Policiales

Aceptan como querellante a organismo del Estado en un quíntuple homicidio

El Centro de Asistencia Judicial se encuentra representando a los familiares de las víctimas del quíntuple femicidio del 29 de diciembre pasado.

Viernes 02 de Marzo de 2018

La jueza de investigación penal preparatoria de la ciudad de Santa Fe Sandra Valenti aceptó en el marco de una audiencia realizada en los Tribunales de la capital provincial el pedido de constitución como querellante presentado por las abogadas del Centro de Asistencia Judicial (CAJ), quienes se encuentran representando a los familiares de las víctimas del quíntuple femicidio ocurrido el pasado 29 de diciembre en el barrio Alfonso de esa ciudad.

De esta forma, el área dependiente del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la provincia será la única querellante en la causa.

La decisión surge a partir de la audiencia celebrada el martes en la cual las abogadas del CAJ plantearon los fundamentos del pedido ante la jueza, quien finalmente pospuso la resolución que tomó estado público ayer, cuando se dieron a conocer los fundamentos de su decisión de incorporar al área provincial al proceso penal ya que fue, de los pretensos querellantes, el único en cumplir con los requisitos de admisibilidad.

Al respecto, el director de Acceso a la Justicia y Asistencia Judicial y responsables de los CAJ, Fernando Sirk Marezca, manifestó a distintos medios de prensa: "Estábamos atentos a lo que pudiera resolver la jueza. Entendemos que los fundamentos planteados por las profesionales del CAJ el martes fueron convincentes y por ello la jueza aceptó el pedido. Ahora comienza la etapa más importante, que es el desarrollo e impulso de la investigación. Estaremos en todo momento al lado de la familia".

Bestial

El hecho ocurrió la calurosa tarde del 29 de diciembre pasado en el humilde barrio Alfonso, en la zona noroeste de la ciudad de Santa Fe. Allí, el suboficial del Servicio Penitenciario Facundo Solís, de 33 años y quien cumplía funciones en el penal de Piñero, desató una masacre al asesinar a sangre fría a cinco integrantes de su familia en dos casas contiguas.

Solís tenía prohibición de acercarse a la vivienda de su ex pareja, Mariela Noguera, quien residía en una casa de Monseñor Zazpe al 4100 y con la que había cortado una larga relación tras varias denuncias por violencia de género. Sin embargo, burlando la decisión judicial fue al lugar y se llevó a sus dos hijos biológicos a lo de su madre. Enseguida volvió decidido a terminar con la vida de Noguera y sus familiares.

Tras esperar que la mujer llegara de su trabajo en la Casa de Gobierno mantuvo una fuerte discusión con ella en la puerta de la casa que supieron compartir y la mató de varios balazos. Tras ello ingresó en la vivienda y fue por su ex cuñada, Sonia Noguera, y su hija, Ailén, quien estaba con su novio Joel. En cuestión de minutos y casi sin mediar palabras, mató a los tres con su pistola reglamentaria disparándoles un balazo a cada uno en la cabeza.

Después fue a la casa de al lado, donde vivía su ex suegra, Carmen, a quien también asesinó a sangre fría con otro disparo en la cabeza.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario