Edición Impresa

Otro detenido por el homicidio de una militante social del barrio Ludueña

Marcelo R., de 23 años, cayó en la zona sudoeste de la ciudad. Es el tercer implicado en el crimen de Mercedes Delgado, ocurrido el 8 de enero.

Domingo 12 de Mayo de 2013

Veinticuatro horas después de que familiares y amigos de Mercedes Delgado marcharan por las calles de barrio Ludueña exigiendo justicia y el esclarecimiento del asesinato de la militante social, ocurrido hace cuatro meses, uno de los seis hombres apuntados de participar de la balacera que terminó con la vida de la mujer fue detenido en el barrio Alvear, en la zona sudoeste de la ciudad. De esta manera ya son tres los apresados a disposición del juez Alejandro Negroni, quien investiga el episodio en el cual la tarde del 8 de enero último dos bandas se enfrentaron a tiros en la esquina de Bielsa y Garzón y un balazo calibre 11.25 impactó en la espalda de la víctima.

El viernes a la tarde efectivos de la sección Homicidios montaron guardia en una verdulería ubicada en las inmediaciones de Lavalle y Biedma, en la zona sur de la ciudad. Los pesquisas tenían el dato de que uno de los sospechosos del asesinato de Mecha Delgado estaba refugiado en esa zona. A las 19.30 un muchacho ingresó al local y detrás de él se colaron dos agentes de Homicidios. El pibe se percató, intentó huir, pero en cuestión de segundos estaba detenido. Fue identificado como Marcelo Matías R., de 23 años y apodado Guadaña o Chino. El muchacho ya se había ganado un espacio en las crónicas policiales cuando cayó preso en 2007 acusado de asesinar a un comerciante de Empalme Graneros. Tras ser condenado y permanecer cuatro años detenido, fue absuelto por un fallo de la Cámara Penal.

De acuerdo a los testimonios judicializados, la balacera que terminó con la vida de Mercedes Delgado comenzó en un cruce de palabras entre Guadaña y el mayor de los hermanos F., hecho ocurrido la semana anterior al fatídico 8 de enero. Integrantes de ambas facciones trabajan como soldaditos cuidando quioscos de venta de drogas en la zona, aunque la disputa que terminó en el crimen habría tenido origen en otro tema. La tarde del hecho integrantes de la familia F. fueron a buscar a los R. y en inmediaciones de Garzón y Bielsa desataron un pandemoniun de disparos que terminó en tragedia.

En principio el expediente fue tramitado por la sección Homicidios, una dependencia que cuenta con una docena de efectivos para investigar todos los crímenes en el departamento Rosario, pero desde hace poco más de un mes el jefe de AUE, Guillermo Morgans, dispuso la creación de una comisión integrada por cinco efectivos comisionados "pura y exclusivamente a la pesquisa del caso", como explicó una fuente de la investigación.

Marcha y militancia. Desde el precisó momento en el que Mecha murió, su hijo Juan y la comunidad del barrio Ludueña Norte en la que la mujer tenía una activa participación social, marcharon y exigieron que el asesinato no quedara impune. En ese marco, el jueves a la tarde familiares, amigos y vecinos que conocían a Delgado marcharon desde la esquina del centro comunitario "San Cayetano" (ubicado Gorritti y Garzón) hasta la plaza "Pocho Lepratti", en el cruce de Liniers y Vélez Sarsfield. La actividad incluyó una pintada en la casa de la militante social y religiosa. Las consignas de la marcha fueron tres: justicia legítima para Mecha, ni una víctima más a consecuencia del "sistema corrupto", y el encarcelamiento de los responsables del crimen. Varias decenas de vecinos se congregaron en la peregrinación reclamando Justicia. Mecha tenía 50 años y seis hijos el día que fue asesinada.

De acuerdo a lo confiado por fuentes allegadas a la causa, en los cuatro meses que tiene la pesquisa se llevaron adelante una docena de allanamientos en distintos puntos de la ciudad y se realizaron "tareas de inteligencia" para identificar al menos seis domicilios en el norte santafesino y el sur de la provincia de Chaco. "Estamos trabajando en contacto permanente con la familia Delgado y la información que nos acercan procedemos a chequearla", explicó un vocero consultado.

Por el crimen, el viernes 25 de enero en una vivienda de Ghandi al 6100 fue detenido Ramón Antonio P., un pibe de 18 años sin antecedentes penales que se convirtió en el primer imputado.

En tanto, el domingo pasado dos muchachos que circulaban en una moto Honda Titán por Bielsa y Garzón, el lugar de la tragedia, fueron apresados por agentes del Comando Radioeléctrico y uno de ellos fue identificado como David F., de 28 años, que era buscado por el asesinato de Delgado. El joven, con antecedentes por robos, llevaba entre sus ropas un cuchillo de 20 centímetros de hoja. Su acompañante —Martín W., de 19 años— tenía un revólver calibre 38 con tres cartuchos.

Los buscan. Tras la detención de Ramón Antonio P., integrante de la familia F. por la inicial de su apellido materno, el juez Negroni requirió la detención a nivel nacional de seis hombres entre los que estaba Guadaña. Los cinco que quedan por hallar fueron identificados como H.D.R, de 48 años, y M.M.R., de 16, ambos miembros de la familia R.; y David F., de 28; J.N.P., de 20, y A.F., menor de edad, parte de la otra familia.

"El hombre que mató a Delgado está plenamente identificado", coinciden policías y pesquisas judiciales. Así, desde la policía rosarina se solicitó colaboración a la Unidad Regional XII, con asiento en Tostado, para que se chequeara un domicilio de la localidad de Villa Minetti, a 570 kilómetros de Rosario. Si bien no se trata de un allanamiento, la constatación de una casa es el paso previo al requerimiento para que el juez libre una orden para allanar. En ese pueblo del departamento 9 de Julio una de las familias tiene parientes y se valoró que los prófugos podían buscar refugio en ese lugar.

También se requirió la colaboración de la policía chaqueña para constatar domicilios en las localidades de Corzuela, Las Breñas, Pinedo y Santa Sylvina, todos los que arrojaron resultado negativo. La pesquisa sigue abierta.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS