Policiales

Prisión preventiva a un joven por matar a su pareja

Matías R., de 18 años, quedó preso por el asesinato de Sabrina Vallejos en la casilla que compartían en Avellaneda al 4300.

Jueves 09 de Noviembre de 2017

La escena que encontraron vecinos y peritos en la casilla de la zona sudoeste donde apareció muerta Sabrina Alida Vallejos parecía montada. Su novio aseguró que la había encontrado colgando de una sábana atada a un tirante del baño pero la chica estaba en el piso, con un fuerte golpe en la cabeza, cortes y un cuchillo a su lado. Por esas incongruencias Matías Ricardo R., su novio de 18 años, quedó imputado ayer como autor de un homicidio calificado por el vínculo y por la violencia de género, delito que se pena con prisión perpetua. El joven seguirá en prisión preventiva por el plazo legal y a la espera de un informe final de autopsia, examen que hasta ahora no pudo precisar la causa de muerte según lo dispuso la jueza Hebe Marcogliese.
   Los familiares de la chica de 22 años fallecida el lunes declararon que entre ella y Matías R., su pareja desde hacía siete meses, existía una relación intermitente y violenta. En al menos seis ocasiones la habían encontrado "muy moretoneada" (ver aparte). Los vecinos también describieron episodios de violencia. Una mujer del barrio apeló a una sugestiva construcción verbal para describir el vínculo: dijo que "se vivían matando" y que eran frecuentes los gritos y discusiones en la precaria casilla de Avellaneda 4341 donde ocurrió el final.
Agravantes
La fiscal Marisol Fabbro citó esos elementos al imputar a Matías R. como autor de un crimen sobre el que recaen dos agravantes pesados: la relación de convivencia previa y la violencia de género. Los papás de la chica escucharon la acusación desde el fondo de la sala. Recién llegaban del entierro de la joven luego de dos días tortuosos a la espera del cuerpo. Presenciaron la audiencia con ojos llorosos y al terminar, conmovidos, se excusaron de hablar. En el otro extremo se ubicaron los padres del imputado.
   Según el relato acusatorio ya se venían suscitando discusiones y agresiones físicas entre ambos jóvenes. Vallejos había sido agredida por su pareja con lesiones visibles al menos seis veces. La noche anterior al deceso, según la fiscal Fabbro, Matías R. le prohibió a Sabrina salir de la casa. En ese contexto la fiscal acusó al joven de haber atacado a la chica alrededor de las 13 del lunes al causarle "lesiones de gravedad con un cuchillo de cocina color rojo, traumatismos graves en el cráneo con un objeto contundente o contra una superficie dura y movimientos de estrangulación con una sábana".
Pedido de ayuda
Minutos después Matías R. salió de la casa consternado, pidiendo ayuda. "Se ahorcó", le dijo a una vecina que fue la primera en acercarse a ayudar y quien encontró a la chica en el piso. "Noté que tenía la cabeza mojada, todo el cuerpo mojado, y me sorprendió un tajo en la cabeza porque no había sangre", contó la mujer. Alrededor de las 13.20 llegaron los policías que secuestraron un cuchillo rojo y una sábana que serán peritados. Luego una médica del Sies constató la muerte de Sabrina. Advirtió que tenía heridas cortantes en el cuello y la región frontal y que no presentaba surcos profundos de ahorcadura.
   Los peritos encontraron discordancias entre esa escena y el relato del joven, quien dijo que al descolgarla del techo del baño la chica se le había caído y en ese momento se golpeó la frente. Otra vecina que llamó al 911 contó que estaba en la vereda de enfrente descargando arena cuando vio que entraba a la casa la mujer. Unos diez minutos más tarde ingresó él y tras otros quince minutos el muchacho salió pidiendo ayuda pero "sin gritar".
   "Ella tenía un tajo de unos tres centímetros en la frente. El le arrojaba agua, la zamarreaba, le apretaba la panza (contó). Lo vi nervioso, pero nervioso por él. Como si se le hubiera ido la mano", agregó la mujer.
Golpe frontal
Si bien el informe preliminar de autopsia aún no está listo, la fiscal transmitió en la audiencia los resultados que le adelantó el médico forense Raúl Rodríguez. Según ese estudio, Sabrina tenía un golpe profundo en la región frontal que recibió aún con vida pero que no llegó a ocasionar un traumatismo de cráneo ni sería la causa de la muerte. Se detectó un leve surco de ahorcadura que no parece compadecerse con la mecánica relatada por el acusado, es decir, la de un cuerpo colgado o en suspensión. Además registraba varias lesiones leves con un elemento cortante.
   El forense no descartó que la causa de muerte haya sido una asfixia o un infarto provocado por el mecanismo de compresión en el cuello por lo que se ordenaron estudios complementarios. La defensora pública María Melania Carrara planteó que la muerte "no tiene que ver con una mecánica homicida" y pidió que se agreguen estudios toxicológicos. Es que, según cinco testimonios que citó, la chica registraba un "prolongado consumo de estupefacientes" y ambos integrantes de la pareja ejercían actos de violencia.
   Matías R., de 18 años, permaneció con una expresión distante a lo largo del trámite. De estatura baja y rostro aniñado, tenía una herida reciente en la mejilla derecha. Cursó hasta 6º grado de la escuela primaria y dijo haber trabajado como ayudante de albañil. Cuando la jueza le preguntó si comprendía la acusación contestó que no. Debieron explicársela. Luego de dudar un instante dijo que quería declarar.
   "Habíamos discutido y yo me iba para la casa de mi mamá. Cuando llegué a mitad de camino algo me decía volvete. Me volví y ella estaba colgada del baño, con los pies doblados. Corté la sábana con un cuchillo que ella tenía ahí y se me cae para adelante. Yo no vi el tajo que se hizo. Y ahí llamé a los vecinos", relató el muchacho, que se mostró dubitativo al responder preguntas. Cuando Fabbro le hizo notar la escasa altura del techo del baño dijo que Sabrina "dobló los pies para que no toquen el piso". No pudo precisar contra qué superficie se golpeó la joven y dudó al recrear el recorrido que, según él, hizo antes de volver a la casilla.


"Discutían y él le pegaba"

"Yo le decía que se iban a terminar matando", declaró la madre de Sabrina Vallejos. Tanto ella como el papá de la chica y vecinos refirieron situaciones previas de violencia en la relación. "En ese rancho convivían desde hacía siete u ocho meses", dijo la mamá, a quien una vecina le contó que la noche anterior él le había impedido salir de la casa cuando ella gritaba que se quería ir. "Discutían y él le pegaba. Cuando iba a visitarme siempre estaba muy moretoneada en las piernas y en los brazos. Me contestaba que se había peleado con Matías. Ella decía «me voy a separar y me voy a quedar con mi papá». Pero volvían a juntarse y volvían los problemas", contó la mujer. Dijo que en algunas ocasiones su hija "dos o tres veces habló de matarse o ahorcarse pero después de charlar con ella se le pasaba".
Identificaron a la joven que murió tras caer de un 7º piso

La mujer que el pasado lunes apareció muerta en la vía pública tras haber caído desde el 7º piso de un edificio ubicado en la zona sureste de Rosario fue identificada como Angela Paola Ríos, de 21 años. Así lo confirmaron fuentes de Fiscalía, quienes indicaron que el cuerpo fue reconocido por familiares de la joven en el Instituto Médico Legal.

   En tanto, el principal implicado en la muerte de la joven, identificado como Norberto A., de 45 años, debió ser internado en el Hospital de Emergencias Clemente Alvarez bajo custodia policial tras sufrir una descompensación cardíaca mientras era trasladado desde la comisaría del barrio donde ocurrió el extraño episodio a una institución penitenciaria antes de realizarse la audiencia imputativa,que estaba programada para hoy.
   Norberto A. vivía en un departamento del 7º piso de la Torre D ubicada en Sánchez de Thompson 22, en la zona sur de la ciudad y desde donde cayó Angela la mañana del lunes.
   Según las investigaciones, el hombre no era bien visto en el edificio y tenía poco trato con los vecinos. En tanto, trascendió que con la joven, que no era de la zona, habían tenido un encuentro sexual ocasional que derivó en la tragedia.
   La pesquisa del caso está en manos de la fiscal de Homicidios Dolosos Marisol Fabbro, quien determinó una serie de medidas para dilucidar la mecánica y la situación en que se dio la muerte de Angela Ríos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});