Policiales

Apresan por un fallido secuestro a sospechoso en libertad condicional

Un hombre de 38 años que había sido condenado a perpetua por el crimen de un policía en 2000 fue detenido ayer.

Lunes 26 de Febrero de 2018

Un hombre de 38 años que había sido condenado a perpetua por el crimen de un policía en 2000 fue detenido ayer acusado de ser el cómplice del ladrón que murió baleado cuatro días atrás por un abogado que se resistió a que lo secuestraran en el partido bonaerense de Vicente López. Se trata de Renzo Germán Ranieri, que estaba con libertad condicional desde el año pasado y fue atrapado en la localidad bonaerense de Villa Maipú, partido de San Martín.

El sospechoso fue implicado en el asalto de la noche del jueves al abogado laboralista de 43 años que se resistió y mató a balazos a Marcelo David Arcuaz Di Giorgio, de 32 años y apodado "Piquito", quien se había fugado el 7 de diciembre en una de las salidas transitorias de las que gozaba en la cárcel de Campana.

Ranieri cayó tras el hallazgo de una huella dactilar en un teléfono celular que estaba en el auto en el que iban los delincuentes que interceptaron al abogado. Con esos datos, la policía hizo tareas de vigilancia encubierta en dos domicilios que el sospechoso frecuentaba hasta detenerlo mientras intentaba huir por el fondo de la vivienda.

Relato

El abogado al que intentaron secuestrar, cuya identidad no fue revelada, contó al fiscal del caso que el jueves a las 21.30 salió de la sede del Sindicato de Empleados Textiles de la Industria y Afines de Florida, donde asesora como laboralista. Se dirigió a su auto BMW y fue abordado por un hombre que bajó de un Toyota Etios donde lo esperaba un cómplice. El letrado le dio el celular, el reloj y le dijo que se llevara el auto, pero el asaltante le manifestó: "Subite porque esto es un secuestro". Entonces la víctima forcejeó y apareció el otro hampón que le sacó la billetera y también le dijo que subiera al BMW.

Al ver peligrar su vida, el abogado tomó de la guantera de su auto el revólver Colt calibre 38 y mató a Arcuaz de un tiro en el pecho.

Una hora antes y a 20 cuadras de allí los ladrones, a bordo del Toyota, habían asaltado a otro conductor en una estación de servicio Shell a quien le robaron un Volkswagen Golf y pertenencias como un celular y una billetera que luego aparecieron dentro del Etios.

Ranieri estaba en libertad condicional desde el 13 de septiembre de 2017 por disposición del Juzgado de Ejecución Penal 4 de San Martín. Había sido juzgado en 2004 por el homicidio del policía de 54 años Andrés Pascual Tamburella, el 16 de noviembre de 2000.

Los jueces Cecilio Alfredo Pagano, Luis Fernando Niño y Hernán San Martín dieron por acreditado que esa tarde el efectivo fue asesinado de nueve balazos cuando cinco delincuentes robaron en una confitería ubicada en avenida Figueroa Alcorta y La Pampa, del barrio porteño de Belgrano.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario