Ovación

Sudáfrica se coronó campeón del mundo de rugby por tercera vez

Venció categóricamente Inglaterra por 32 a 12 en la final del torneo disputado en Japón.

Sábado 02 de Noviembre de 2019

El seleccionado de Sudáfrica se consagró hoy campeón mundial de rugby por tercera vez en la historia, al derrotar categóricamente Inglaterra por 32 a 12, con un parcial favorable de 12-6, en el encuentro final de la Copa del Mundo Japón 2019 que se disputó en el Estadio Internacional de Yokohama con arbitraje del francés Jerome Garcés.

Los tantos de los Springboks fueron concretados con tries del centro Makazone Mapimpi y el wing Cheslin Kolbe, mientras que Handré Pollard aportó seis penales y dos conversiones.

En tanto, Inglaterra, favorito a levantar la Copa del Mundo en la previa y que llego a la final al derrotar en semifinales al bicampeón Nueva Zelanda, solo consiguió marcar doce puntos, a través de la conversión de cuatro penales por intermedio de su capitán Owen Farrel.

Sudáfrica fue un justo campeón que desde el inició del encuentro ejerció una clara y notoria ventaja en el scrum, formación vital para lograr el dominio de las acciones y contar con la presión y manejo de la pelota .

sudafrica11.jpg

La excelente labor de los forwards sudafricanos que tackearon a los ingleses sin darles tregua fue uno de los factores determinantes para ser protagonistas del desarrollo del juego. Con el correr de los minutos Sudáfrica alcanzó una ventaja parcial de 12 a 6 con la conversión de cuatro penales de una de sus figuras, el medio scrum Handré Pollard.

Los Springboks sufrieron en la mitad del primer tiempo las bajas por lesiones de Bongi Mbonambi y Lood de Jager por contusiones en la cabeza y el hombro, respectivamente.

Inglaterra, que no logró llevar peligro a la defensa de su rival, sólo atinó a defenderse de los embates sudafricanos y solo alcanzó sumar seis puntos con dos penales convertidos por Farrell.

Embed

En el segundo tiempo, Sudáfrica se impuso físicamente y continuó con la presión de sus forwards que fue una de las claves para impedir que “La Rosa” desplegara su juego.

El momento clave de la victoria sudafricana llegó a los 27 minutos con un contrataque de Lukas Ham, que habilitó a Mapimpi para la conquista del primer try.

Minutos más tarde, Kolbe, en una gran corrida, superó la marcación de Farrell y facturó el segundo try para que Sudáfrica empezara a soñar con su tercera Copa del Mundo.

sudafricas22.jpg

En el balance final, Sudáfrica justificó el triunfo al ejercer un claro dominio en las formaciones fijas, una defensa sólida, la puntería de su pateador Pollard y la presión que no le dio respiro a Inglaterra.

Las figuras de la final fueron el tercera línea Duane Vermeulem, conductor del scrum sudafricano y su compañero Pieter-Steph Du Toit, incansable en el tackle.

Inglaterra, que había sido eliminada en la fase clasificatoria del Mundial 2015 como país anfitrión, sufrió hoy una derrota que pone en duda la continuidad de su entrenador australiano, Eddie Jones.

La final de hoy entre Sudáfrica e Inglaterra fue la segunda entre ambos países ya que en el 2007, en Francia, los sudafricanos se quedaron con el título al vencer por 15 a 6.

Los Springboks, campeones mundiales en 1995, 2007 y ahora en 2019, se convirtió en el primer seleccionado que en un mismo año se consagró campeón Mundial y ganador del torneo Rugby Championship, torneo que agrupa a las potencias del hemisferio Sur.

De esta forma, luego de la disputa del IX Mundial de Japón, Sudáfrica y Nueva Zelanda suman tres títulos cada uno, Australia dos e Inglaterra uno.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario