Policiales
Miércoles 12 de Abril de 2017

"Los abusadores sexuales tienen excelente conducta en prisión pero al salir reinciden"

El ministro de Seguridad Maximiliano Pullaro aseguró que la situación se replica en los detenidos en investigaciones del crimen organizado y puso como ejemplo los casos de Ricardo Albertengo y Andrés Soza Bernard.

El ministro de Seguridad de Santa Fe, Maximiliano Pullaro, llamó a realizar una discusión objetiva acerca de las salidas transitorias para evitar que las personas que gozan de ese beneficio reincidan en el delito, y enfatizó: "Los abusadores sexuales tienen una excelente conducta dentro del penal pe cuando salen es probable que reincidan".
El titular de la cartera de seguridad provincial puso como ejemplo los casos de Ricardo Albertengo y Andrés Soza Bernard, quienes fueron beneficiados mientras purgaban condenas por homicidio y reiteraron el delito.
En el caso del primero, contaba con pedido de captura cuando asesinó al policía Mansilla en Corrientes y Salta, mientras en el segundo tenía permiso laboral y de estudio cuando mandó a ejecutar a Fabricio Zulatto.
"Tanto a nivel local como nacional necesitamos dar una discusión objetiva y tirar todos las partes del Estado sobre el problema que estamos teniendo porque las personas que salen con transitorias reinciden en el delito", reflexionó Pullaro acerca de la problemática que se presenta en el régimen que en la actualidad beneficia a 409 internos de las cárceles santafesinas, de los cuales 46 nunca regresaron.
En tal sentido, Pullaro sostuvo que "es imposible asociar la conducta con el concepto, por eso nosotros ingresamos un proyecto para darle más herramientas a los jueces y que puedan hacer una evaluación mayor, ya que una cosa es la conducta dentro del penal y otra es en la sociedad".
"Los abusadores sexuales son personas que tienen una excelente conducta dentro del penal, igual que los que pertenecen al crimen organizado, pero cuando salen es altamente probable que reincidan", resaltó al mencionar el caso de Micaela García, quien fue asesinada por un hombre que cursaba una condena por dos abusos sexuales y poseía liberdad condicional.
"Acá hay una mirada de quienes trabajamos en el territorio todos los días y otra que corresponde a los jueces, con lo cual si eso no cambia cada vez será más difícil", apuntó.

Comentarios