Política

Para Sica, los sindicalistas están movidos por intereses políticos

El ministro de Producción y Trabajo dijo que el paro "tiene más que ver con alguna posición política que con una manifestación genuina".

Jueves 30 de Mayo de 2019

El ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, sostuvo ayer que el paro convocado por la CGT “tiene más que ver con alguna posición política de algunos dirigentes sindicales de cara al cierre de listas que con una manifestación genuina”, y aseguró que el gobierno trabaja “para el bienestar de los argentinos”.

Tras recordar que el gobierno nacional viene “trabajando con los sindicatos y la CGT, cerrando paritarias casi para 3 millones de trabajadores, que sería el 50 por ciento de los trabajadores formales”, el ministro dijo que no ve que el gobierno esté “incumpliendo nada en el transcurso de las negociaciones y del diálogo que tenemos con esos sectores”.

Destacó, en ese sentido, la conformación de una comisión para seguir el proceso de transferencia a las obras sociales de los sindicatos, y puso de relieve que a partir de ese diálogo “ellos mismos plantearon que están cubiertos el 90 por ciento de los reclamos”.

“Estamos cumpliendo con los pagos atrasados para ponernos al día y ahora está todo el proceso administrativo de pago”, aseguró el funcionario, quien señaló que el gobierno nacional está “trabajando para mejorar el bienestar de los argentinos”.

Por otro lado, el ministro de Hacienda , Nicolás Dujovne, estimó que el paro general produjo una pérdida al país superior a los 40.000 millones de pesos, unos 6.000 millones más que la protesta del 29 de abril (cuando alcanzó los $34.367 millones), cifra que significa un 0,22% del PBI anual.

Según la evaluación del Palacio de Hacienda, la industria y el comercio son los sectores más afectados por el paro de la CGT.

Came

Por su lado, la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (Came) expresó que el paro general dispuesto por la CGT “tuvo muy baja adhesión en el comercio y en la industria” y por la medida de fuerza “se perdieron ventas por $20.125 millones, de las cuales el 55,2% se podrá recuperar”.

“Hubo solo un 10,5% de comercios cerrados en el país y un 9,4% de industrias. Los empresarios hicieron lo posible por no perder el día”, aseguró la Came a través de un comunicado de prensa.

Según la entidad empresaria “muchos dueños se pusieron al frente de la atención al cliente o de algún área fundamental para el funcionamiento de la fábrica o negocio”.

El paro general del 29 de mayo “tuvo muy baja adhesión en el comercio y en la industria. Los empresarios dejaron en claro que, más allá de los problemas económicos, necesitan vender y producir e hicieron todo lo posible por mantenerse abiertos”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario