Policiales

Uno de cada tres asesinatos ocurridos en Rosario durante 2021 fueron por encargo

El dato surge de un informe oficial de la provincia. Más de la mitad de las víctimas murieron a 500 metros de sus domicilios. Aumenta el uso de armas de fuego para matar. Solo un dos por ciento de los casos fue en ocasión de robo

Jueves 14 de Octubre de 2021

Más de la mitad de las víctimas de homicidio en la ciudad de Rosario durante 2021 encontró la muerte muy cerca del lugar donde vivía. De los 146 casos en los que se encuentra información clara sobre el evento, surge que esa proporción de víctimas residía a 500 metros o menos de su vivienda, cifra que escala al 61% del total si se considera un radio de alrededor de diez cuadras entre domicilio y lugar de ejecución del crimen. Otro valor de gran impacto es que uno de cada tres homicidios ocurridos en la ciudad fueron por encargo.

Estos guarismos aparecen en un reporte de actualización mensual de homicidios del Observatorio de Seguridad Pública, al que aportan el Ministerio de Seguridad y el Ministerio Público de la Acusación (MPA) de la provincia. Los datos considerados se cerraron cuando al finalizar septiembre en la ciudad se contabilizaban 151 homicidios de los que en 146 casos estaban disponibles tanto los domicilios de las víctimas como el lugar del crimen. En todo el departamento el total de casos al último día de septiembre de este año era 171.

Embed

Entre los datos más llamativos del informe surge que la mayor parte de los asesinatos en Rosario tienen como motivante una disputa entre bandas criminales o inscriptas en tramas de economías delictivas. También enciende alarmas el hecho de que en tres de cada cuatro crímenes en Rosario de este año las investigaciones preliminares indican que fueron resultado de un plan previo. Las muertes que surgen en un contexto de robo son notoriamente bajas: solamente en un dos por ciento de los casos una persona fue víctima de asesinato porque querían despojarla de un bien.

Este año en Rosario los homicidios, además, dejan de concentrarse en los fines de semana para desplegarse más durante los días hábiles. Otro punto fuerte que acentúa una tendencia es que en la mayor ciudad provincial este año la cantidad de homicidios con arma de fuego es más marcada que nunca. Son casi nueve de cada diez casos. Eso en un territorio en donde el uso de balas para quitar la vida ya es históricamente alto.

Siete de cada diez homicidios durante el transcurso de 2021 entre enero y septiembre en el departamento Rosario, que sumaron 171, sucedieron en la calle. Esta cifra resulta similar a las observadas para la provincia y el departamento La Capital (70,5% y 73%, respectivamente). Por su parte, en el departamento Rosario los homicidios que tuvieron lugar en domicilios particulares representan un 20% del total, un valor en retroceso desde 2018.

Embed

Cuando se analiza para el departamento Rosario la distribución de las muertes violentas de acuerdo a los contextos en los que sucedieron, se observa en el departamento Rosario que la mayoría de los homicidios surgen en tramas asociadas a organizaciones criminales o economías ilegales que en otras zonas de la provincia. En el departamento Rosario seis de cada diez casos tienen que ver con esto, mientras que los porcentajes son de 14,3% en el departamento La Capital y 46,6% en la provincia considerada como un todo. Los homicidios que surgen de conflictividades interpersonales, para diferenciarlos de los que están ligados a bandas, no llegan aquí a dos de cada diez, contra 33,6% a nivel provincial y 68,3% en La Capital.

Embed

Finalmente, las muertes ocurridas en el departamento Rosario en contexto de robo apenas representan un 2% del total. La distribución es similar a la observada para todo el año 2020, con una participación relativa inferior de casos en contexto de conflictos interpersonales y en ocasión de robo, acompañado por una mayor frecuencia de hechos en el marco de economías ilegales / organizaciones criminales.

Además, para el departamento Rosario, en tres de cada cuatro casos se advirtió que la agresión que produjo la muerte no fue espontánea, sino que tuvo un componente aunque sea mínimo de planificación. Este indicador es superior al registrado a nivel provincial (66%) y mayor aún al del departamento La Capital (52,4%). Si bien en el año 2020 este indicador fue similar al observado en lo que va del 2021 se registró este año una tendencia superior.

Embed

Por último, en el departamento Rosario se identificó que una de cada diez de las víctimas no eran destinatarias principales de los ataques, cifra similar a la registrada a nivel provincial (7,8% del total) mientras que en La Capital la proporción fue 4,8%. Este valor resulta hasta ahora levemente superior al registrado para Rosario en todo el año 2020.

Los homicidios cometidos en la ciudad de Rosario presentan mayor dispersión territorial que lo apreciado en la ciudad de Santa Fe: si bien se observa mayor frecuencia en la zona sur y en la zona oeste, con varios casos también hacia el noroeste, en general se registran hechos en buena parte de la traza urbana por fuera del cuadrante definido por las avenidas Ovidio Lagos y Pellegrini. Pueden identificarse como los territorios con las acumulaciones más importantes de casos a los barrios Bella Vista, Villa Banana y Godoy en la zona oeste de la ciudad; Tablada, Las Flores y la Granada en el sector sur/sudoeste y Ludueña y Larrea y Empalme Graneros en el noroeste. Esto se condice con la distribución geográfica apreciada para 2020.

Embed

La totalidad de casos ocurridos en el departamento Rosario, así como también los domicilios de muchas de las víctimas, se dan en una pequeña fracción territorial del departamento, alrededor de la ciudad de Rosario. De los homicidios cometidos en la ciudad de Rosario, gran parte de sus víctimas se domiciliaban en esta misma ciudad (nueve de cada diez), mientras que algunos otros contaban con domicilio en las ciudades de Villa Gobernador Gálvez, Pérez o Granadero Baigorria. Situación similar se aprecia con los casos ocurridos en las localidades aledañas, con mayor presencia de víctimas residentes en la localidad respectiva y algunas otras con domicilio en los alrededores.

Nueve de cada diez víctimas de homicidio en Rosario fueron varones. Tanto a nivel provincial como en La Capital, indica el informe, la proporción de mujeres desciende sostenidamente desde 2017, mientras que en Rosario el porcentaje de mujeres permanece estable desde 2015.

La distribución de las víctimas por grupos etarios muestra que en el departamento Rosario la mayor concentración se registra entre los 25 y los 29 años, esto es dos de cada diez víctimas. Le sigue la franja de entre 20 y 24 años, con un valor apenas menor. Por otra parte, se observa que la tercera parte de las víctimas tenían entre 25 y 34 años al momento de su muerte. Tres de cada diez tenían entre 15 y 24 años y casi dos de cada diez entre 35 y 44 años.

Embed

Los análisis del Observatorio implican una importante elaboración sobre las tramas de violencia de alta lesividad que son fundamentales para entender los homicidios, saber en qué áreas tienen mayor incidencia, en qué franjas etarias y en qué motivaciones. Son el paso elemental e indispensable para, como señalan distintos especialistas que incluso aportan a este informe, avanzar en lo que es un déficit hace una década, que es robustecer las respuestas de política pública frente a un fenómeno sostenido de los más críticos de Rosario.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario