El Mundo
Sábado 08 de Julio de 2017

La cumbre del G-20 está marcada por la tensión entre EEUU y la Unión Europea

"Aquí los debates son muy complicados, no tengo por qué ocultarlo", señaló la canciller alemana, Angela Merkel, anfitriona del encuentro que reúne a jefes de Estado y de Gobierno de los principales países industrializados y emergentes.

La primera jornada de la cumbre del G-20 finalizó ayer en Hamburgo sin lograr limar asperezas y acercar posturas con Estados Unidos en la defensa del clima y el libre comercio, lo que hace aventurar que el Grupo de los Veinte emitirá hoy una declaración final que refleje un consenso de mínimos. "Aquí los debates son muy complicados, no tengo por qué ocultarlo", señaló la canciller alemana, Angela Merkel, anfitriona del encuentro que reúne a jefes de Estado y de Gobierno de los principales países industrializados y emergentes. En su primer día, los mandatarios debatieron sobre la lucha contra el terrorismo, el crecimiento global y comercio, desarrollo sostenible, clima y energía. La deriva proteccionista del presidente Donald Trump y el anuncio de la salida de Washington del histórico Acuerdo del Clima de París, que lucha contra el cambio climático, han sido el principal escollo de un encuentro multilateral que parece haberse convertido en un partido de 19 contra uno. "La mayor parte de los jefes de Estado del G-20 reconocieron la importancia de implementar el Acuerdo del Clima de París", comentó Merkel, que señaló también que de todos modos una parte mayoritaria de los presentes "coincide en que se necesita el libre comercio pero también un comercio justo".

Con un Trump enroscado en sus promesas electorales y sin visos de dar el brazo a torcer, el resto de líderes del G-20 buscó seguir avanzando. Merkel auguró una noche larga para los negociadores del comunicado final. "Esto es un circo", comentó una fuente oficial. "Nunca antes había sucedido algo así en una cumbre del G-20", añadió. En este marco de incertidumbre, las cinco mayores economías emergentes, conocidas como los BRICS (Brasil,Rusia, India, China y Sudáfrica) aumentaron también la presión sobre el G-20 para que el resto de países mantenga su determinación en la lucha contra el calentamiento global. La muestra más evidente de que Trump no ocultó su disenso en materia climática fue el hecho de que se ausentara de la sesión de trabajo sobre la materia al poco tiempo de que ésta comenzase. El dirigente abandonó la sala para reunirse por primera vez con su homólogo ruso,Vladimir Putin.

Corea y Venezuela

A pesar de que no figuraban en la agenda del día, la crisis abierta en Venezuela y las tensiones en Corea del Norte se colaron en las conversaciones de muchos de los mandatarios en la cumbre. El G-20 debatirá hoy sobre Africa, migración, sanidad, digitalización, mujeres y empleo y de manera paralela se mantendrá una reunión a tres bandas entre Merkel, Putin y el presidente de Francia, Emmanuel Macron, para abordar la crisis de Ucrania.

Comentarios