Policiales

Prisión preventiva a un joven por una saga de delitos con armas

Maximiliano R. es parte de una familia que mantiene a maltraer a vecinos de zona noroeste.

Sábado 03 de Marzo de 2018

Maximiliano R., uno de los hermanos de "Lichy", un bandido del barrio Municipal de Nuevo Alberdi, fue imputado ayer por una serie de delitos contra las personas a partir de cinco denuncias presentadas por vecinos de su barriada. "El melli", como se lo conoce, fue acusado por el fiscal Mariano Ríos, de la Unidad de Flagrancia, por los delitos de violación de domicilio, amenazas calificadas y coactivas, lesiones agravadas por el uso de arma de fuego, abuso de arma y portación ilegítima de arma de uso civil. En ese marco, el juez de Garantías Facundo Becerra homologó un acuerdo de partes entre la Fiscalía y la defensa dictándole una medida cautelar de 30 días de prisión preventiva que "El melli" pasará en el pabellón 9 de la Unidad Penitenciaria 6, la ex alcaidía de la Jefatura de policía.

   Los vecinos del barrio Municipal de Nuevo Alberdi dicen temerle a la banda de "Lichy". Temen por la ferocidad y violencia de sus incursiones armadas. Pero cuando se habla de "Los melis" el terror se profundiza. Estos jóvenes no son mellizos, aunque su parecido físico hizo que se ganaran el apodo. Maximiliano tiene 18 años y Luciano 17. Algunos en el Municipal dicen que son hermanos. Otros primos hermanos. Lo concreto es que los dos hoy están presos. Luciano fue detenido hace un mes en una investigación por abusos de armas reiterados y quedó a disposición de la Justicia de Menores por lo que está alojado en el Instituto de Rehabilitación del Adolescente Rosario (Irar).

En un motel

El martes a las 7 de la mañana Maximiliano dormía junto a su novia de 17 años en un motel ubicado sobre la ruta nacional 34 cuando fue detenido por efectivos de la Tropa de Operaciones Especiales (TOE) que ya lo había buscado en las inmediaciones de Luzuriaga y Vieytes, donde reside su familia.

   Sobre él pesaban al menos dos pedidos de captura emitidos por el juzgado de Menores 2, uno de ellos por el homicidio del almacenero Edgardo Picatti (cometido el sábado 7 de mayo del año pasado en su almacén de Beppo Levi 3130, en el barrio Cristalería). Y por cinco hechos violentos ocurridos entre el 4 de noviembre de 2017 y el 10 de febrero del 2018 en la zona noroeste.

   Maximiliano se sentó ayer en el banquillo junto al abogado defensor Gregorio Gómez y escuchó las imputaciones que le hizo el fiscal Ríos. El día anterior había desfilado por los pasillos de Tribunales para ser indagado en el juzgado de Menores 2 (ver aparte). Según la acusación, el 4 de noviembre pasado Maximiliano y su hermano Luciano llegaron a una casa de Servellera al 1000 y le dijeron a la dueña de la vivienda que la propiedad ya no era suya. Que se tenía que ir porque sino volverían armados y sacarían a todos. Ante la negativa, a los pocos minutos "Los mellis" regresaron armados e increparon bajo amenazas de muerte a los residentes del lugar. El fiscal calificó el accionar de Maxi como coautor de violación de domicilio, amenazas calificadas y coactivas.

   El fiscal también acusó a "El melli" de haber herido de cinco balazos a Kevín, un pibe de 17 años, el 4 de diciembre del año pasado en Bouchard y Luzuriaga. En esa oportunidad Maximiliano actuó con el apodado "Chichino". Los dos cruzaron a Kevin cuando éste iba en bicicleta, lo bajaron del rodado y cuando estaba sobre el pavimento "El melli" le disparó. El hecho fue calificado como lesiones agravadas por el uso de arma de fuego.

   Las acusaciones continuaron. Ríos indicó que el 27 de diciembre a la noche Maximiliano llegó a una casa de Servellera al 1000 e increpó duramente a Luisa, la dueña de casa. "El melli" llegó preguntando por el nieto de la mujer y ante la negativa de ésta de llamarlo, Maximiliano ingresó al domicilio con una pistola en la mano al grito de "querés que le rompa las piernas, querés que te rompa las piernas a vos también". Esa conducta fue tipificada como amenazas calificadas.

Los otros cargos

La siguiente acusación contra Maximiliano indicó que el 30 de diciembre de 2017 al mediodía pasó con un Fiat Palio rojo conducidopor su hermano Luciano y disparó contra una vivienda de Gazcón al 3000, a 50 metros de la subcomisaría 2ª. En ese domicilio reside un menor que se moviliza con una silla de ruedas. La dueña de casa denunció que Maximiliano le disparó al menos dos veces. Que los restantes disparos impactaron en una medianera, el frente y un portón. En total se recolectaron 15 vainas servidas del lugar. Luego, con la policía en el sitio, "Los mellis" regresaron y se estacionaron en la esquina de la casa baleada. Fueron perseguidos pero no detenidos. El hecho fue tipificado como abuso de arma y portación ilegítima de arma de uso civil.

   La última imputación indicó que el 10 de febrero del 2018 a la tarde Maximiliano pasó en un Renault 19 por el frente de una casa de Gazcón al 3900 y le exhibió a la moradora un arma de fuego. La conducta fue tipificada como amenazas calificadas. Una vez que el fiscal finalizó, el juez Becerra le preguntó a "Melli" si quería declarar: "Niego todos los hechos y solicito mi libertad", dijo. Y le pasó la palabra a su defensor.

   El abogado Gregorio Gómez cuestionó, sin entrar en pormenores, la manera en la que fue detenido Maximiliano e indicó que había pactado un acuerdo con la Fiscalía sobre una medida cautelar que le permitiera tomar contacto con los legajos acusatorios. A su tiempo el fiscal Ríos le puso plazo al acuerdo. Pidió una medida cautelar de 30 días, con vencimiento el 28 de marzo.

   Puesto a resolver, el juez Becerra avaló el acuerdo de partes. Y dejó en claro la validez de la orden de detención con la que fue aprendido Maximiliano el pasado martes en el cuarto de un motel.

Imputaciones de cuando aún era menor

Un día antes de ser imputado como mayor, Maximiliano R. estuvo en el juzgado de Menores 2ª fue imputado por los dos hechos por los que habían solicitado su captura. El primero fue una tentativa de homicidio ocurrida en noviembre de 2015, en la que fueron heridos tres pibes en barrio Cristalería; el segundo, el asesinato del almacenero Edgardo Picatti, ocurrido el sábado 7 de mayo pasado en su granja de Beppo Levi 3130.

   Al momento de ese homicidio Maximiliano era menor. Cumplió los 18 años el pasado 25 de octubre. La tentativa del homicidio por la que se acusó a uno de "Los melli" ocurrió el miércoles 11 de noviembre de 2015 en barrio Cristalería cuando tres pibes que circulaban en un carro tirado a caballo fueron emboscados por un trío de tiratiros entre los que estaba Maximiliano. El saldo de la encerrona fue que los pibes del carro resultaron heridos de bala, uno de ellos en los testículos, otro en el abdomen y el tercero en las piernas. A los heridos el trío agresor sólo les robó las zapatillas.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario