Policiales

El empleado de una sandwichería se encontró cara a cara con el hombre que mató a su papá 

El hijo de Cristian Mautone, asesinado en 2017, reconoció en un cliente a quien le asestó una puñalada mortal a su padre. El hombre está condenado y habría incumplido las salidas laborales

Viernes 02 de Julio de 2021

La madrugada del 25 de diciembre de 2017 marcó a fuego a la familia de Claudio Mautone. Ese día su hijo Cristian, un taxista que vivía con sus padres desde hacía unos 35 años en la zona de la cortada Marcos Paz al 4200, en barrio Echesortu, fue asesinado a puñaladas. El autor del crimen fue un policía retirado al intentar detener al hombre que, armado con dos cuchillos, intentaba disuadir a un grupo de jóvenes que se había reunido en la calle a escuchar música hasta bien entrada la madrugada.

En primera instancia, Ángel Eduardo Ruiz fue condenado a 16 años de cárcel pero la defensa apeló y hace algunos meses la Justicia dejó firme una condena de 12 años. En el medio hubo salidas laborales. Pero este jueves Cristian, el papá de Claudio Mautone, se encontró al atardecer con un mensaje de su nieto Nahuel -que en el momento de la muerte de su padre tenía 19 años- , quien trabaja en una sandwichería de barrio Belgrano, en el que cual le mostraba un ticket de una venta, una firma y un número de documento. Todo coincidía: el hombre con el que su nieto se había encontrado cara a cara era el asesino de su padre.

La información publicada en ese momento por La Capital dio cuenta de que aquella mañana de Navidad, Cristian ni siquiera formaba parte del grupo de jóvenes que pasaban música y bebían cervezas, sino que abandonó una charla con una amiga para acercarse al lugar donde se producía la discusión e intentó poner paños fríos. Todo salió mal. El agresor, Ángel Ruiz, lo atacó sin mediar palabras: le aplicó una puñalada en el abdomen que le provocó la muerte a los pocos minutos.

Este viernes, en diálogo con La Capital, Claudio Mautone intentó dilucidar junto a su abogado por qué el responsable de la muerte de Cristian estaba comprando sándwiches en barrio Belgrano si tenía una condena firme y debía estar en la cárcel.

>> Leer más: Quiso impedir una tragedia y lo mataron de una puñalada

"Ayer por la tarde me manda un WhatsApp mi nieto, que trabaja en una sandwichería de la zona oeste, diciéndome que había atendido a una persona a quien le ve una cara conocida. Pensó que era un cliente que había atendido alguna otra vez, pero que cuando el hombre va a pagar lo hace con una tarjeta Visa Gold y al firmar lo hace con el nombre de Angel Eduardo Ruiz, el mismo nombre del tipo que asesinó a mi hijo. Me manda la foto del ticket, cotejamos el número de DNI y es la misma persona", comienza su relato Ruiz sin entrar en más detalles que le recuerden al absurda muerte de su hijo, que por entonces tenía 35 años y manejaba un taxi.

preso viola permiso laboral01.jpg

Mautone padre planteó sus dudas respecto de cómo ese hombre "se pasea por la ciudad comprando sándwiches. Lo único que tenía autorizado eran salidas laborales que le fueron otorgadas en 2018, cuando todavía estaba con prisión preventiva y que ahora, al haber una sentencia firme, deberían ser revocadas en el acto porque además existe peligro de fuga".

Según su relato, el ex policía tenía un trabajo en una empresa de Ybarlucea. "Por eso lo habían trasladado a la alcaidía de San Lorenzo, para que le quedara más cerca. Cuando estaba con prisión preventiva pasó un año en la cárcel de Piñero", recordó.

La descripción brindada por su nieto sobre el hombre que mató a Cristian Mautone coincide, según Claudio, con la del asesino de su hijo: un hombre que hoy tiene ente 59 y 60, de baja altura, contextura robusta y pelo corto. "Se ve que anda de festejo el hombre y compró sándwiches", comentó con ironía.

La postura del fiscal y del MPA

Este mediodía, fuentes del Ministerio Público de la Acusación ratificaron a este diario que "luego de una condena a 16 años, en segunda instancia, y tras una apelación, se le redujo la pena a 12 años. En esa reducción se solicitaron salidas laborales, las cuales fueron otorgadas, lo que motivó la apelación por parte del MPA".

Respecto a la situación que se produjo en la sandwichería de zona oeste, se indicó que "el fiscal Ferlazzo mandó a secuestrar las cámaras de seguridad y a tomar testimonios a los testigo". De todos modos, "solicitará la revocación absoluta de todas las salidas. Se están corroborando el lugar a donde tenían asignadas las salidas laborales pero en principio las habría incumplido".

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario