Policiales

Ladrones nocturnos roban y causan daños en edificio céntrico de oficinas

La madrugada de ayer entraron a la propiedad de Mitre 907 y revisaron al menos 7 oficinas. Sólo uno de los damnificados denunció el robo de 5 mil pesos. Los otros, sólo cosas menores.

Sábado 08 de Agosto de 2009

"Nosotros nos veníamos salvando, pero parece que nos llegó el turno", afirmó el procurador Jorge Barbero, uno de los inquilinos del edificio de oficinas de Mitre 907, casi esquina Rioja, que ayer a la madrugada fue asaltado por un grupo de delincuentes. Los escruchantes, como se denomina a los ladrones que ingresan a propiedades cuando sus dueños o moradores no se encuentran, no escatimaron esfuerzo físico y audacia para destruir la doble puerta del inmueble céntrico y acceder a siete oficinas repartidas en cuatro pisos del edificio. El saldo de la faena era incierto hasya anoche porque algunos de los damnificados no habían radicado la denuncia, pero sí se confirmó que en al menos en uno de los lugares "visitados" desaparecieron unos cinco mil pesos en efectivo.

Barbero, cuyo estudio se encuentra en el séptimo piso, tuvo mejor suerte que sus vecinos afectados. "Destrozaron la puerta, como a mis otros vecinos, desordenaron todo. Tiraron papeles por el piso, pero no se llevaron nada de valor. En el estudio no guardamos dinero", comentó el profesional ayer a la tarde a La Capital a poco de que finalizaran los arreglos de la puerta de reja metálica y el recambio del cristal tipo blindex que dan sobre una de las esquinas más transitadas del microcentro rosarino.

Según fuentes policiales, no existe una estimación de la hora en que pudieron ingresar los hampones, aunque dijeron que el ruido que hicieron para destrozar la doble puerta debería haber sido escuchado por algún vecino. Los atracos se descubrieron ayer a la mañana con la llegada de los primeras personas que iban a trabajar.

Sin estorbos. Los delincuentes primero forzaron los barrotes de la reja que da a la calle, después rompieron el vidrio blindex. De allí en adelante tuvieron el terreno despejado. En el inmueble hay tres oficinas por piso y no existe en toda la propiedad sistema de alarma ni de video de seguridad. Tampoco queda personal de vigilancia por la noche.

El trabajo de los ladrones se concentró en dependencias de los pisos 2, 3, 4 y 7. En todos los casos ingresaron sin problemas destrozando las puertas. Las oficinas afectadas pertenecen a estudios contables, jurídicos y escribanías.

Voceros de la seccional 2ª, que interviene por razones de jurisdicción, señalaron a este diario que no todos los damnificados se habían acercado a la comisaría para radicar la denuncia. "Hasta cerca del mediodía lo hicieron los propietarios de tres de las oficinas. De uno de esos lugares se constató el faltante de 5 mil pesos, pero el resto, al parecer sólo fueron daños y el consiguiente desorden que dejaron los ladrones durante la búsqueda de efectivo", consignó un funcionario policial.

Desde el hall de ingreso, la actividad en el edificio parecía ayer por la tarde ser de absoluta normalidad. La mayoría de los perjudicados por la ola de robos prefirió no hacer declaraciones públicas, según indicó el portero de la propiedad horizontal. "Nadie vio nada extraño. Pero a nosotros no nos llama la atención. En esta zona ocurrieron varios robos de estas características aunque para nosotros fue la primera vez", manifestó Barbero.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS