POLICIALES

Definen el rol de un acusado en el crimen de un carrero en barrio Las Flores

Leandro "Willy" C. fue imputado como quien disparó contra Juan Carlos Fernández en enero de 2019. Fue un coletazo del homicidio de una hermana del "Viejo" Cantero

Miércoles 14 de Octubre de 2020

Una calcomanía en una moto negra había implicado a Leandro “Willy” C. en el crimen de Juan Carlos Fernández, un carrero asesinado en enero de 2019 en barrio Las Flores. Su muerte fue un coletazo del asesinato de una hermana del “Viejo” Ariel Cantero, fundador de la banda de Los Monos. Un año y nueve meses después, la investigación de la fiscal Georgina Pairola dio con evidencia para precisar qué rol exacto asignarle en el ataque a tiros contra el carro en el que Fernández iba con un amigo. Con esa nueva información se readecuó la imputación y quedó acusado en el rol del tirador: sería quien efectuó al menos diez disparos como acompañante en una moto negra. Seguirá preso a la espera del juicio.

Willy C., de 27 años, había sido detenido tres días después del crimen en su casa de Lirio al 2700 del barrio Las Flores. Entonces fue imputado de manera genérica como coautor del ataque a tiros contra Fernández, en el que también hubo un herido de bala. Había sido mencionado por familiares de la víctima _que denunció amenazas de Los Monos_ y además, en su celular, tenía como fondo de pantalla la foto de una moto negra con una calcomanía idéntica a la que captó la cámara de vigilancia que registró el asesinato.

El crimen fue el 23 de enero de 2019. Esa noche Fernández, de 33 años, volvía de cirujear en un carro tirado por un caballo y en España y 5 de Agosto lo acribillaron desde una moto con dos ocupantes. Recibió siete disparos, uno de remate en la cabeza. Lo acompañaba su amigo Jorge A., de 28 años, quien fue baleado en un brazo y una pierna.

Leer más: Lo matan de seis tiros en otro coletazo por el crimen de "Chabela" Cantero

Con el avance de la investigación, la Fiscalía precisó qué lugar asignarle a C. en la moto. Es por esto que se realizó esta mañana una nueva audiencia para ajustar la imputación. En un trámite por videoconferencia, C. quedó imputado en el rol de quien efectuó los disparos, como coautor de un homicidio agravado consumado y otro en tentativa. Por esto también se le imputó la portación ilegal de un arma de guerra calibre 9 milímetros. Además afronta el delito de amenazas coactivas por un incidente posterior al crimen y se le añadió el de lesiones leves con portación de arma por un ataque a tiros contra un hermano de Fernández cometido un mes antes.

En la audiencia, la fiscal Pairola solicitó que se le prorrogue la prisión preventiva ya que la investigación está avanzada y cercana a la instancia de la acusación previa al juicio. El defensor público Diego Villar se opuso y solicitó la libertad. Pero la jueza Melania Carrara ordenó que Willy C. siga en prisión preventiva por el plazo de ley, es decir, de dos años.

Con este retoque en la imputación, la Fiscalía precisó la mecánica del crimen que ocurrió alrededor de las 22 en España y el pasaje 5 de Agosto. Fernández, conocido como “Nando” o “Juanca”, volvía a su casa y al pasar por el playón municipal denominado Parque de la Colectora se pararon a charlar con un vecino, junto a tres contenedores de basura. Entonces pasó una moto negra, el acompañante sacó un arma y efectuó numerosos disparos. Siete alcanzaron a Fernández y dos a su amigo.

Leer más: En brutal ataque matan a una hermana de Ariel Cantero, un líder de Los Monos

Para la acusación, el tirador era C. y el conductor de la moto era un hombre al que le dicen “Pope” y que está prófugo, con pedido de captura. Una hora después, según ese planteo, ambos se presentaron en una moto Honda Tornado negra en la casa de Fernández, en el pasaje Malvón al 1700, y amenazaron a una hermana de la víctima. Le dijeron que se tenían que ir porque los iban a “cagar a tiros”.

El crimen de Fernández está enmarcado dentro de una sucesión de homicidios que se desató después del crimen de Petrona Isabel "Chabela" Cantero, la hermana de Ariel Máximo "Viejo" Cantero. Fue asesinada el 16 de julio de 2017 en España al 7000 en una discusión con una vecina, María de los Ángeles “Pato” Schneider, y su esposo. Desde que la mataron, los Cantero y los Schneider escalaron en el conflicto y hubo al menos cinco crímenes derivados, además de amenazas y balaceras.

Para la fiscal ambos hechos “se encuentran íntimamente relacionados”. Juan Carlos Fernández fue parte de esa saga porque hasta un año y medio antes de su muerte había estado casado con Soledad Schneider, familiar de María de Los Angeles. Cuando ocurrió el crimen de Chabela eran pareja. En tanto que el imputado “Willy” C., precisa la nueva imputación, es pareja de una hija de Chabela.

Otro conflicto derivado de aquel crimen fue un incidente del 14 de diciembre de 2018 en Lirio y Guardia Morada. Ese día un hermano de Juan Carlos Fernández fue herido de un disparo por Willy C. y el carrero reaccionó asestándole una puñalada al hombre que terminaría acusado de matarlo un mes más tarde.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario