Policiales

Juan Cruz Vitale murió por un disparo en el cráneo, según la autopsia

Lo aseguró la directora del Instituto Médico Legal, Alicia Cadierno. También afirmó que la víctima presentaba "lesiones leves", pero que no serían producto de un forcejeo, como adujo el policía que le disparó

Martes 21 de Mayo de 2019

Un disparo en el cráneo fue la causa de muerte del joven Juan Cruz Vitale, que el pasado 12 de mayo evadió un control de alcoholemia en Capitán Bermúdez y fue ultimado de un disparo por la espalda efectuado por un policía. Así lo establece la autopsia que le realizaron hoy en el Instituto Médico Legal de Rosario bajo el protocolo de Minesota, como lo solicitó la Justicia.

Por el hecho, la semana pasada fue imputado el subdirector de policía Sergio Di Franco, jefe de la Agrupación Cuerpos de la Unidad Regional XVII (departamento San Lorenzo).

En la autopsia las autoridades detectaron que el joven presenta "lesiones mínimas" en el cuerpo, pero que de ninguna manera serían producto de un forcejeo, como adujo el personal policial.

Sobre el particular, algunos testigos del hecho afirman que no hubo ningún enfrentamiento ni forcejeo. "Estábamos en la puerta y vimos que Juan llegaba a la casa de su tía. Venía con una chica con la que salía no hacía mucho. Estacionó el auto y bajó solo, la piba se quedó en el auto. Cinco segundos después bajaron tres policías de una chata. Pero no hubo pelea ni nada. Uno tenía el arma en la mano y después, ahí al toque, escuchamos los dos tiros", contó un joven vecino que estaba en la calle esa madrugada.

>> Leer más: Imputaron a un jefe policial por matar a un joven en Capitán Bermúdez

"La herida fue en el cráneo", argumentó Alicia Cadierno, directora del Instituto Médico Legal (IML), en diálogo con Canal 5, quien agregó que "hemos tomado muestras del cuero cabelludo para una evaluación posterior, por barrido electrónico para determinar y confirmar el orificio de entrada y salida".

También advirtió que "las lesiones en el cuerpo son mínimas, por supuesto que se han evaluado y se han tomado muestras, pero de ninguna manera se las puede vincular directamente con el deceso".

Respecto al argumento que esgrimió el policía de que hubo un forcejeo, al ser consultada sobre si ellos habían podido determinar si había rastros de forcejeo, señaló: "No, algunas lesiones hemos contastado, hemos tomado muestras, y se van a hacer informe anatopatológicos, pero algunas lesiones mínimas tenemos".

>> Leer más: Lo matan al llegar a la casa de una tía luego de una persecución policial

La autopsia fue realizada bajo el protocolo de Minesota, como corresponde a una muerte en custodia, y de acuerdo a lo solicitado por la fiscal de turno.

Juan Cruz Vitale, de 23 años, se trasladaba en su vehículo Ford Focus con una joven cuando realiza maniobras de evasión para evitar un control policial que se desarrollaba en avenida San Lorenzo y Chacabuco, en la localidad de Capitán Bermúdez.

Al realizar las maniobras evasivas es perseguido por personal policial, quienes en la zona de Montevideo al 400 divisan que la persona perseguida estaba ingresando a un domicilio de la zona.

Es en esa casa donde, por motivos que se investigan, la víctima recibe un disparo de arma de fuego en la cabeza. El joven fue trasladado por personal policial al Hospital Eva Perón, donde llegó sin vida.

Imputaron al policía

Por este hecho fue imputado hace una semana el subdirector de policía Sergio Di Franco, jefe de la Agrupación Cuerpos de la Unidad Regional XVII (departamento San Lorenzo), y le citaron prisión preventiva. La fiscal Melisa Serena le atribuyó el delito de "homicidio calificado por el uso de arma de fuego y agravado por ser miembro de la fuerza de seguridad" en una audiencia realizada en los Tribunales de San Lorenzo en la que el acusado declaró y sostuvo que se trató de un hecho accidental.

El juez de primera instancia Juan Carlos Tutau admitió la calificación propuesta por la Fiscalía y dictó la prisión preventiva efectiva por el lapso de 60 días para el funcionario policial. Respecto de la medida cautelar, Serena sostuvo que la defensa solicitó prisión domiciliaria pero "fue rechazada por el juez porque no es aplicable a esta situación".

La fiscal descartó que se haya tratado de un hecho accidental o negligente, y contaron que "Juani", como le decían, no tenía antecedentes y trabajaba desde los 18 años.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario