Policiales

Un comisario va a juicio oral acusado de apremios ilegales

Carlos Rodríguez está imputado de golpear con un palo a un hombre que había sido demorado en la comisaría 2ª una mañana de 2015

Jueves 09 de Noviembre de 2017

Un oficial de la policía rosarina será juzgado por someter a apremios ilegales a un hombre de 37 años que lo denunció por haberlo golpeado con un palo de madera en una celda de la comisaría 2ª donde estuvo demorado cerca de ocho horas. Se trata del comisario Carlos Eduardo Rodríguez, de 45 años y entonces jefe de la mencionada seccional, quien irá a juicio en fecha a definir por el incidente ocurrido hace casi tres años.

En tal sentido, ayer se realizó la audiencia preliminar al juicio oral. Durante el trámite la defensa requirió el sobreseimiento mientras que la fiscal de Violencia Institucional, Karina Bartocci, solicitó cuatro años de prisión y la querella representada por miembros de la Cátedra de Criminología de la Facultad de Derecho de la UNR pidió cinco años de cárcel.

De madrugada

Fuentes allegadas a la querella contaron que el hecho se originó minutos después de las 4 de la mañana del 4 de febrero de 2015 cuando Víctor Alejandro F. fue llevado detenido a la seccional 2ª de Paraguay al 1100. El hombre, según los voceros consultados, fue demorado por un presunto incidente de vandalismo en la calle e ingresado a una celda. Transcurrido un tiempo comenzó a quejarse de la situación.

Horas más tarde, pasadas las 9 de la mañana, Rodríguez y otro empleado de la comisaría, al parecer molestos por las quejas que profería F. ingresaron a la celda donde estaba y en presencia de otro detenido comenzaron a pegarle con un palo.

Un mes después el comisario fue imputado de haberle "pegado con un palo de madera de un metro y medio y provocarle lesiones en brazos, piernas, codos y rodillas mientras le gritaba e insultaba de manera denigrante".

Pruebas

En la audiencia de ayer las partes presentaron ante el juez penal José Luis Suárez las pruebas y testigos que pretenden llevar al debate oral.

En primer lugar la defensa manifestó que ante la ausencia del imputado, quien se encuentra en libertad, estaban tratando de ubicarlo. Sin embargo, la Fiscalía y la querella prestaron consentimiento a realizar la audiencia sin la presencia de Rodríguez, lo que fue admitido por el magistrado.

A continuación la Fiscalía relató los hechos imputados al comisario, planteó la calificación del delito atribuido como apremios ilegales y pidió una pena de cuatro años de cárcel.

Luego fue el turno de la querella que, además de adherir a la acusación formulada por la Fiscalía planteó como alternativa que, de demostrarse en el juicio que la intensidad del padecimiento físico y psíquico de F. fuera mayor se podría configurar el delito de torturas por lo cual pidió una condena a cinco años.

Por su parte la defensa a cargo de los abogados Jorge García Cupé y Alberto Tortajada requirió el sobreseimiento de Rodríguez. La Fiscalía y la querella se opusieron y el juez no hizo lugar al planteo; en cambio, admitió la acusación tal como fue planteada por la acusación y los representantes de la víctima.

Luego las partes ofrecieron las pruebas y testigos que serán citados para el debate. La Fiscalía propuso citar a algunos hombres que estuvieron detenidos esa mañana, a tres médicos que en distintos momentos supuestamente revisaron a F., a ocho policías que ese día trabajaron en la seccional 2ª y a otros tres que estaban en Asuntos Internos.

La parte querellante ofreció entre las pruebas las actas del procedimiento, la denuncia radicada por F. en Fiscalía, un croquis del lugar de detención, fotos de las lesiones sufridas por F., informes médicos, vistas fotográficas del sector de alojamiento en la comisaría y el libro memorándum de guardia entre el 14 de enero y el 26 de febrero. En cuento a los testigos, además de los uniformados que trabajaban en la 2ª ofrecidos por la defensa, requirió citar a personal policial de distintas dependencias de la Jefatura.

La defensa también ofreció pruebas documentales como actas, informes y testimonios de policías y civiles.

paraguay 1100. La seccional 2ª, donde ocurrió el oscuro episodio.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario