Policiales

Condenaron a uno de los partícipes del crimen de Sandro Procopio

Cofano deberá purgar nueve años de prisión como colaborador secundario. Otro acusado fue condenado a cinco años pero por otro hecho, ya que no pudo probarse su participación.

Martes 13 de Marzo de 2018

En un juicio abreviado, Matías Ezequiel Cofano, de 31 años, fue condenado a nueve años de prisión por el caso del asesinato de Sandro Procopio, el arquitecto baleado el 24 de agosto pasado cuando llegaba a una obra de refacción en el barrio Bella Vista. El tribunal entendió que Cofano prestó una colaboración secundaria en el homicidio.
En el mismo juicio abreviado homologado en los Tribunales provinciales, Ángel Simón Cisneros fue condenado a cinco años como autor de un robo calificado a un minimercado de Funes del que se llevaron seis mil pesos y mercadería, pero no hubo pruebas concretas que lo vincularan con el crimen.
Cofano fue encontrado autor penalmente responsable del delito de homicidio agravado por el uso de arma de fuego en calidad de partícipe secundario, robo calificado por el uso de arma de fuego, ambos en carácter de coautor.
El hecho: la tarde del 24 de agosto de 2015, Sandro Procopio (hermano del periodista de La Capital Pablo Procopio) se dirigía a una obra en construcción que estaba a su cargo cuando fue abordado por dos hombres. En Cerrito y Constitución, la víctima fue abordada desde atrás por los asaltantes que lo amenazaron con un revólver calibre 38 y le sacaron el celular Nokia Asha. Tras un forcejeo, Procopio fue golpeado, recibió culatazos en la nuca y en la cabeza, y finalmente le propinaron el disparo fatal.
Historia de fondo: otros dos hechos fueron evaluados en el juicio abreviado. El 4 de enero de 2015 Cisneros y Cofano simularon ser clientes en un minimercado de Funes y encerraron a los propietarios para robar dinero en efectivo, dos cartones de cigarrillos, dos botellas de fernet y dos celulares. Y el 16 de diciembre, Cofano junto a Jonatan Ezequiel Illanes y el prófugo Enzo Santiago Ayala asaltaron un vivero en el kilómetro 289 de la ruta provincial 21, en jurisdicción de Alvear; amenazarlo con un arma de fuego al dueño, lo golpearon, le aplicaron descargas eléctricas con una picana y lo encerraron en el baño. Pero cuando escapaban con el botín en una Fiat Ducatto blanca fueron detenidos por la Policía, que sospechó de su actitud.
Finalmente, una filmación y el auto utilizado en el crimen de Procopio vinculó a los acusados con el hecho.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});