Policiales

Una mujer con pasado de robos y escruches

Viernes 23 de Febrero de 2018

Betiana Mabel Quintana, la viuda de Diego "Tarta" Demarre, está presa desde marzo de 2016 cuando fue detenida junto a tres hombres en el marco de seis allanamientos bajo la acusación de integrar una banda dedicada a cometer escruches (robos que ocurren cuando los dueños de las vivienda no están) en casas del macrocentro y negocios del microcentro rosarino. Entonces una fuente de la investigación señaló que la organización era liderada por la mujer cuyo marido había sido dueño del boliche de Villa Gobernador Gálvez donde el 26 de mayo de 2013 asesinaron a Claudio "Pájaro" Cantero.

Pero antes de ese episodio, por el que purga una condena a 6 años de prisión, Quintana ya había sido detenida en 2014 en el norte provincial por otro hecho de robo por el cual también teminó sentenciada. Fue el 3 de diciembre de aquel año cuando cayó en la ciudad de Malabrigo (a 470 kilómetros al norte de Rosario) por un insólito atraco perpetrado en un criadero de pollos ubicado a 6 kilómetros de esa ciudad.

Baterías y pollos

Al menos cuatro personas llegaron a ese lugar en una camioneta Toyota Hilux gris y rápidamente redujeron al cuidador del predio, Ofimio Vega, de 74 años, a quien maniataron y encerraron en una pieza. Lo llamativo fue que la banda sólo se llevó del lugar 19 baterías en desuso y cuatro bolsas de pollos eviscerados. "Es lo que fueron a buscar porque no exigieron otra cosa", sostuvieron los investigadores, quienes achacaron a los ladrones el atraco cometido el 2 de agosto de ese mismo año en otra quinta de Malabrigo a la que llegaron en dos autos (uno de ello un Volkswagen Bora gris) y robaron 2.500 dólares, una computadora y elementos de campo.

Tras ese robo, la policía de las unidades regionales de Reconquista y de Vera persiguieron al Volkswagen Bora al que interceptaron en el cruce de las rutas nacional 11 y provincial 36. Allí detuvieron a Betiana Quintana y a Franco Lorenzo Bailone, de 19 años, oriundo de Villa Gobernador Gálvez. Ambos quedaron a disposición del fiscal Aldo Gerosa y en la misma semana recuperaron la libertad luego de pagar una fianza de 30 mil pesos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario