Política

El gobierno cuestiona el "uso político" del caso en campaña

Viernes 22 de Septiembre de 2017

Altos funcionarios del gobierno se refirieron ayer al caso Maldonado. Mientras el jefe de Gabinete, Marcos Peña, cuestionó el "uso político" de la desaparición del joven, el ministro de Justicia, Germán Garavano, lamentó que la investigación "se manche con recusaciones, planteos y cuestionamientos" al juez del caso. Por su parte, el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, reconoció que para la Casa Rosada "no es un caso policial más" y lamentó que "pasaron 50 días" desde que el joven fue visto por última vez y que aún están "lejos de saber qué ocurrió".

"Tenemos que ser muy respetuosos de los procesos judiciales", reclamó Peña, y advirtió que hubo "mucha información que ha sido contradictoria y también falsa".

Sobre las críticas que recibió el gobierno por parte de organismos de derechos humanos y sectores de la oposición, para Peña "no hay duda de que se ha hecho un uso político" del caso en plena campaña para las elecciones legislativas.

"Hubo mucha información que ha sido contradictoria y también falsa que se está tratando de esclarecer y muchos intereses en el medio que hay que dejar a un costado", se quejó.

A su turno, Garavano, lamentó que "un proceso judicial se manche de esta manera, con recusaciones, planteos y cuestionamientos", y dijo que "pareciera que en la Argentina nunca podemos tener procesos judiciales sobre temas importantes que transcurran normalmente, sin tantas interferencias".

Para Garavano, "hay que apoyar al juez en las investigaciones" por la desaparición de Maldonado, y pidió "hacer el esfuerzo de dejar de lado las diferencias y focalizarnos en lo importante, que tiene que ver con dónde está Santiago".

A su turno, Frigerio, luego de sostener que la desaparición de Maldonado "no es un caso policial más" para el gobierno, señaló que no va hacer ninguna hipótesis sobre lo que le ocurrió al joven, ya que "si un funcionario público, con responsabilidades, opina y da un parecer sobre lo que cree que ocurrió, está creando confusión sobre el trabajo de la Justicia".

Respecto a si el caso Maldonado podría afectar electoralmente al oficialismo, el ministro respondió que eso es "lo menos trascendente", sin embargo aseguró que "gran parte de la oposición está usando este caso tan delicado y tan tremendo para sacar provecho electoral".

Frigerio sostuvo que la desaparición del joven "no es un caso policial más, es un caso que nos tiene ocupados y preocupados desde el primer momento". "Lamentablemente pasaron 50 días y estamos lejos de saber qué ocurrió, pero es un caso que tiene la Justicia", agregó.

El ministro también defendió el accionar de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, y enfatizó que la funcionaria dijo, desde un primer momento, "que no iba a inculpar a Gendarmería porque no había ninguna prueba, como no hay hoy".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario