Política

La dinámica de lo impensado marcó el cierre de listas en el oficialismo nacional

Ecos de la sorpresiva definición de precandidaturas en el Frente de Todos provincial. La expresa indicación de no realizar internas en los distritos donde hay gobernadores peronistas no se cumplió en Santa Fe

Domingo 25 de Julio de 2021

La dinámica de lo impensado. Aquella definición genial que inmortalizó Dante Panzeri para definir al fútbol, aplica también a la política santafesina, en particular al frente oficialista.

La expresa indicación oficial de no hacer internas en los distritos donde hay gobernadores peronistas no se cumplió: Marcelo Lewandowski y María de los Angeles Sacnun (precandidatos a senador nacional), una de las dos listas internas en el Frente de Todos (FdT), expresarán el acuerdo político entre Cristina Fernández de Kirchner y el gobernador Omar Perotti.

En la vereda de enfrente, paralelamente, Agustín Rossi y Alejandra Rodenas, la otra lista, expresará al rossismo santafesino, al Movimiento Evita y, entre otros sectores minoritarios, a la hasta ahora vicegobernadora, en una sorpresiva actitud de enfrentamiento contra su propio compañero de fórmula (Perotti), con el que llegó a la jefatura del Senado provincial en diciembre de 2019.

Todo parece un gran enredo difícil de comprender. Sin embargo, con un poco de paciencia queda a la luz la trama política. El ministro de Defensa nacional, mientras declaraba que “no quería competir en Santa Fe, salvo que el presidente lo pida”, en paralelo influenciaba sobre la Casa Rosada en el sentido de que los senadores actuales del espacio (Roberto Mirabella y Sacnun) “no medían y podían llevar a un fracaso sonora la elección en la provincia de Santa Fe, el único que mide soy yo”.

La tesis

Sea cierta o falsa la tesis, Alberto Fernández la compró y así se la transmitió al gobernador hace algunas semanas en la Quinta de Olivos. Perotti se plantó: “Con Rossi, la general la perdemos seguro”. Y empujó hasta casi el final por su candidato, Mirabella.

Pero faltaba, en este juego, la palabra y la intervención de la actriz principal, Cristina. Quien ante un Rossi ya lanzado, sin acuerdo con la propia presidenta del Senado, ni con la Cámpora ni con Sacnun (mano derecha de CFK en el Senado), tampoco con el gobernador, le hizo saber que había una negociación en marcha con Perotti. Y que lo mejor era que bajara sus aspiraciones. Pero Rossi no se bajó.

Entonces, llegó la novedad política: el histórico dirigente kirchnerista de Santa Fe, Rossi, esta vez irá contra Cristina y sus referentes políticos principales en Santa Fe. Es decir: La Cámpora (Marcos Cleri) y Sacnun, una voz directa de CFK en la provincia, titular del Instituto Patria en Santa Fe.

Por su parte, en las filas del rossismo dieron por bueno el apoyo del presidente a sus pretensiones, al menos en el inicio de las negociaciones.

Con esta interna impensada, la crisis institucional en Santa Fe no tiene otro destino que profundizarse Con esta interna impensada, la crisis institucional en Santa Fe no tiene otro destino que profundizarse

Pero el viernes pasado, a última hora, alumbró el acuerdo de Cristina con Perotti. El empate se destrabó, el rafaelino aceptó correr a Mirabella del numero uno para el Senado y Cristina hizo lo propio con Sacnun. Y surgió la solución con un llegado de los últimos años al mundo de la política, el comentarista de fútbol y actual senador por el departamento Rosario, Lewandowski.

“Soy el punto de encuentro entre Cristina y Perotti, expreso esa síntesis. Vamos a ganar la interna y después la general”, expresó a La Capital el flamante precandidato.

Mientras tanto, el final impensado en Santa Fe deja muchas preguntas en el aire: algunas serán respondidas con el correr de los días y otras, nunca. Alberto, quien habilitó a Rossi a presentar su lista cuando no había acuerdo con el gobernador, ¿lo siguió impulsando luego de que Cristina y Perotti convergieron en el nombre del periodista deportivo rosarino?

77748104.jpg
La vicepresidenta, presente en el armado provincial.

La vicepresidenta, presente en el armado provincial.

El Chivo, dicen, ya se había subido a la sierra y no quiso saber nada de bajarse. Con todo, el presidente no se expresó públicamente todavía por su precandidatura (ni por la contraria) y, si lo instó a bajarse, no lo hizo con la convicción necesaria. No es razonable que un ministro clave del gobierno nacional haga semejante jugada política sin, al menos, la tolerancia de su jefe (el primer mandatario).

La rosca política entre Cristina y Perotti resolvió lo que parecía imposible, el candidato es Marcelo Lewandowski. Sin embargo, el referente kirchnerista más calificado de la provincia, con amplio recorrido y conocimiento, termina jugando una interna contra la que fuera su histórica jefa, Cristina.

¿Santa Fe se encamina a un insólito campo de disputa entre Rossi (con el presunto aval de Alberto) contra los candidatos de Cristina y Perotti? La solución de ir a la interna en Santa Fe no parece, de arranque, un buen augurio para el FdT de la provincia, que viene de perder claramente la elección de 2019, el mismo día que a nivel nacional la fórmula Alberto-Cristina ganó por ocho puntos.

La crisis institucional santafesina (enfrentamiento entre sectores peronistas del Senado y el Ejecutivo provincial), con esta interna impensada, no tiene otro destino que profundizarse.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario