Policiales

Macri les ofreció ayuda a los familiares del joven estudiante asesinado en Zeballos al 2100

El presidente de la Nación recibió a los familiares de Juan Cruz Ibáñez, el estudiante de ingeniería muerto en calle Zeballos al 2100 y se "comprometió a seguir" el caso..

Martes 24 de Julio de 2018

El presidente Mauricio Macri recibió esta tarde a la familia de Juan Cruz Ibáñez, el estudiante de Murphy de 23 años asesinado en Rosario en un aparente robo. El encuentro se produjo en la Casa Rosada y los padres y hermanos de Juan Cruz se retiraron satisfechos.
"Estamos contentos porque el presidente y el ministro de Justicia mostraron mucha empatía con el caso y se comprometieron a seguirlo", dijo a La Capital Ignacio Ibáñez, el mayor de los hermanos del chico asesinado.
A la reunión asistieron los padres de Juan Cruz, Daniel Ibáñez y Sonia Sanchi, y sus dos hermanos, Ignacio y Matías. Fueron recibidos a solas por Macri y Germán Garavano. Hablaron durante unos 50 minutos y quedó abierta la posibilidad de nuevos encuentros en el futuro.
"Pedimos una audiencia y no pensábamos que el presidente nos la daría. Pero ocurrió y ahora estamos muy satisfechos: se mostró muy interesado en el caso de Juan Cruz y nos ofreció ayuda", contó Ignacio Ibáñez a este diario.
Embed

El hermano de Juan Cruz, que es abogado, dijo que tanto el presidente como el ministro de Justicia ofrecieron poner recursos humanos para que hagan el seguimiento del caso, cuya investigación está a cargo de la justicia santafesina.
El crimen de Juan Cruz
Juan Cruz, era un joven oriundo de Murphy que estudiaba ingeniería en sistema en la Universidad Tecnológica Nacional de Rosario. Era brillante, estaba en él final de la carrera y tenía un emprendimiento privado, además de haber sido distinguido por la Nasa por un trabajo que había hecho junto a otros amigos con los que estudiaba.
Pero el viernes 29 de junio fue asesinado en su departamento de calle Zeballos al 2100, a una cuadra de los tribunales. Fue encontrado boca abajo y con 20 puñaladas en su cuerpo.
El presunto asesino -un joven que fue detenido mientras intentaba huir a Chaco en un micro- habría atacado al joven que estaba dormido con un cuchillo que encontró en la cocina, luego de trepar hasta el segundo piso de una clínica lindera al edificio. En el balcón la policía halló una huella.
Después de cometer el asesinato se dispuso a robar elementos que encontró en el departamento. Robó una guitarra, un celular y ropa. Pero a la hora de escaparse del edificio le tocó timbre a una vecina para que le abriera. Pero como la mujer se asustó y llamó a la policía (al 911), el delincuente rompió el sistema de llave electrónica que tenía el edificio para poder salir.
Finalmente se fue del lugar en un taxi que tomó en la puerta del edificio y lo llevó hasta la casa de unos familiares en la zona sur.
El taxista que llevó al supuesto asesino, al enterarse de la noticia del crimen, relacionó que el homicida podría ser el pasajero que llevó y se presentó a declarar. Su testimonio fue clave para dar con él y los familiares del chico asesinado le agradecieron la valentía.
Ese mismo viernes por la tarde-noche la policía allanó la propiedad en la que vivía su hermano (un pasillo en Chacabuco al 4200) y su pareja, y encontraron algunas pertenencias que los familiares reconocieron más tarde que pertenecían a Juan Cruz. Pero el supuesto asesino no estaba en el lugar, donde fueron detenidos la hermana de este y su cuñado.
El joven, que es investigado como el autor del crimen, fue detenido la noche del 4 de julio en la autopista Rosario - Santa Fe en un ómnibus que iba hacia Chaco. Antes de eso ya había sido detenido en diez ocasiones. Esa fue la 11ª en cuatro años. Tras la audiencia imputativa, como es menor, la Justicia dispuso que quede alojado en el Instituto de Rehabilitación del Adolescente (Irar), a disposición de la jueza de menores Dolores Aguirre Guarrochena.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario