Policiales

Cancelan la audiencia preliminar de causa contra Ana Viglione

Una audiencia preliminar para resolver si la acusación por falso testimonio contra los ex titulares de la disuelta Secretaría de Delitos Complejos de la provincia está o no en condiciones de llegar a juicio oral fue cancelada ayer y deberá reprogramarse.

Martes 06 de Marzo de 2018

Una audiencia preliminar para resolver si la acusación por falso testimonio contra los ex titulares de la disuelta Secretaría de Delitos Complejos de la provincia está o no en condiciones de llegar a juicio oral fue cancelada ayer y deberá reprogramarse. Los ex funcionarios están acusados de mentir en una declaración que fue de suma importancia para llevar al banquillo a uno de los policías acusados de integrar la asociación ilícita de Los Monos.

En mayo de 2017 la ex jefa de la disuelta Secretaría de Delitos Complejos, Ana Viglione, y el subjefe de esa repartición, Andrés Ferrato, fueron imputados por el fiscal Aníbal Vescovo del delito de falso testimonio. En diciembre pasado el fiscal presentó la acusación en su contra por el mismo delito y pidió para ambos una pena de 3 años de prisión e inhabilitación absoluta por el doble tiempo de la condena.

Viglione y Ferrato están acusados de haber falseado su testimonio cuando fueron citados como testigos en el marco de la instrucción de la causa contra la banda de Los Monos y negaron haber ordenado investigaciones sobre narcotráfico a uno de los policías que espera la resolución del juicio por asociación ilícita: Gustavo "Gula" Pereyra.

Esa declaración es clave para el destino del ex comisario, porque cuando su casa fue allanada y le secuestraron una computadora, entre de los archivos borrados que más tarde fueron recuperados por un perito había fotos de búnkers y de actividades relacionadas con el narcotráfico. Gula dijo que formaban parte de investigaciones que le habían sido encomendadas por sus superiores, pero cuando Viglione y Ferrato declararon ante el juez Juan Carlos Vienna negaron rotundamente haberle ordenado que llevara adelante investigaciones sobre venta de drogas, por lo que no había motivos para que él hubiera tenido acceso a esos archivos.

Esa contradicción llevó a que Viglione y Ferrato comenzaran a ser investigados por falso testimonio. Un elemento central en su contra fue la serie de mails que Gula envió a sus jefes entre el 20 de diciembre de 2012 y el 13 de agosto de 2013. En los correos se informaba sobre el funcionamiento de búnkers y redes de narcotraficantes en Rosario.

Durante la primera etapa del juicio contra Los Monos, Pereyra puso a disposición de la Justicia esos mails, sus dos cuentas de correo electrónico y sus contraseñas.

Notificación

Ayer debía celebrarse la audiencia preliminar en esta causa, para que un juez determine si está en condiciones o no de ser remitida a juicio oral. Pero a las 14, cuando debía iniciarse la audiencia, la fiscalía fue notificada de un escrito de la defensa de Viglione con el que no había tomado contacto. Por eso, el juez Román Lanzón resolvió suspender la audiencia hasta tanto las partes den cuenta de ese documento y presenten, si así lo decidieran, sus respuestas en los plazos que indica la ley.

La audiencia preliminar deberá ser reprogramada, aunque la fecha aún no fue fijada.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario