Policiales

"Hubo mala fe de los fiscales que escucharon a Pullaro"

Los dos fiscales comenzaron a ser investigados luego de ser apartados de la causa

Sábado 09 de Diciembre de 2017

El secretario de Asuntos Penitenciarios de la provincia de Santa Fe, Pablo Cococcioni, consideró que los fiscales Roberto Apullán y María Laura Martí no actuaron de buena fe cuando requirieron la intervención del teléfono del ministro de Seguridad. "En ningún momento le dijeron (al juez) que al que iban a intervenir el teléfono era a (Maximiliano) Pullaro", dijo Cococcioni, que además de funcionario es el asesor legal del ministro.

   Los dos fiscales de la ciudad de Santa Fe comenzaron a ser investigados luego de ser apartados de la causa en la que analizaban la conducta del jefe de la Unidad Regional V de la policía, el comisario Adrián Rodríguez, por supuestas maniobras ilegales en el pago de horas extras (Ospe, siglas para Orden de Servicio Policial Extraordinario).

   En ese contexto habían pedido al juez penal Nicolás Falkenberg la intervención de una serie de teléfonos, entre ellos el que utiliza el ministro Pullaro, aunque nunca consignaron que ese número pertenecía al funcionario.

   Entre esas escuchas se detectó una en la que Rodríguez hablaba con Pullaro acerca del concurso de ascenso a director general de policía que debía rendir el uniformado y para el cual el ministro se ofrecía a hacerle llegar las preguntas o temas que debía responder para garantizarle un buen resultado. Esa conversación se filtró y tomó estado público.

    "Nos parece muy grave que se haya violado la cadena de custodia de los elementos recolectados (escuchas) los cuales estaban bajo exclusiva responsabilidad de los fiscales que tramitaban la investigación", cuestionó Cococcioni en relación a la difusión de esas escuchas en medios de comunicación de la capital provincial, lo que Pullaro calificó como "una operación política digitada por sectores oscuros de la policía".

   En ese sentido, Cococcioni remarcó que nada garantiza que "no hayan sido el propio Apullán y la propia Martí los que filtraron este material. Por acción o por omisión son responsables".╠Y agregó: "Conocían perfectamente a quien le estaban interviniendo" el teléfono; y acusó: "Queremos saber de quiénes son empleados Apullán y Martí".

   Finalmente el defensor de los fiscales, el abogado santafesino Néstor Oroño, entendió que la situación "tiene una fuerte connotación política, no solo por su naturaleza sino también por quienes realizan la denuncia". Y remarcó que "los fiscales trabajaron dentro de sus facultades. Podrá objetarse la metodología, pero cada fiscal tiene su propia forma de trabajar".

   Vale recordar que el jueves, la auditora general del Ministerio Público de la Acusación, María Cecilia Vranicich, presidió las audiencias en las que comparecieron Martí y Apullán dando así inicio al proceso de investigación administrativa que podría eyectarlos de sus cargos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario