Escenario

"Allen v. Farrow" aviva las llamas sobre la vida privada de Woody Allen

El documental, que se estrena hoy por HBO, incluye testimonios y documentos inéditos sobre las acusaciones de abuso contra el director

Domingo 21 de Febrero de 2021

“Allen v. Farrow”, una serie documental que explora la conflictiva relación de Woody Allen y Mia Farrow así como los efectos de su separación, incluyendo acusaciones sobre que abusó sexualmente de una hija se transmitirá en HBO a partir de hoy con episodios semanales.

“Allen v. Farrow” incluye “el encantador cortejo” del cineasta Allen y la actriz Farrow; las acusaciones de la hija Dylan Farrow sobre el abuso que habría sufrido cuando niña y detalles de la relación de Allen con la hija adulta de Mia Farrow, Soon-Yi Previn, quien se casó con Allen.

El documental explora la “historia privada” a través de entrevistas con Mia, Dylan y Ronan Farrow así como una revisión a documentos de la corte y material inédito, dijo el canal. Expertos en cine analizarán la obra de Allen y la reevaluarán a la luz de su vida personal. Allen y Previn no participaron en el documental, ni Moses Farrow, el hijo de Allen y Mia Farrow.

La serie también intercala nuevas investigaciones -meticulosamente reunidas en la forma de filmaciones caseras, documentos legales, evidencias policiales, videos reveladores y audios inéditos- con entrevistas exclusivas a la amiga de la familia, Carly Simon, el promotor Frank Maco, parientes, detectives, expertos y otros testigos oculares, con varias de esas personas hablando por primera vez en público sobre los acontecimientos.

allen2.jpg
“Allen v. Farrow” incluye “el encantador cortejo” inicial del cineasta con la actriz Mia Farrow.

“Allen v. Farrow” incluye “el encantador cortejo” inicial del cineasta con la actriz Mia Farrow.

Descargo y memorias de Allen

Allen ha negado por años abusar de Dylan. En un libro de memorias de 2020 dijo que “nunca le hice nada a ella que pudiera haber sido malinterpretado como abusivo; fue una invención total de principio a fin”.

Se realizaron dos investigaciones independientes en la década de 1990 y Allen no enfrentó cargos. Dylan Farrow afirma que sufrió abusos y sus acusaciones han sido apoyadas en la era del #MeToo.

“Allen v. Farrow”, de los cineastas Kirby Dick, Amy Ziering y Amy Herdy. Dick y Ziering también hicieron el documental de 2020 “On the Record”, que detallaba acusaciones por una conducta sexual inapropiada contra el cofundador de Def Jam Russell Simmons, quien niega las acusaciones.

La serie documental analiza cuatro décadas de titulares sensacionalistas para revelar la historia de uno de los más grandes y famosos escándalos de Hollywood. El documental presenta detalles sobre el caso en el que se vio involucrada Dylan, que en ese entonces tenía 7 años, y el posterior proceso por la custodia de la niña, así como la revelación de la relación de Allen con Soon-Yi y las consecuencias polémicas del caso en los siguientes años.

Hasta entonces reverenciados por su asociación en la pantalla y fuera de ella, la vida de Farrow y Allen se vio desgarrada por la difusión de las acusaciones de abuso y las disputas que siguieron.

allen3.jpg
Allen y su mujer Soon-Yi, hija adoptiva de Mia Farrow.

Allen y su mujer Soon-Yi, hija adoptiva de Mia Farrow.

“Allen v. Farrow incluye una mirada íntima sobre la relación amorosa llena de glamour de Farrow y Allen, y su proyección como una de las parejas más poderosas de Hollywood, quienes en una década hicieron 13 importantes películas juntos. Los dos tuvieron hijos y Allen se convirtió también en una figura paterna para los hijos de Farrow. Sin embargo, en medio del éxito de sus vidas profesionales y sus realizaciones personales había cuestiones oscuras en juego.

El trabajo analiza los efectos devastadores de un trauma de esa naturaleza para una familia y describe de modo aterrador el escepticismo y la reacción resultante de una acusación.

Impacto

El documental de Kirby Dick y Amy Ziering tuvo un profundo impacto en las instituciones y en la cultura norteamericana, provocando cambios políticos abarcadores y poniendo el tema en la agenda nacional. El trabajo fue reconocido por todos los principales premios del cine y la televisión. Fue nominado a dos Oscars, al Emmy, al Peabody, al Alfred I. duPont-Columbia University Award y al George Polk Award.

La serie explora lo que ocurrió entre el director de “Manhattan” y la actriz a partir de 1992, cuando esta asegura que encontró fotos desnuda de Soon-Yi Previn, una de las hijas que adoptó con su pareja anterior, en casa de Allen. El cineasta y la actriz estuvieron juntos durante 12 años, desde 1980, pero siempre vivieron separados, cada uno en un extremo de Central Park.

Hicieron 13 películas juntos, adoptaron dos hijos (Dylan y Moses) y tuvieron otro (Satchel, que cambió su nombre a Ronan después de que sus padres se separaran). En total, la actriz tuvo 14 hijos, entre biológicos y adoptados.

Las fotos que Farrow descubrió y la confirmación de que el director, que entonces tenía 56 años, había mantenido relaciones sexuales con su hija universitaria, Soon-Yi con la que está casado desde 1997, rompieron la paz familiar e iniciaron una guerra mediática y judicial que aún continúa.

Además del escándalo de las fotos, la actriz acusó públicamente a Allen de haber abusado sexualmente de su hija Dylan, adoptada por ambos. Aunque ya no eran pareja desde 1987, el mismo año en el que nació Ronan -el único hijo biológico de la pareja- hasta entonces se llevaban bien.

Ronan, periodista y escritor reconocido por sus reportajes sobre las denuncias de abuso sexual contra el productor de cine Harvey Weinstein, también acusa a Allen de estos abusos a su hermana.

Acusacines incendiarias

En 2012, Ronan Farrow publicó un editorial en Los Angeles Times titulado “Por qué la revolución del #MeToo ha pasado por alto a Woody Allen”, y estrellas como Greta Gerwig, Colin Firth o Mira Sorvino prometieron no trabajar jamás con el director de “Blue Jasmine”.

En una entrevista en The New York Times Kirby Dick y Amy Ziering, los responsables de este documental, aseguran que han decidido abordar este espinoso asunto familiar porque “nos dimos cuenta de que la historia completa nunca había salido a la luz”. Ambos cuentan con el prestigio de haber ganado un Emmy, un Peabody Award y una nominación al Oscar en el 2013 por “The invisible war”, una investigación sobre el problema de las violaciones en el ejército.

Kirby Dick y Amy Ziering han dedicado tres años a este documental, y durante su elaboración y las entrevistas con muchos de los testigos que nunca antes habían hablado con el público aseguran que descubrieron que les ofrecía la oportunidad de hablar sobre el abuso infantil familiar y el incesto, un tema que los supervivientes les pedían constantemente que abordaran.

Los realizadores plantean preguntas sobre un informe emitido por la Clínica de Abuso Sexual Infantil de Yale, en el Hospital Yale-New Haven, que encontró a Dylan poco creíble después de entrevistarla nueve veces durante un período de siete meses. Todas las notas de esas entrevistas a la niña fueron destruidas cuando se emitió el informe.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS