Policiales

Prisión preventiva a un joven por participar del crimen de un vecino

Un joven de 20 años quedó en prisión preventiva como partícipe necesario del homicidio de José Luis Cuello, el hombre que murió de múltiples heridas de arma blanca el sábado a la noche en un pasillo ubicado en French al 2000 luego de una confusa reyerta vecinal.

Martes 21 de Noviembre de 2017

Un joven de 20 años quedó en prisión preventiva como partícipe necesario del homicidio de José Luis Cuello, el hombre que murió de múltiples heridas de arma blanca el sábado a la noche en un pasillo ubicado en French al 2000 luego de una confusa reyerta vecinal. Hay un hombre identificado como el autor material del crimen y un tercer agresor, pero al cierre de esta edición ambos permanecían prófugos. Familiares del imputado dicen que al ser detenido la policía lo sacó de su casa y no que fue atrapado mientras trataba de huir, versión que se consignó en los partes oficiales.

Con los pasillos de Tribunales desiertos por el feriado fue sometido a una audiencia Sergio Orlando B., el mismo día que cumplía 20 años. Dijo que vivía en French 2005, que trabajaba como cuidacoches, cortaba el pasto y hacía changas

El fiscal Luis Schiappa Pietra hizo un breve repaso del hecho ocurrido el sábado a las 23.30, cuando un grupo de personas se trenzó en una pelea sobre la entrada de un pasillo ubicado sobre French al 2000, en la zona noroeste de Rosario.

Sin exponer las motivaciones de un homicidio que estuvo precedido por una batahola de botellazos y piedrazos, el fiscal relató que Cuello fue apuñalado por Walter "Ñoño" A., a quien algunos testigos vieron con una camiseta de Rosario Central con el número 9.

En tanto que a Sergio Orlando, el acusado, le achacó haber golpeado a la víctima junto a un tercero identificado como "Lati" (prófugo), mientras Cuello era herido de muerte. Quedó imputado como partícipe primario de homicidio simple. Al escuchar la acusación el joven negaba en silencio con la cabeza.

El fiscal citó a testigos y actas policiales. Según el parte oficial, el joven trató de escapar pero fue capturado a 30 metros de la escena del crimen con un buzo con manchas rojizas que serán analizado por un gabinete científico.

El defensor público Francisco Broglia rechazó el pedido de prisión preventiva para su defendido y también los términos de la acusación. "No hizo un aporte esencial al hecho, no tenía armas", dijo.Sin embargo el juez Juan Andrés Donnola consideró que "el aporte ha sido participativo, no de simple lesiones" y ordenó la prisión preventiva por el plazo de ley (hasta dos años).

A Sergio Orlando B. lo acompañó en la sala una prima con la que vive en el pasillo donde se desató el homicidio. Lidia dijo que Sergio "es un chico que no tiene problemas con nadie. Trabaja en avenida Alberdi, hace changas y todo lo que gana es para llevarle a su pequeña hija". Y contó que ella al ver los incidentes salió a buscar un patrullero. "En ese momento yo vi que él volvía de la iglesia, mientras los otros se peleaban. Lo sacaron de adentro de la casa descalzo, nunca intentó de huir. En el barrio hay un grupo de gente violenta, que toman, se drogan y provocan problemas", agregó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario