Policiales

Juicio a Los Monos: piden la absolución o disminución de condena para "Guille" Cantero

El abogado defensor del líder de Los Monos pidió la nulidad de los procedimientos mediante los cuales se acumularon las pruebas con las que se imputó a su cliente

Jueves 23 de Septiembre de 2021

Para el abogado Fausto Yrure, defensor de Ariel Máximo "Guille" Cantero, fue una tarea difícil comenzar el alegato de cierre del juicio por las balaceras contra blancos judiciales siendo que su cliente había iniciado el debate con una frase polémica: "Contrato sicarios para tirar tiros a jueces". Yrure dijo que se trató de un "dicho irónico" que "muestra la desesperanza y falta de confianza en la Justicia", pidió la absolución de Guille o en caso de condena una pena a 6 años y 8 meses de prisión. La fiscalía había pedido 24 años de prisión para el líder de "Los Monos", acusado de instigar los ataques ocurridos en 2018. La sentencia se dará a conocer el miércoles 29 de septiembre.

"Los dichos irónicos de Cantero al iniciar el debate eran la muestra de su desesperanza y su falta de confianza en la justicia a la hora de juzgarlo por alguna acusación", argumentó Yrure en el comienzo de su exposición en los alegatos de cierre. El juicio oral y público contra Ariel Máximo "Guille" Cantero, cabeza de Los Monos, y seis personas más comenzó el 20 de agosto. El grupo fue acusado de instigar organizar y concretar 12 ataques a tiros contra sedes judiciales y viviendas de funcionarios que participaron en la investigación y juicio a la banda criminal.

>>Leer más: Reclaman absoluciones y rebajas en las penas a acusados de balaceras

En ese contexto fue que "Guille" Cantero, al tomar la palabra en la presentación de rigor en el comienzo de juicio, dijo sobre su oficio: "Contrato sicarios para tirar tiros a jueces". Para Yrure se trató de un dicho irónico y planteó que el juicio contra su cliente "no se basó en pruebas sino en prejuicios". "Los estándares probatorios que se utilizan en contra de Cantero son pobrísimos. Son deducciones de deducciones, interpretaciones, reflexiones", consideró.

Yrure destacó que a Cantero, en caso de ser condenado con la pena solicitada por la fiscalía, se le acumularían 86 años de prisión. "Una pena impensada, que significa de manera lisa y llana extirpar a un ser humano de la sociedad", indicó. En ese sentido agregó: "El Estado contra Cantero se transformó en un clásico judicial. El clásico es un partido especial, así lo viven los actores y la prensa". A su vez consideró que se trata de "un clásico desigual". "Es el Estado con toda su artillería contra un ciudadano común", agregó.

Pedido de nulidades

Durante el juicio los fiscales Miguel Moreno, Matías Edery, Aníbal Vescovo y Gastón Ávila plantearon que "Guille" Cantero estuvo a la cabeza de un "plan sistemático" para amedrentar a la Justicia después de la condena a Los Monos en abril de 2018. Según los fiscales la logística de los ataques se gestó entre células o pequeñas bandas cuyos líderes tenían contacto directo con "Guille". Cantero, desde prisión, enviaba la información de las direcciones a atacar y los demás se ocupaban de la organización, lo que implicaba desde conseguir los tiradores, la movilidad, las armas y ejecutar los hechos.

>>Leer más: "Contrato sicarios": los hechos que se juzgan y las penas posibles en el juicio a Los Monos

Puntualmente "Guille" Cantero fue acusado de instigar 7 de los 12 hechos analizados durante el debate. Las primeras dos balaceras fueron el 29 de mayo de 2018 contra viviendas que habían pertenecido al juez Ismael Manfrin, integrante del tribunal que había condenado a Los Monos. En los meses siguientes, entre otros ataques, los tiros fueron contra 4 viviendas de la jueza Marisol Usandizaga, otra integrante del tribunal, y por esos hecho también se acusó a Cantero. También lo acusaron de estar detrás del ataque al Centro de Justicia Penal ocurrido el 4 de agosto de 2018.

En su alegato de cierre Yrure indicó que esos hechos se relacionaron de inmediato a Los Monos, e incluso habló de cómo "la prensa" influyó en esa incriminación a su defendido. En ese sentido fue que consideró que "los estándares probatorios contra Cantero son pobrísimos". Como ejemplo, en alusión a la investigación por los ataques a las viviendas del juez Manfrín, recordó una requisa que se hizo en la celda de "Guille". El origen de ese operativo fue una bala que la entonces pareja de Ariel "Viejo" Cantero tenía encima cuando fue requisada un día de visitas. Horas después se realizó una requisa en la que se buscaban elementos armamentísticos, pero lo que se secuestró fueron 42 celulares. Los aparatos estaban en una bolsa y debajo de una silla en el sector llamado anteguardia, al que los presos solo pueden acceder bajo el permiso y presencia del personal penitenciario.

>>Leer más: Pidieron 24 años de cárcel para "Guille" Cantero por instigar ataques contra el Poder Judicial

De uno de esos celulares surgió información que los fiscales utilizaron para imputar y luego llevar a juicio a Cantero como instigador de los ataques a blancos judiciales. "Disfrazaron de requisa lo que debería haber sido un allanamiento con orden judicial", consideró Yrure en su exposición. En ese sentido pidió la nulidad de ese procedimiento y lo mismo solicitó para otros operativos mediante los cuales los fiscales acumularon evidencias para exponer durante el juicio. "Viciaron la totalidad de la investigación y el debate realizado", argumentó.

Absolución o rebaja

Yrure cuestionó la calificación que recae contra su cliente. La misma, amenazas coactivas agravadas por ser anónimas y por tener como propósito una concesión del poder público, comprende a los 7 ataques adjudicados a "Guille" como parte de un "plan único y sistemático". El defensor indicó que la reiteración de sucesos se daría en los 7 hechos en carácter de "daño", pero que el mensaje amenazante fue por una sola ocasión. Es decir para Yrure no hubo 7 hechos de amenaza coactiva.

En ese sentido consideró que la pena solicitada por los fiscales es "absolutamente disparatada e infundada". Así, pidió la absolución de Cantero por los hechos acusados en función de las nulidades solicitadas durante el alegato. En tanto pidió que, en caso de condena, la pena sea de 6 años y 8 meses prisión.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario