Policiales

Prisión preventiva a Matías Pera por balear un boliche

Le imputaron un hecho ocurrido el 29 de octubre del año pasado en Eva Perón al 7800, donde no hubo heridos. Quedó alojado en Piñero.

Viernes 23 de Febrero de 2018

Con un gesto que denotaba entre cansancio, resignación y malestar, Matías Leandro Pera Pujol atravesó ayer la audiencia imputativa en la cual quedó acusado y bajo prisión preventiva por 45 días como autor de una balacera contra un boliche ubicado en Eva Perón al 7800, el 29 de octubre de 2017. El ex integrante de la barrabrava de Newell's Old Boys cumple desde 2015 una pena condicional a tres años de prisión domiciliaria tras ser hallado culpable de golpear y asaltar al ex líder de la hinchada leprosa, Diego "Panadero" Ochoa, en un incidente conocido como la entangada.

Mucho más delgado que en su anterior exposición pública (cuando declaró como testigo en el juicio donde Ochoa fue acusado de instigar el homicidio de su antecesor, Roberto "Pimpi" Caminos), Pera llego a la sala de audiencias con el pelo largo recogido con una cola, remera gris, jeans y zapatillas deportivas negras.

El trámite, que significó el debut de Silvia Castelli como una de los flamantes 12 jueces que juraron el miércoles, se retrasó unos minutos por problemas técnicos para proyectar imágenes que fiscal Carlos Covani expuso como evidencias.

La acusación

El fiscal detalló los argumentos por los cuales tramitó la orden de detención del ex barrabrava leproso de 35 años, que fue hallado el martes en su departamento céntrico, y ayer se presentó ante las autoridades como "entrenador y tatuador".

Covani lo ubicó el domingo 29 de octubre de 2017, a las 7.58, como acompañante de una moto Honda Tornado en la vereda del after "Don Nadie" (Eva Perón 7850), a pasos de la avenida de Circunvalación, en pleno barrio de Fisherton. Según esa hipótesis, Pera descendió del vehículo y disparó varias veces contra el interior del local con un arma de fuego calibre 22, se volvió a montar al rodado conducido por otro hombre al que se identificó como Sergio A. y huyeron.

Para el funcionario, esa acción se encuadra como abuso de armas en concurso real con portación de arma de fuego de uso civil. Después repasó las actas de procedimiento, rastros, testimonios, y registros fílmicos del ataque, el secuestro de la moto y quién era su titular.

Además, refrescó el testimonio de un joven que "desde el minuto cero" señaló a Pera como el tirador. Sin embargo el padre de esa persona también fue acusado de portar un arma de fuego y estaba dentro del local cuando ocurrió el tiroteo, con lo cual la pesquisa aún no pudo determinar las motivaciones y verdaderas víctimas, escollo que reconoció el mismo Covani.

Para demostrar el vínculo entre el dueño de la moto y Pera, el fiscal recordó una presentación que hizo el propio acusado en Asuntos Internos donde denunció una supuesta extorsión de policías de la comisaría 17ª en relación al allanamiento que se hizo en procura del rodado.

Luego se proyectó la filmación de cuatro cámaras del banco Río, ubicado a metros de "Don Nadie". En una secuencia de no más de cinco segundos se observa a dos personas a bordo de una moto que se detienen en la vereda. El acompañante desciende y efectúa disparos con su mano derecha, que tiene cubierta con un guante amarillo. Vuelve a subir al rodado y huyen.

El fiscal explicó que se realizaron capturas de pantalla de esos registros, los cuales fueron cotejados con los elementos secuestrados en la casa del imputado al ser detenido: guantes amarillos, pantalón negro y zapatillas rojas. Para el fiscal "hay coincidencia exacta" entre esos objetos y los que vestía el autor de los disparos. Aunque aclaró que "todavía hay pericias por hacer". Y tras recordar la condena por la famosa entangada, Covani pidió prisión preventiva sin plazos para Pera.

No hay elementos

La defensora de Pera, Bárbara Reynoso, no objetó la calificación legal que escogió el fiscal y le informó a la jueza que su cliente no iba a declarar. Aunque rechazó el requerimiento de medida cautelar. El padre de Pera estaba sentado en una segunda fila de la sala, y le tuvieron que llamar la atención porque en un momento quiso participar del debate.

"La Fiscalía no cuenta con elementos suficientes para considerar a Matías probable autor del delito que le achacan. La única persona que lo nombra es Valentín T. Esa persona fue demorada porque estaba levantando las vainas de la balacera junto a su padre, que fue imputado por portar un arma de fuego, cosa que no se dio con Matías. No se entiende qué hacían las personas que lo acusan a Pera levantando vainas. Suena absurdo", sostuvo Reynoso.

Sobre la filmación, la defensa sostuvo que "no es contundente para identificar a Pera". Y en relación a los elementos secuestrados en su casa, se detuvo en los guantes. "Son los que usa la madre de Matías para lavar los platos, vamos a solicitar las pericias correspondientes".

Tras reconocer la condena que tiene su cliente, que cumple "con los requisitos impuestos sin profugarse, con firmas periódicas en la seccional 3ª cuando Newell's juega de local", la abogada recordó que Pera "tiene trabajo, arraigo y residencia fija"

En un intento por aliviar la actual situación de Pera, la abogada remarcó: "Colaboró en el juicio sobre el homicidio de Caminos. Declaró contra las bandas que integraban la barra de Newell's y nombró a policías que tenía connivencia con ellos. Eso sumado a la denuncia que hizo en Asuntos Internos sería dictar su sentencia de muerte si se lo mantiene en prisión preventiva".

Por último solicitó la libertad bajo las reglas que la jueza considere, o que se le otorgue la prisión domiciliaria en la casa de sus padres, ofrecidos como garantes y con una fianza de 25 mil pesos.

La jueza Castelli rechazó los planteos de la defensa y aceptó la calificación legal solicitada por la Fiscalía, y dictó la prisión preventiva de Pera hasta el 5 de abril. Además, ordenó oficiar al Servicio Penitenciario (SP) para que, a pedido del propio imputado, se lo aloje en el pabellón 7 de Piñero.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario