Monos

La guerra de Los Monos y Alvarado asoma en la imputación por un brutal asesinato

Esta mañana un juez le dictó prisión preventiva a Héctor B. por cumplir un rol en la ejecución de Rodrigo Sánchez, fusilado en Fisherton hace dos meses.

Lunes 18 de Mayo de 2020

Detrás de una de las ejecuciones más brutales de los tiempos recientes, la de un hombre asesinado con al menos veinte balazos en una esquina de Fisherton hace dos meses, asoma con energía la confrontación entre las dos principales organizaciones criminales de Rosario: la de Esteban Alvarado y Los Monos. Quedó claro esta mañana en los alegatos con que dos fiscales imputaron a un hombre de 38 años por cumplir un rol determinante en la violenta emboscada contra Rodrigo Sánchez, de 44 años, muerto por disparos cruzados en su camioneta a la vista de varios testigos.

Sánchez era un hombre que visitaba con frecuencia a Alvarado en la cárcel de Piñero. Lo había visto dos semanas antes de su muerte. El Organismo de Investigaciones (OI) señala que su rol era articular las acciones violentas en la calle que diseñaba su jefe, sin actuar él en forma personal, sino eligiendo a los sicarios y proveyéndoles lo necesario para sus despliegues. Pero el 19 de marzo alguien le ganó de mano.

Ese día lo atacaron en Wilde y San Lorenzo, a metros del Jockey Club, cuando su camioneta Toyota Hilux gris fue interceptada por un Renault Logan rojo, del cual se bajó un hombre encapuchado que le disparó con dos armas de guerra.

Héctor B., el hombre imputado hoy, está acusado de haber robado el Logan rojo usado en el ataque, lo que fue acreditado con una filmación, que muestra cómo levantan el auto de una pizzería ubicada en San Martín al 3600. El ataque contra Sánchez fue, según los fiscales, una venganza de gente de Los Monos por el intento de asesinato de Mariana Ortigala, ocurrido cuatro días antes en Roldán.

guerra narco.jpg

>> Leer más: Ocho detenidos por el crimen de un ladero de Alvarado

Mariana Ortigala es hermana de un testigo clave que comprometió con sus declaraciones a Alvarado. Se presume que el ataque contra Ortigala fue ordenado como represalia por Alvarado. La mujer recibió cuatro disparos pero sobrevivió. A las 96 horas un hombre clave de Alvarado fue cosido a disparos.

La investigación expuesta en la audiencia demuestra cómo el ataque contra Sánchez fue coordinado desde una cárcel federal en Resistencia donde está detenido Jonathan B., hermano del imputado hoy, quien será requerido en Rosario en los próximos días por este hecho. Jonathan B está implicado en un plan para atentar contra el empresario detenido por narcotráfico Luis Paz, a quien los tenidos como líderes de Los Monos hacen explícitamente responsable por el homicidio de Claudio “Pájaro” Cantero.

>> Leer más: Piden el juicio de Esteban Alvarado como organizador de un hecho de narcotráfico

Otro elemento notable que indica la conexión de Los Monos con el crimen, mencionado por los fiscales, es que un video que recibió Mariana Ortigala sobre el atentado contra su vida, a las siete de la tarde de ese mismo día, fue recibido dos horas después en los celulares que tenían en la cárcel dos hombres de pertenencia indudable a Los Monos. Uno es Otniel Almonte de León, acusado por el crimen del policía Nicolás Ibarra por motivos narco, y el otro Nicolás Cantero.

El juez Mariano Alliau aceptó la imputación contra Héctor B. de parte de los fiscales Matías Edery y Luis Schiappa Pietra y le dictó prisión preventiva por el plazo máximo previsto por la ley que son dos años.

>> Leer más: Baclini aseguró que "la banda Los Monos sigue funcionando"

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS