Policiales

Cae un joven buscado por un crimen frente a una escuela

Emiliano C. está sospechado de haber matado a Pedro Tejeira en julio pasado. A siete meses del homicidio, ayer fue apresado en Roldán

Miércoles 07 de Marzo de 2018

Un joven de 20 años fue detenido ayer en Roldán como sospechoso de haber asesinado a Pedro Tejeira en julio del año pasado frente a una escuela de la zona sudoeste de la ciudad. Fuentes policiales y judiciales lo identificaron como Emiliano César C., quien se encontraba con pedido de captura y en las próximas horas será imputado por el hecho por el fiscal de Homicidios Miguel Moreno.

El lunes 24 de julio del año pasado, minutos antes de las 22, Tejeira se encontraba en la puerta de la escuela "Lola Mora" de pasaje Quinta Biselli 5700 esperando que salieran de clases su novia y una hermana. Entonces una detonación rompió con la calma de la salida de los alumnos y Tejeira se derrumbo al lado de su moto con la cara desfigurada por un balazo.

El pibe de 20 años fue trasladado desde la zona sudoeste hasta el Hospital de Emergencias Clemente Alvarez (Heca) donde murió minutos después de ingresar. En tanto, su agresor logró escapar.

Dos versiones

Pedro vivía a ocho cuadras del lugar donde fue asesinado. Y conocía bien los peligros de la calle. Su nombre había surgido en medio de la investigación del asesinato de Brian Emanuel Sosa, un adolescente de 16 años que murió apuñalado en una riña con otros tres adolescentes el 24 de octubre de 2015 en Mar Chiquita al 3200, en el barrio Puente Gallegos. Sin embargo, la pesquisa en manos del ex fiscal Pablo Pinto nunca avanzó sobre el muchacho.

El pasado 24 de julio, primer día de clases tras el receso invernal, Tejeira llegó en su moto a las puertas de la escuela donde su hermana y su novia cursaban segundo año.

En la escena del crimen aquella noche, y también el día después, circularon dos versiones. Una sostenía que el novio de otra alumna increpó a Tejeira y al intentar amenazarlo con un arma lo mató. La otra explicaba que dos hombres en moto se acercaron hasta Tejeira y uno de ellos comenzó a discutir con él hasta que sacó un arma de fuego que se disparó en medio de un forcejeo y así murió Pedro. El caso fue investigado por el ex fiscal de Homicidios Rafael Coria.

Tres días después

Tres días más tarde, el jueves 27 de julio, una ejecución conmocionó a los vecinos de barrio La Lata. Tres hombres armados ingresaron al patio de una casa y en medio de un asado asesinaron a Héctor Miguel Ramírez frente a sus familiares. El cuerpo de Ramírez, de 22 años, presentaba 16 orificios de bala, diez de ellos en la cabeza.

En rueda de prensa por este crimen, el fiscal Moreno (a quien aún no le habían asignado el crimen de Tejeira) indicó que entre los homicidios podía existir vinculación ya que la hermana de Ramírez era novia de Pedro. "Una hermana de la víctima era novia del chico asesinado días atrás en la puerta de una escuela (por Tejeira). No podemos descartar ni afirmar la vinculación de ambos hechos pero sí existe esta relación subjetiva. Es prematuro hacer afirmaciones, pero ambos crímenes (el de Ramírez y el de Tejeira) se investigarán en paralelo", explicó Moreno sin saber en ese momento que el devenir de los casos judiciales siete meses más tarde lo llevaría a entender en los dos casos.

Fuentes allegadas a la pesquisa indicaron ayer que si bien hay que esperar el desarrollo de la audiencia imputativa contra Emiliano C., "el asesinato de Tejeira tiene que ver con relaciones con mujeres y el de Ramírez estaría vinculado con las últimas batallas por el control de la calle que se está llevando adelante en zona sur", dijo un vocero en alusión a la disputa que tiene como víctimas y victimarios a la conocida banda de Los Funes.

Imputativa

En julio del año pasado, cuando fue el crimen de Tejeira, Emiliano C. vivía en Biedma al 5600, a poco más de una cuadra de la escuela Lola Mora. Cuando la brigada de Homicidios de la Policía de Investigaciones (PDI) lo identificó como sospechoso del crimen de Tejeira se realizaron algunos allanamientos en esa zona pero no se pudo dar con él.

El sospechoso se mantuvo prófugo hasta que los pesquisas lograron ubicarlo en Roldán. Así, siete meses después del crimen lo detuvieron ayer en Oroño al 200 de Roldán. El fiscal ordenó que quede detenido hasta la audiencia imputativa que podría llegar a realizarse hoy.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});