Edición Impresa

Horror en Quilmes: metió a su hija de un año en el lavarropas porque lloraba mucho

El padre agresor tiene 33 años y está detenido: dicen que ahorcaba a los perros o los guardaba en el freezer. La beba fue milagrosamente salvada por su madre.

Sábado 19 de Julio de 2014

Un individuo de 33 años tomó de los tobillos a su hija de un año y dos meses y la introdujo en el tambor del lavarropas lleno de agua y en funcionamiento, enojado porque la beba lloraba y en medio de una discusión con su pareja y mamá de la nenita.

Fue precisamente la madre de la beba quien alcanzó a sacarla del aparato para salvarle la vida aunque la pequeña resultó gravemente herida, requirió la internación en terapia intensiva y se le diagnosticó edema pulmonar.

El hecho ocurrió en una vivienda del partido bonaerense de Quilmes. Fuentes policiales y judiciales aseguraron que la mujer del sujeto y madre de la beba también fue golpeada en la cabeza con un palo de escoba y obligada a acostarse desnuda en el piso y al lado de su hija como reprimenda porque "no podía hacerla callar".

Lucas Doglioti, tal el nombre del individuo, fue detenido más tarde por la policía, acusado de los delitos de "tentativa de homicidio, lesiones y amenazas", entre otros.

Horas más tarde se revelaron otros detalles en la historia del hombre: como por ejemplo que ya había estado preso 10 años por robos y otros delitos, e incluso por haber golpeado a un anciano de la familia; que ahorcaba perros del vecindario que ladraban o los metía en el freezer. Y que una ex mujer, a la que le tiró una plancha en la cabeza, ya lo había abandonado por violento (ver aparte).

El imputado fue indagado por el fiscal de delitos de violencia de género de Quilmes, Alejandro Ruggeri, ante quien dijo: "Yo no fui y no tengo idea de por qué tiene lesiones" la nena.

Ruggeri dispuso que Doglioti fuera trasladado a un penal hasta resolver su situación procesal. El sujeto, frente al fiscal, admitió haber estado detenido y tener antecedentes penales en Capital Federal, Lomas de Zamora y Quilmes.

El titular de la jefatura departamental de policía de Avellaneda, comisario Manuel Canosa, explicó que el hecho ocurrió ayer el miércoles por la mañana en una casa ubicada en la calle 802 del partido de Quilmes, en el sur del conurbano bonaerense, donde vive una pareja con una beba de un año y dos meses.

Allí, el dueño de casa y su esposa mantuvieron una fuerte discusión aparentemente porque la hija de ambos no paraba de llorar.

De acuerdo a la declaración realizada por la madre de la beba ante la policía, ante esa situación, su marido se enfureció, ingresó a la habitación de la niña y comenzó a golpearla.

Su madre salió en defensa de la beba y se interpuso en varias oportunidades a que le siguiera pegando, pero el hombre desnudó a su mujer por la fuerza, desnudó a la niña y las obligó a permanecer acostadas en el suelo frío.

Luego, siempre según el relato de la mujer, como su hija seguía llorando, la levantó del cuello y de los cabellos y la llevó hasta el lavadero.

"Una vez allí, la agarró de los tobillos y metió la cabeza de la beba dentro del lavarropas, el cual estaba lleno de agua y de ropa y estaba en pleno funcionamiento", dijo el jefe policial, quien agregó que "por suerte la madre tuvo un acto reflejo inmediato y la sacó segundos después".

La mujer envolvió con una frazada a su hija y, aún en ropa interior, salió corriendo de la casa y le pidió ayuda a una vecina.

Con el auxilio de esa vecina, la mujer trasladó a su hija al Hospital Presidente Perón, en el partido bonaerense de Avellaneda.

La beba ingresó con un edema pulmonar y hematomas en casi todo el cuerpo, especialmente en los miembros superiores e inferiores, aseguraron las fuentes.

En ese centro asistencial, también fue asistida la madre de la niña, quien presentaba hematomas en el rostro y un corte en el cuero cabelludo producto de los palazos que recibió en la cabeza.

"Debido a la gravedad de las lesiones que presentaba la beba, desde ese hospital fue trasladada al Finochietto, también de Avellaneda, y desde allí al Hospital Garrahan, de la Capital Federal. La niña está en estado delicado", agregó el comisario Canosa.

Detención. En tanto, tras la denuncia realizada anoche por la madre de la beba, la comisaría 6ta. de Avellaneda realizó ayer a la madrugada un allanamiento de urgencia, ordenado por el fiscal Ruggeri, en la casa donde ocurrieron los hechos y logró la detención del acusado.

"Se trata de un hombre con antecedentes penales por delitos contra la propiedad, por los cuales estuvo preso más de diez años y recuperó su libertad el año pasado", precisó el jefe policial. Doglioti no se resistió a la detención y quedó alojado en una dependencia.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS