Policiales

Hallan en el Paraná un cuerpo envuelto en una frazada y una bolsa de nailon

El cadáver llevaría unas 36 horas en el agua y no fue identificado. Por la forma en que lo encontraron podrías tratarse de un crimen mafioso.

Miércoles 08 de Noviembre de 2017

El cuerpo sin vida de una persona de entre 50 y 55 años que al cierre de esta edición no había sido identificada, envuelto en frazadas y una bolsa de nailon de alta densidad sujetas con cinta adhesiva de embalar, fue avistado ayer al mediodía flotando en la orilla del río Paraná, a metros del amarradero del Boating de Granadero Baigorria. El macabro hallazgo denota a prima facie una muerte violenta aunque recién se podrá determinar cómo ocurrió con los informes médicos forenses. Las estimaciones preliminares sostenían ayer que el deceso databa de entre 36 y 48 horas.

Cuando desde la ruta 11 se circula al este por la avenida Lisandro de la Torre, en Granadero Baigorria, se llega a uno de los amarraderos de embarcaciones náuticas más tradicionales de esa ciudad de gran Rosario recostada sobre el río Paraná. Se lo conoce como Boating y está detrás de la Ciudad Deportiva de Rosario Central.

Ayer, a las 12.40, el llamado de un empleado de ese espacio náutico ahora administrado por la Municipalidad alertó al personal policial de la seccional 24ª y de Prefectura Naval. Sobre el río, adentro de la zona de amarre de embarcaciones, donde el agua hace un remanso, flotaba una bolsa negra de dimensiones llamativas.

Al lado de lanchas, pequeños veleros y postes sumergidos en el marrón del río, el bulto dejaba resquicios por donde emanaban algunos hilos de sangre. Primero llegó al lugar personal del Gabinete Criminalístico de la Policía de Investigaciones (PDI) que trabajó con personal de la comisaría 24º y Prefectura Naval Argentina para resguardar la escena a la espera de las órdenes de la fiscal de la Unidad de Homicidios Dolosos, Marisol Fabbro.

La funcionaria constató la situación y ordenó descubrir solamente lo que se suponía el rostro del cuerpo. Al cortar el nailon negro, los peritos se encontraron con una toalla atada en la cabeza y las facciones de un hombre mayor.

Móvil desconocido

Al tomar contacto con los medios, Fabbro indicó que al descubrir el rostro se estimó que se trataría de una persona de entre "50 y 55 años, de contextura robusta", pero que no podía determinar otras circunstancias ni la causa de la muerte y mucho menos su identidad ya que decidió preservar el cuerpo casi en las mismas condiciones que fue hallado para conservar con él todas las evidencias posibles.

"Estaba envuelto con frazadas primero y una bolsa negra compacta (como de embalaje de máquinas o elementos pesados) que lo cubría desde los pies a la cabeza. Además estaba atado con cintas de embalar. El rostro estaba cubierto con una toalla y todavía emanaba algo de sangre, pero no se hizo ningún examen. No sabemos la causa de muerte ni la identidad de la víctima", amplió la fiscal.

Sin alterar las condiciones en la que fue hallado, la funcionaria decidió que el cuerpo fuera trasladado por una embarcación de Prefectura Naval por el río directamente a la sede Rosario de la fuerza nacoinal, ubicada sobre avenida Belgrano a la altura de la bajada Sargento Cabral. Luego sería derivado al Instituto Médico Legal (IML) donde será expuesto a la autopsia.

Mientras la lancha identificada con el registro GC138 se acercaba a la barranca y personal especializado manipulaba el cadáver hasta sujetarlo en la proa de la embarcación, Fabbro ampliaba sobre los pasos a seguir para determinar la identidad de la víctima: registro dactiloscópico si hiciera falta y entrecruzamiento de datos con el registro de personas denunciadas como desaparecidas, aunque en un primer momento se estimó que no había pedidos de paradero en la zona que concordasen con las características del cuerpo hallado.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});