Edición Impresa

El cuchillo que no era

Sábado 18 de Abril de 2009

Alejandro Tesoto llevaba casi dos horas de muerto cuando los policías que buscaban el arma homicida se precipitaron. "Acá hay un cuchillo", dijo un alto jefe policial, mientras hurgaba con su mano los yuyos debajo de un balcón del Fonavi. "No te puedo creer", susurró un joven efectivo que pasó varias veces por ese lugar. Entonces los peritos comenzaron con la tarea de levantar el objeto, un cuchillo de mesa Tramontina, tratando de documentar todo hasta con fotos. En ese momento, una mujer se asomó por el balcón y dijo: "Hey, jefe, ese cuchillo se me cayó a mí cuando sacudí el mantel hace un rato". Y varios que anduvieron buscando pruebas por el lugar, sonrieron y respiraron.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS