Política

Aníbal fustigó a Lorenzetti y Berni consideró que la Justicia es una joda

Tras las recientes críticas de la presidenta al titular del máximo tribunal, ayer desde el gobierno volvieron a cargar contra el Poder Judicial.

Jueves 30 de Abril de 2015

Desde el gobierno nacional volvieron ayer cuestionar el desempeño del Poder Judicial, que —según el secretario de Seguridad, Sergio Berni— “no funciona” y es “una joda”, mientras que el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, le apuntó al titular de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti, por conformar “un unicato, que no es saludable”.
  La embestida se suma a la que anteayer realizara la presidenta Cristina Kirchner contra Lorenzetti por haber expresado “preocupación” por la inseguridad y el narcotráfico.
  Según Aníbal Fernández, la concentración de poder en la Corte se evidencia “si uno analiza los gestos” y las “actitudes” de su titular, y señaló que la jefa del Estado fue “gráfica” al decir que “quienes tienen la responsabilidad de conducir el Poder Judicial pongan más dinero en los juzgados federales” para que puedan llevar adelante causas como las de narcotráfico.
  Con inusitada dureza, Berni consideró “una joda” el desempeño del Poder Judicial, porque —analizó— “la Justicia en una sociedad tiene un rol fundamental: es la columna vertebral, un ordenamiento; es la institución que debe llevar permanentemente ese ordenamiento en la sociedad”, tras lo cual se quejó de que “eso no funciona”.
  Sustentó su afirmación con un ejemplo: “Cuando vemos que a los narcotraficantes los detenemos con droga en el interior de su auto y, después, la Justicia dice «bajo qué autoridad la Gendarmería puede abrirle el baúl de un auto, entrar en la intimidad de una persona y confiscarle la droga»... entonces lo que nos está pasando es eso, es una joda”.
  Berni apuntó así al Poder Judicial, luego de que la presidenta le respondiera a Lorenzetti (quien había señalado que la inseguridad y el narcotráfico son “flagelos preocupantes” en el país), y le reclamó que los Juzgados sean dotados de más empleados y recursos.
  Ayer Aníbal Fernández tomó la posta y volvió a cruzar a Lorenzetti: “Es falso (que la Corte) está para ponerles límites a los otros poderes, entre ellos al gobierno”. Además, se mostró “preocupado por la composición” actual del alto tribunal al considerar que está “en un unicato que no es saludable”.
  En su habitual conferencia de prensa matutina, Aníbal calificó de “por lo menos confusas” las consideraciones de Lorenzetti, dijo que quería “hacer algunas aclaraciones”. En ese marco, sostuvo que “no ha sido evaluada” por el gobierno la posibilidad de aumentar el número de miembros de la Corte, pero que “le preocupa su actual composición”.
  “Debieran ser cinco, pero tras el desgraciado” deceso de Carmen Argibay y Enrique Petracchi “quedó en cuatro”, dijo, y reiteró sus críticas a Carlos Fayt porque “no está en condiciones de llevar adelante su tarea”. Luego  puntualizó que “estamos en tres, y de esos tres el que toma prácticamente las decisiones es el presidente”, tras lo cual sostuvo que “de esta manera estamos en un unicato que no es saludable”.
  Además, y tras recordar que Lorenzetti había expresado que “la Corte no gobierna pero está para ponerle límites a los otros poderes, entre ellos al gobierno”, aseguró que eso “es falso”. “No hay en la Constitución ni dentro de la legislación argentina la misión del Poder Judicial o de la Corte específicamente de ponerle límites a los otros poderes ni mucho menos al gobierno, a aquellos que han sido elegidos por la voluntad popular”, sostuvo Fernández.
  “La Corte y los jueces lo que hacen es tutelar los derechos vulnerados por el Estado o por particulares, y también tutela a los más débiles de acciones lesivas efectuadas por las corporaciones”, dijo.
  Además, la Corte “si gobierna, se gobierna a sí misma, tiene la responsabilidad de gobernarse”, agregó el funcionario.
  “Si analizo las definiciones del propio presidente de la Corte, él dice que además es el gobierno del Poder Judicial, toda una definición en la cual él sería el presidente de ese gobierno”, consideró, y cerró: “Uno se da cuenta que lo que dice es así, porque ha concentrado todo lo que es la función y la gestión administrativa del Poder Judicial, de tal manera que se puede ver a simple vista”.

El titular de la Corte les pidió independencia a los jueces

Ricardo Lorenzetti dijo que “los jueces tienen ideas como cualquier persona”, aunque aclaró que “no pueden participar de actividades partidarias”. También destacó que “las agrupaciones internas siempre existieron” entre los magistrados y sostuvo que “es legítimo” que existan visiones distintas en el Poder Judicial, en referencia a núcleos como el de la marcha del 18-F o Justicia Legítima. “No está mal”, agregó el magistrado, aunque consideró que es importante “diferenciar eso de la realidad judicial”, en razón de los cual les pidió “mantener su independencia a la hora de los fallos para así crear confianza en la población”.
  Sobre su reelección anticipada en el cargo (tendrá mandato hasta 2019), reconoció que “es un tema complicado”, porque “no es como en el poder político”, y agregó que no se trata de “un sistema rígido” por lo que dejó entreabierta la posibilidad de que podría bajarse de la presidencia una vez completado los miembros del máximo tribunal.
  Además, señaló que “es importante que la Justicia esté más cerca de la gente” y que “es necesario que haya más jueces que permitan resolver los problemas concretos”.
 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario