Policiales

Las pesquisas de los cinco crímenes del sábado aún no arrojan detenidos

El fiscal de Homicidios Rafael Coria deslizó que hay algunas hipótesis sobre los autores y las motivaciones en algunos de los casos

Martes 14 de Noviembre de 2017

El fiscal que investiga los cinco homicidios ocurridos el sábado último en Rosario se refirió a los primeros tramos de las investigaciones que encabeza, en las cuales si bien existen algunas hipótesis sobre los autores materiales y las motivaciones, no hubo novedades sobre detenciones. Sobre el sangriento triple crimen de la ruta A-012, con el asesinato de un preso con salidas transitorias y de dos amigos que fueron a buscarlo a la cárcel de Piñero, se trata de identificar el auto de los agresores. Lo mismo en el caso de un chico de 17 años que murió baleado en barrio Parque del Mercado, hecho en el que además resultaron heridos otros dos jóvenes y una nena de 6 años. En tanto, el homicidio de un joven en San Francisquito podría haber sido motivado por una vieja rivalidad.

Una seguidilla de crímenes que parecen tener distintas motivaciones volvieron a sacudir la opinión pública durante el último fin de semana. En ese contexto, el fiscal de Homicidios Dolosos Rafael Coria hizo algunas consideraciones sobre las primeras medidas y relevamientos de la pesquisa.

Planificado

En primer término el funcionario judicial indicó que hasta ayer no estaba identificado el auto desde el que se disparó la balacera que impactó sobre el vehículo en el que viajaban Javier Gaitán, de 27 años, un convicto con salidas transitorias a quien tres amigos fueron a buscar a la cárcel de Piñero.

El triple crimen ocurrió el sábado alrededor de las 14 a uno dos kilómetros del cruce de las rutas A-012 y 14 cuando un auto se le puso a la par al Fiat Palio gris en el que iban las víctimas y el vehículo fue rociado con al menos veinte disparos de arma de fuego de tres calibres distintos.

A raíz de la emboscada murieron Gaitán y sus amigos Brian Alexis Rodríguez, de 24 años, y Rodrigo Silva, de 15. En tanto, fue gravemente herido Alejandro G., de 22.

"Gaitán tenía salidas transitorias desde hacía varios meses. Salía solo, bajo palabra de honor, no necesitaba acompañamiento de familiares o personal policial. Pudimos determinar que las salidas eran siempre a la misma hora, los sábados a las 14", aportó el fiscal sobre un dato que habla de una clara planificación del ataque.

Si bien hay algunas referencias, el funcionario indicó que el vehículo donde iban los agresores no fue identificado, pero "se está trabajando sobre la marca y el modelo. Parece que hubo un primer roce, lo que hizo que las víctimas se detuvieran", reconstruyó Coria a partir de los primeros llamados al 911 y las cartas de incidencia de ese alerta.

Para tratar de hilvanar alguna hipótesis, el fiscal entrevistó al padre del hombre herido, pero que a esta altura "no se puede presumir mucho más. Se están relevando cámaras de vigilancia cercanas a la cárcel, de una estación de servicio y del ingreso a esa localidad. También los radares con cámaras que detectan exceso de velocidad, para tratar de establecer el recorrido, tanto del Palio cuando va para la cárcel como del otro vehículo".

Sur caliente

El fiscal también brindó aspectos de la balacera del sábado a las 20.30 en el barrio Parque del Mercado (a la altura de Sánchez de Thompson al 200 bis). En ese hecho murió Yair Nahuel Merlo —recibió un balazo en el cráneo y otro en el abdomen— y resultaron heridos Nicole Fiorela A., de la misma edad, y Nahuel Sebastián P., de 22, que sufrieron heridas de arma de fuego en el abdomen. También una nena identificada como Geraldine, de 6 años, que fue alcanzada por dos proyectiles en la pierna derecha y según fuentes allegadas al caso está fuera de peligro.

Si bien se habla de una venganza por rivalidades conocidas entre bandas de la zona, y en este caso se ubicaría a los tiradores del lado del barrio Municipal, el fiscal fue prudente en ese sentido. "No lo descarto pero es prematuro. Los jóvenes víctimas eran amigos, estaban compartiendo un momento, tomando una gaseosa. Algunos dicen que los agresores eran dos, otros uno. Hubo cinco lesionados y Merlo que murió".

Uno de los aspectos a los que Coria hizo referencia ayer es a una entrevista que mantuvo con un familiar el padre de la menor herida, que habría hecho referencia a los posibles autores del ataque, aunque no estaba en el momento del hecho sino una tía de la nena, que dio el primero aviso de la balacera.

Vieja rivalidad

Por último se refirió al otro homicidio ocurrido el sábado en inmediaciones de Virasoro y Constitución, en la denominada villa San Francisquito. Allí fue atacado a balazos Lucas Jesús Sánchez, un joven de 26 años afincado en Valparaíso al 2600, que ocasionalmente visitaba el humilde caserío ubicado detrás del Mercado de Productores.

Los elementos colectados hasta ayer, según Coria, indican que la víctima tuvo un encontronazo con otra persona con la que mantenía una vieja rivalidad, quien lo atacó con un arma de fuego aparentemente desde una moto.

"La primera información es que este joven no vivía ahí, pero se encontró con el agresor. En el lugar del hecho se colectó una revolver calibre 22 largo y una moto que serían del autor del los disparos", indicó el fiscal.

Al cierre de esta edición, en ninguno de los casos había detenidos sospechados, aunque se ponderan algunos datos que tratan los investigadores prefieren no ventilar para evitar el fracaso de la pesquisa.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});