Policiales

Los fiscales que pidieron las escuchas telefónicas a Pullaro justificaron su decisión

Roberto Apullán y María Laura Martí salieron al cruce de las acusaciones del asesor legal del ministro de Seguridad provincial, quien aseguró que se prestaron a una "operación política". Además, calificaron de "imprudente" las imputaciones que les hizo el funcionario.

Martes 12 de Diciembre de 2017

Néstor Oroño, abogado de los fiscales Roberto Apullán y María Laura Martí, aseguró que sus clientes, imputados por pedir la intervención del teléfono del ministro de Seguridad provincial Maximiliano Pullaro, "desconocían quién era el titular de la línea", y calificó de "imprudentes" las declaraciones del secretario de Asuntos Penitenciarios de la provincia, Pablo Cococcioni quien dijo que "hubo mala fe" por parte de los funcionarios.
Asimismo, explicó que en el momento de pedir las intervenciones telefónicas "desconocían quién era el usuario" pero sí sabían que "se trataba de un alto funcionario". Y explicó que "los números de teléfono no tienen ningún tipo de indemnidad o exclusión por tratarse de funcionarios públicos".

Sobre las escuchas telefónicas que se realizaron en el marco de la investigación al jefe de la Unidad Regional V de Rafaela, el comisario Adrián Rodríguez, aseguró que fue el juez quien "dispuso la intervención", y que cuando le hicieron el pedido hablaron "de un alto funcionario".
"No sé si a tener conocimiento del rango, pero sí que se trata de un alto funcionario. Y le explican que el pedido era porque existía la hipótesis delictiva que ameritaba la apertura de la investigación", agregó.
Oroño aseguró que "pretender enjuiciar y descalificar a los fiscales por lo que son sus criterios investigativos me parece un total desatino. Sobre todo tratándose de dos fiscales que demostraron un alto grado de compromiso e independencia. No podemos cambiar el eje. Hoy queremos poner el foco en la actividad de los fiscales y nos hemos olvidado del hecho que llevó a los fiscales a investigar".

También reveló que "cuando comienzan a tener el detalle de las conversaciones toman conocimiento de que era el teléfono del ministro" y aclaró que se continuó con las investigación "porque se sospechaba que se estuviese cometiendo algún acto con apariencia de delito".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario