Edición Impresa

Alerta por la aparición de otro virus del síndrome respiratorio severo

Hay sólo dos casos confirmados. Uno murió y el otro está en estado crítico en Gran Bretaña. La cepa de la familia del Sars y del resfrío común es diferente a cualquiera conocida en humanos.

Miércoles 26 de Septiembre de 2012

Un hombre catarí infectado con un virus previamente desconocido relacionado con el letal Sars (síndrome respiratorio agudo severo, por su sigla en inglés) y el resfrío común está en grave estado en un hospital británico, dijo ayer la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La agencia sanitaria de Naciones Unidas emitió una alerta global el domingo sobre el hombre de 49 años que había estado recientemente en Arabia Saudita, donde señaló que un segundo paciente con un virus prácticamente idéntico ya había muerto.

La Agencia de Protección de Salud británica (HPA por su sigla en inglés) y expertos en enfermedades respiratorias dijeron que no había motivos para alarmarse, aunque las autoridades están vigilando cualquier posibilidad de un contagio del virus.

"Este nuevo virus (...) es diferente a cualquier otro identificado en humanos", dijo la agencia británica.

Cualquier sugerencia de relación entre el virus y Arabia Saudita generará particular preocupación ante la cercanía de la masiva peregrinación musulmana del Haj el mes próximo, cuando millones de personas que llegan al reino desde todo el mundo luego retornan a sus hogares.

El virus, conocido como un coronavirus, pertenece a la misma familia que el Sars, infección que emergió en 2002 y causó la muerte de 800 personas en el mundo.

"Este es ahora un tema internacional porque tenemos un caso en el Reino Unido y uno en Arabia Saudita", dijo el portavoz de la OMS, Gregory Hartl.

"El paciente (catarí) aún está con vida pero, por lo que entendemos, en condición crítica", manifestó Hartl.

La HPA dijo que estaba recomendando que el paciente fuera tratado en aislamiento y que los médicos y enfermeras estén bien protegidos antes de tomar contacto con él.

La agencia no está recomendando ninguna medida específica al público y los turistas y viajeros, aunque manifestó que emitiría más consejos a medida que tenga más información disponible.

Cuidados intensivos. La OMS dijo que el paciente catarí presentó síntomas de una infección respiratoria aguda y de insuficiencia renal cuando estaba en Catar.

"Pasó algún tiempo internado en una unidad de cuidados intensivos en Catar, y luego fue trasladado a Gran Bretaña, donde estaba siendo tratado en un hospital londinense", según dijeron las autoridades, que se negaron a precisar cuál.

"Pruebas de laboratorio sobre secuencias genéticas del virus del paciente catarí resultaron casi idénticas a las de un virus que provocó la muerte de un paciente saudita este año", dijo la OMS. El virus del hombre saudita no se había identificado como un nuevo tipo de infección al momento de su muerte.

Andrew Easton, virólogo de la Universidad de Warwick, dijo que "con sólo dos casos es difícil estimar la amenaza potencial". "Lo importante es que están al tanto del virus y alerta de cualquier evidencia de que se trate de algo más que un evento inusual", dijo.

Los coronavirus son una gran familia de virus que incluyen a los causantes del resfrío común, pero también a gérmenes que provocan enfermedades más graves, como el Sars.

El síndrome respiratorio agudo severo apareció en China en 2002, infectó a más de ocho mil personas a nivel global y causó la muerte de unas 800 antes de ser controlado.

La OMS señaló que está en contacto con las autoridades sanitarias de Gran Bretaña, Catar, Arabia Saudita y con el Centro Europeo de Prevención y Control de Enfermedades (Ecdc por su sigla en inglés).

"Estamos pidiendo información de quien sea que haya visto casos como este, pero por el momento no hemos tenido ninguna otra notificación de casos", dijo Hartl.

La HPA informó que había realizado pruebas de laboratorio en el caso catarí y que halló un 99,5 por ciento de similitud con el virus que provocó la muerte previamente este año del hombre de nacionalidad saudí, de 60 años.

John Watson, jefe del departamento de enfermedades respiratorias de la HPA, agregó que "no hay evidencia de un proceso de transmisión actual". "Dada la severidad de la enfermedad identificada en los dos casos confirmados se adoptaron medidas de inmediato para asegurarse que la gente que haya estado en contacto con el caso británico no haya sido infectada y no hay evidencias que sugieran eso", dijo Watson. l (Reuters)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario