Policiales

Cae en la autopista a Santa Fe el chico buscado por el crimen del ingeniero

Lucas O., de 17 años, fue apresado ayer a las 22 a bordo de un ómnibus que iba hacia Chaco. Está sospechado de haber matado a Juan Cruz Ibáñez

Miércoles 04 de Julio de 2018

Estaba cercado y lo sabía. Lucas O., de 17 años y sospechoso de haber asesinado el viernes en un robo al joven ingeniero de 23 años Juan Cruz Ibáñez mientras dormía en su departamento de Zeballos al 2100, fue capturado anoche por personal de Homicidios de la Policía de Investigaciones (PDI) en el kilómetro 100 de la autopista Rosario-Santa Fe. Según los primeros datos trascendidos el adolescente se trasladaba hacia la provincia del Chaco en un micro —al parecer no era de línea— que había partido de la zona de Aborígenes Argentinos y Rouillón aproximadamente a las 21.

Horas después del homicidio de Juan Cruz los efectivos de Homicidios llegaron hasta una casa de Chacabuco al 4200 donde vive una hermana del sospechoso junto a su pareja, Si bien no pudieron capturarlo entonces, con datos básicos e "información de calle" se fue cercando al muchacho, que en principio estaba en casa de amigos en la zona sur.

Así, las tareas de inteligencia llevaron a una brigada con seis efectivos de Homicidios a cargo del comisario Diego Sánchez logró detectar el vehículo en plena autopista. Cerca de las 22, y con apoyo de la PDI de San Lorenzo, hicieron detener el ómnibus. El sospechoso se entregó sin ofrecer resistencia y fue trasladado a una dependencia de la PDI para quedar a disposición de la jueza de Menores Nº 4 Dolores Aguirre Guarrochena.

Buscado

El muchacho fue buscado en cada rincón de Tablada y de zona sur, al punto que un hermano de la víctima dijo ayer a La Capital que "los policías con los que me reuní tenían más ganas de encontrarlo que yo".

En este sentido, fuentes del Ministerio de Seguridad de la provincia confirmaron que, entre 2014 y marzo de este año, el adolescente había sumado diez ingresos en distintas comisaría del centro y sur de Rosario, Villa Gobernador Gálvez y Alvear, por robo, hurto —consumados o en tentativa— y portación de arma de fuego. Hasta el viernes pasado, sobre él no pesaban pedidos de captura.

Los primeros datos revelados sobre la pesquisa del crimen de Juan Cruz indican que el atacante trepó hasta el balcón, que estaba abierto, y tomó de la cocina el cuchillo homicida. Antes de escapar quiso llevarse el auto de la víctima, que estaba en la cochera, pero no lo consiguió y terminó rompiendo la cerradura electrónica del edificio para huir.

"El viernes, horas después del crimen, hallaron pertenencias de la víctima en la casa de una hermana del sospechoso"

La línea investigativa que desembocó en la detención de Lucas O. fue aportada por un taxista que tras enterarse del crimen a través de los medios se contactó con la Fiscalía. Relató que la madrugada del viernes había levantado en Zeballos al 2100 a un pasajero que llevaba varios bolsos, vestía una campera roja y que lo llevó hasta un pasillo de Chacabuco al 4200.

Fiscalía ordenó un allanamiento que resultó positivo. Allí fueron arrestados Micaela O., de 21 años y hermana de Lucas, y su pareja Alberto G., de 33. La joven dijo que su hermano había estado ahí y dejado unas cosas, entre ellas un celular y una guitarra que fueron reconocidos como propiedad de Juan Cruz por sus familiares. Si bien se descartó su participación en el homicidio porque el testigo dijo haber llevado a un solo pasajero, se los imputó de encubrimiento antes de ser liberados horas más tarde.

Sobre la mecánica del hecho, se presume que Juan Cruz dormía cuando fue atacado por el joven que ingresó por el balcón después de trepar por las rejas de un centro de estética lindero al edificio. En la parte externa del balcón se halló una huella de zapatilla que podría ser del sospechoso. Ibáñez presentaba dos puñaladas mortales y unos 20 cortes en espalda y manos.

detenido2.jpg

Recuerdo

Juan Cruz era de Murphy y tras cursar la secundaria en Venado Tuerto vino a Rosario a estudiar ingeniería en sistemas. Sus hermanos contaron a este diario que el joven trabajaba en el desarrollo de proyectos especiales para una empresa de investigación tecnológica. "Es un chico con un corazón inmenso, no tiene maldad y es confiado en todo. No es de este planeta", contaban anteayer, cuando aún era imposible conjugar el recuerdo de su hermano en pasado.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario