Policiales

Reclamos en el caso de un adolescente al que mató un policía

Hoy Brandon Cardozo cumpliría 19 años y se realiza un festival para recordarlo. Piden incorporar un agravante a la calificación del hecho.

Lunes 19 de Febrero de 2018

Familiares y allegados a Brandon Cardozo, un adolescente de 16 años asesinado por un policía en una fiesta callejera el primer día de 2016, realizarán hoy un festival frente a los Tribunales provinciales para recordar al chico que hoy cumpliría 19 años. La actividad, denominada "Yo me pongo la camiseta" en alusión a la faceta futbolística del pibe que jugaba en la liga casildense, se realizará desde las 18 en la plaza del Foro de Balcarce y Montevideo.

Por el hecho está detenido el policía Emiliano Martín G., cuya prisión preventiva fue prorrogada hasta el próximo 28 de junio, fecha tope para la realización del juicio oral según dictaminó un juez a fines del año pasado.

Si bien la fiscalía ya formuló una acusación con un pedido de 24 años de cárcel para el imputado, desde el entorno de Brandon reclaman que la acusación contemple como agravante la calificación de su condición de agente policial, lo que podría elevar la pena a prisión perpetua.

Tiros en una fiesta

El 1º de enero de 2016 Brandon participaba con amigos de un festejo de año nuevo en Centenario y Entre Ríos, en la zona sur de la ciudad. Cerca de las 2.30 se desataron incidentes y alguien de entre las más de 300 personas comenzó a disparar.

Brandon fue alcanzado por una bala en el mentón y fue trasladado al Hospital Roque Sáenz Peña, donde llegó sin vida.

Varios testigos sindicaron al policía Emiliano Martín G., quien estaba franco de servicio, de haber sacado su arma reglamentaria y comenzar a disparar.

Al ser imputado, el policía dijo haber realizado siete detonaciones al aire mientras que acusó a otro policía presente en el lugar, de apellido B., de haber disparado "a la gente con un revólver calibre 38 que se lo había visto cuando cursamos en el Instituto de Seguridad Pública", declaró entonces.

Sin embargo, para la querella que representa a la familia de Brandon, hay evidencia muy contundente contra el acusado. Según sostuviera tras la audiencia en la que se prorrogó la prisión preventiva al policía por seis meses, a finales de diciembre, el abogado Salvador Vera sostuvo que además de las testimoniales las pericias también complican al imputado, ya que "las únicas vainas que se encontraron en la escena del crimen se corresponden con su arma reglamentaria".

Condición permanente

En ese marco, la fiscal de Homicidios Marisol Fabbro imputó a G. de homicidio agravado por el uso de arma de fuego. Sin embargo, desde el entorno de Brandon reclaman un cambio en la modificación legal, por entender que "la imputación debería ser por homicidio calificado por su condición agente policial".

Al respecto, consideran que más allá de estar franco de servicio G. disparó con su arma reglamentaria; pero además el carácter policial "es permanente" y no se limita al momento de prestar funciones.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario