Policiales

La familia de un peluquero asesinado hace 15 días reclama saber qué pasó

Los padres de Carlos Ledesma esperan poder constituirse como querellantes en la causa por el crimen. Dudas y cuestionamientos

Lunes 12 de Marzo de 2018

Quince días después del asesinato del peluquero Carlos Alberto Ledesma su familia aún no tuvo acceso al contenido del expediente abierto para investigar el homicidio ocurrido en la ciudad de Las Parejas y por el que hasta ayer no había sospechosos detenidos. "No quiero caerle al fiscal (por Santiago Tosco, a cargo de la investigación) pero es un dato objetivo que recién el lunes (por hoy) tendremos acceso a las fotocopias de la causa. Hoy no sabemos ni siquiera que dice el informe de la autopsia que se le realizó y los padres de Carlos andan a ciegas en la investigación del crimen de su hijo", explicó el abogado Luis Rossini, que será querellante en representación de los padres de la víctima.

Poco habitual

Sobre la ruta nacional 178, en el departamento Belgrano, la ciudad de Las Parejas está situada a unos 100 kilómetros de Rosario y a 184 de la capital provincial. La comunidad no terminaba de digerir aún los asesinatos de Sandra "Cachi" Medina y Aymara Zhender, ocurridos en octubre pasado en un lapso de cinco días, cuando hace dos semanas un nuevo homicidio sacudió a sus más de 12 mil habitantes.

Ledesma, de 42 años, era abiertamente gay y en Las Parejas lo conocían como "Karlos Kon K", el nombre que le había dado a la peluquería que había montado en su casa de barrio Parque. Precisamente en esa vivienda su cadáver fue hallado por su madre el pasado viernes 23 de febrero a la hora de la siesta.

La madre de Ledesma, que vive a una cuadra, llegó a la casa de Carlos alertada porque la peluquería permanecía cerrada. Al llegar la mujer se encontró con la puerta de ingreso sin llaves pero no vio que alguna cerradura estuviera forzada. Entonces, en una de las habitaciones, encontró a su hijo asesinado a puñaladas. Luego se establecería que el cuerpo presentaba entre catorce y veinte puntazos.

Según trascendió extraoficialmente Ledesma falleció entre las 3 y las 6 de la mañana. De la casa sólo faltaron el celular y una notebook. En ese contexto, no se detectaron faltantes de dinero u otros objetos de valor como algunas alhajas de oro que tenía la víctima. Un homicidio poco habitual para un lugar como Las Parejas y su área de influencia.

Miedo y bronca

El 26 de febrero, tres días después del asesinato, alrededor de 500 personas marcharon en la plaza céntrica de Las Parejas levantando el cartel de Justicia y la foto de "Karlos Kon K". Fue la única marcha hasta el momento.

"Para nuestra sociedad todo esto es un mazazo. Primero fueron las dos chicas (por Medina y Zhender) y ahora Carlos, que era una persona muy querida y respetada por todos. Hay mucha angustia entre los vecinos. También bronca e indignación. Todos queremos saber qué pasó, pero a eso se le suma el miedo y la desconfianza. Nos sentimos muy desprotegidos", comentó a este diario una mujer que vive en Las Parejas.

"El día de la marcha del 26 de febrero —agregó— muchos vecinos se movilizaron porque se llegó a un punto en el que ya no se puede seguir así. Esta era una ciudad donde se podía vivir en paz. Pero ahora hay droga, asesinatos y parece que la vida ya no tiene ningún valor. Para una ciudad grande como puede ser Rosario, un homicidio de esta dimensión puede estar en el plano de lo habitual. Pero en Las Parejas esto no es así".

La mochila

Para hoy se espera un día movido en relación a la investigación del crimen ya que la Oficina de Gestión Judicial de Cañada de Gómez deberá indicar la fecha de realización de la audiencia para que los padres del peluquero se constituyan como querellantes. Además el abogado Rossini presentará un escrito para notificar que, según pudo constatar la familia del hombre asesinado, el perfil de Facebook de Ledesma continuó abierto luego de su muerte.

"Una amiga del Carlos notó que tras el asesinato los mensajes del perfil de Facebook seguían siendo leídos. El hermano dejó un mensaje en el muro y fue leído. Desconocemos si eso es porque alguien hackeó la cuenta o existe una persona que supiera la contraseña o en su defecto los peritos que trabajan en la causa hayan leído el mensaje. La mujer que avisó al hermano notó esta circunstancia antes que comenzaran las pericias", indicó el abogado.

Pero esta no fue la única novedad en la causa. "En los últimos días la familia de Carlos encontró en el placard de la casa una mochila que no era de él y que contenía ropa y un celular. Estaban guardando sus pertenencias en el placar y encontraron la mochila. Les resultó extraño ya que era un lugar por el que habían pasado los policías que revisaron la vivienda luego del crimen. La familia entró a la casa cuatro o cinco días después del asesinato, cuando los autorizó el fiscal. Inmediatamente se le comunicó esa novedad al fiscal quien comisionó a efectivos de Criminalística de la Policía de Investigaciones (PDI) para que incautaran la mochila", explicó el abogado.

El temor de la familia era que, de encontrarse algún elemento que sirva para orientar la pesquisa hacia el asesino, este secuestro pudiera ser objetado por la defensa. Por eso la aparición de la mochila les encendió la señal de alarma. "La mochila no era de Carlos. La familia no sabe si ya estaba en el placard cuando revisó la policía y nos les pareció significativo. O si alguien que tiene acceso a la vivienda la colocó después. No hay que olvidar que ninguna cerradura estaba forzada y no se puede obviar que quizás alguna otra persona tuviera llaves de acceso. Igual es un hallazgo que no parece irrelevante", indicó el abogado.

Móvil

Luego de la marcha del 26 de febrero el subsecretario provincial de Políticas de Diversidad Sexual de la provincia, Esteban Paulón, expuso que "hay datos e indicios muy fuertes respecto a que el asesinato de Carlos está relacionado con su orientación sexual. Creemos que se trata de un crimen de odio".

Sin embargo, Rossini no está de acuerdo con esa lectura de los hechos. "Cuando podamos constituirnos como querella, que no debería pasar de la próxima semana, vamos a proponer una línea investigativa sólida. Pero no queremos adelantar nada al respecto", expresó.

En el entorno del peluquero barajan la hipótesis de un asesinato en el contexto de violencia de género con dos sospechosos posibles. "En este crimen el robo es la motivación más débil. En la casa había plata, cosas de valor y se llevaron sólo su celular y una notebook. Lo concreto es que ya pasaron dos semanas del asesinato y no sabemos nada sobre quién pudo haberlo matado", deslizó un allegado a Ledesma.


No se descarta que la víctima haya conocido al homicida

Carlos Alberto Ledesma alquilaba su casa de calle 14 entre 9 y 7. Una vivienda con garaje en cuyo living estaba la peluquería. Un pasillo conduce a las dos habitaciones de la casa y al baño. A mitad del pasillo una puerta va a la cocina y otra abertura conduce a un patio chico.

Una fuente allegada a la pesquisa indicó que la escena del crimen se proyectó en tres ambientes de la casa. Su madre halló su cuerpo en una habitación. Que ninguna cerradura estuviera forzada delataba que el asesino era conocido de la víctima y que ésta le permitió el ingreso.

Vecinos que conocían a Carlos indicaron que se le conocieron dos parejas formales y que era una persona muy reservada sobre su vida. "No era de los que le cuentan su vida íntima a cualquiera. Hay detalles de su vida que no conocen ni sus familiares. Todo lo que pasó es demoledor tanto para sus padres como para su hermano, también peluquero", explicó una amiga de la víctima.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario