Policiales

El Negro Cáceres dijo que los asaltantes lo reconocieron, le sacaron todo y se escaparon

El ex futbolista Fernando Cáceres se lamentó por el nuevo asalto y ataque a golpes que sufrió ayer en su domicilio.

Jueves 22 de Agosto de 2013

El ex jugador de la selección argentina Fernando "Negro" Cáceres se mostró hoy muy apenado por haber sido nuevamente víctima de un robo a mano armada, esta vez en su casa de la localidad bonaerense de Ramos Mejía, y relató que los delincuentes “sacaron todo lo que podían y se fueron”.

“Ya no sé qué hacer porque otra vez me pasa algo”, relató el exfutbolista, quien en noviembre de 2009 fue baleado en la cabeza cuando intentó resistirse a un robo, hecho por el que estuvo en coma, perdió un ojo y se desplaza en silla de ruedas.

En esta oportunidad, un hombre y una mujer armados ingresaron en su casa y tras amenazar a los presentes se llevaron joyas y objetos personales.

“Entraron tranquilamente como en su casa. Estaba mirando el partido, cuando un hombre y una mujer encapuchados entraron a mi casa por el garaje”, relató Cáceres.

En diálogo con radio La Red, el ex defensor calculó que los delincuentes “estuvieron una hora” y “se llevaron todo lo que pudieron, incluidas un par de joyas de la caja fuerte y dinero”.

El ex futbolista se moviliza en silla de ruedas desde que fue baleado en la cabeza en un intento de robo en noviembre de 2009.

“Ya no sé qué hacer porque otra vez me pasa algo. Me dijeron 'Si vos sos Cáceres algo tenés que tener'. Eran argentinos, se les escapó que vivían cerca de la cancha de Almagro”, comentó.

Por su parte, Jorge Cáceres, hermano del Negro, dijo “mi vieja se desmayó cuatro veces. Mi hermano está en silla de ruedas, qué puede hacer. Para que le peguen a un muchacho que esta en silla de ruedas y le falta un ojo, no sé que clase de persona son. Le pedían plata, revolvieron la casa, estuvieron dos horas,desde las 5 a las 7 de la tarde”.

“Lo que pasó es muy duro, el aguante que tuvo mi vieja, mi hermano, el mal momento que pasaron no se lo saca nadie”, agregó Jorge.

En los últimos meses, el Negro Cáceres estaba asesorando al club de Primera D, Atlas, y soñaba con volver al fútbol como DT.

El Negro Cáceres jugó en Argentinos Juniors, Boca, River, Independiente, Zaragoza de España e integró el seleccionado de la Argentina.

El 1º de noviembre de 2009 resultó herido de un balazo en la cabeza durante un intento de asalto en la localidad bonaerense de Ciudadela, cuando cuatro delincuentes intentaron apropiarse de su auto BMW.
Por ese hecho Cáceres perdió un ojo luego de cinco horas de cirugía, en la que los médicos les salvaron la vida.

El hermano de Fernando Cáceres envió un mensaje a los delincuentes que ayer asaltaron al  ex futbolista en su casa de la localidad bonaerense de Ramos Mejía  y les pidió que no vuelvan porque “ya no queda nada” para robar.

“Les pediría a los ladrones que no vengan más, porque no hay  nada, no queda nada”, aseguró también hoy Jorge, quien también aclaró que hay dos cámaras de seguridad en la cuadra que pudieron  haber captado el momento del ingreso a la vivienda.

Además, el hombre explicó que el dinero que le robaron a su  hermano era el que utilizaba para pagar su rehabilitación por las  lesiones que había sufrido en 2009 tras ser baleado durante un robo  en Ciudadela.

“Lo primero que nos dijo mi hermano es que volvió a nacer de  vuelta porque no le pegaron un tiro. Ojalá que no se caiga,  especialmente por la rehabilitación. No queremos que la deje,  queremos que siga adelante como lo estaba haciendo hasta ahora.  Espero que anímicamente se levante”, dijo.

“Lo que más nos dolió es que le peguen a una persona que  tiene movilidad reducida”, expresó Jorge Cáceres, quien dijo que  las cámaras de seguridad de la cuadra ya habían sido entregadas a  la policía.

Fuentes policiales informaron a Télam que el ex futbolista,  quien está en silla de ruedas por las secuelas que le dejó el  balazo recibido hace casi cuatro años, fue amenazado por los  delincuentes y les entregó las llaves de una caja fuerte.

Los asaltantes se apoderaron de una suma de dinero, joyas y  gran cantidad de ropa, tras lo cual huyeron del lugar.

El hecho es investigado por el personal de la comisaría de  Ramos Mejía y de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) de turno  en el Departamento Judicial La Matanza.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario