Policiales

la PSA desbarató una banda que vendía drogas utilizando remises

Sábado 14 de Octubre de 2017

Una investigación que demandó al menos un año y que llevaron adelante el fiscal federal Marcelo Degiovanni y el juez federal Carlos Vera Barros logró desbaratar una banda de narcomenudeo que operaba por medio de la utilización de remises y motos que oficiaban como deliverys.

   Efectivos de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) realizaron varios allanamientos en Rosario y San Lorenzo en el que secuestraron vehículos, dinero en efectivo y estupefacientes y detuvieron a cuatro personas involucradas en la pesquisa cuya identidad no fue dada a conocer.

   En el marco de seis allanamientos, según trascendió, se capturó al proveedor de la droga y también al responsable de la comercialización, que usaba los vehículos conducidos por personas de su confianza y familiares directos, todos ellos involucrados con un rol determinado en la cadena de distribución, empaque y venta de narcóticos.

Más de dos kilos

Entre lo incautado por los agentes federales hay aproximadamente un kilo y medio de cocaína, unos 600 gramos de marihuana empaquetados y listos para su comercialización, y alrededor de 120 mil pesos en efectivo en billetes de baja denominación.

   Por otro lado, en los distintos domicilios se incautaron cinco autos, tres motos y municiones de calibre 9 milímetros aunque no las armas para su uso. También encontraron balanzas de precisión y elementos de corte y fraccionamiento para la droga, celulares, chips de distintas empresas, elementos informáticos y documentación de interés para la causa.

   Los allanamientos en Rosario se hicieron en domicilios particulares de San Nicolás al 3800, avenida Génova al 1400 y en una verdulería de Biedma al 2900, propiedad del padre de uno de los sindicados cabecillas de la banda, donde de acuerdo a la investigación también se vendían estupefacientes.

   En tanto, en Zeballos al 1000 de la ciudad de San Lorenzo, donde funciona una pollería, detectaron el lugar utilizado para almacenar y estirar las sustancias y lo que podría ser una rudimentaria cocina de procesamiento de pasta base de cocaína.

   Por último, la PSA allanó un taller mecánico ubicado en De la Cierva al 2500, en la zona sudoeste de Rosario, donde uno de los involucrados tenía dos autos BMW en reparación.

   Fuentes oficiales dijeron que la investigación de un año "llevó a que los agentes identificaran distintos eslabones implicados en la cadena de almacenamiento y comercialización de drogas". Los efectivos llegaron a los lugares de los allanamientos en las primeras horas de la mañana por lo que los detenidos no tuvieron tiempo a reacción alguna.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario