la sucursal de Garbarino, ubicada en la avenida Rivadavia 5225, a metros de Primera Junta, en pleno centro comercial de Caballito. Según las fuentes, cuatro delincuentes arribaron al lugar a bordo de un automóvil Peugeot 206, patente FLL284, y comenzaron a bajar del mismo una serie de herramientas para poder entrar a robar al comercio.

Los asaltantes utilizaron primero una tijera industrial para cortar la cortina metálica del frente y luego rompieron el cristal de la vidriera. Para desventura de los intrusos, la maniobra fue advertida por un taxista que pasó por el lugar y llamó al 911, mientras que los empleados de seguridad privada del local también denunciaron lo ocurrido a la policía al observar la irrupción de los ladrones a través de las cámaras de video que posee el comercio.

"Al minuto y medio que llamamos, llegó el primer patrullero, justo cuando los ladrones intentaban llevarse las cosas robadas", explicó uno de los custodios.

Según las fuentes, cuando los efectivos de la comisaría 12ª llegaron al comercio, observaron que los cuatro delincuentes cargaban una serie de electrodomésticos en el baúl del Peugeot, por lo que les impartieron la voz de alto. Al advertir la presencia de los policías, los asaltantes abandonaron el botín y el vehículo y comenzaron a huir del lugar a la carrera y en distintas direcciones. Sin embargo, uno de los sospechosos fue apresado a pocos metros del comercio asaltado, mientras que sus cómplices continuaron con la huida.

El caída libre. Voceros policiales explicaron que a las dos cuadras, en la esquina de Parral y Yerbal, fue detenido el segundo asaltante, que se fracturó una muñeca cuando trepó al alambrado perimetral de las vías del ferrocarril Sarmiento y se cayó. A ese apresado, los efectivos le secuestraron una pistola calibre 45.

En tanto, al llegar al cruce de Colpayo y Yerbal, a unos 150 metros del comercio, un tercer delincuente se enfrentó a tiros con los policías que lo perseguían y terminó detenido y herido de un balazo en una pierna. Este asaltante, al que se le incautó una pistola 9 milímetros, fue trasladado al Hospital Durand donde permanecía anoche con custodia.

El cuarto delincuente fue apresado en Rojas y avenida Rivadavia, a metros de la estación Primera Junta de la Línea A de subterráneos. Un jefe policial dijo que los cuatro apresados son hombres de entre 25 y 30 años, a los que se investiga si cuentan con antecedentes penales.

Inventario de robo. El pesquisa agregó que además de las armas a los ladrones se les secuestró el auto y todo lo robado del comercio: tres proyectores, 12 cámaras digitales, cuatro notebooks, dos netbooks, dos pendrives y dos reproductores de mp3. "Los ladrones sólo tuvieron tiempo de apoderarse de los que había en las vitrinas", contó el empleado se seguridad, que recordó que no se trató de la primera vez que violentaron el comercio ya que en una ocasión anterior quisieron romper los cristales a pedradas. (Télam)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario