Central

Sin autocrítica no hay solución

Central se quedó afuera de la Copa Sudamericana por una equivocación de la dirigecia. El cambio del entrenador por otro con enormes falencias tácticas fue un error que se pagó caro.

Jueves 10 de Mayo de 2018

La eliminación de Central de la Copa Sudamericana también fue por un error dirigencial. El haber cambiado un entrenador al que ya le habían puesto fecha de vencimiento por otro con enormes falencias tácticas y de comunicación no hizo más que reducir a la mínima expresión la posibilidad de avanzar en el torneo internacional. Más cuando el juego de las equivalencias mostró una paridad ante un rival con más pasado que presente, al que se pudo haber vulnerado de no haber sido precarizada la realidad futbolística canalla por una sucesión de decisiones desacertadas.
No hay dudas que la situación deportiva auriazul se derrumbó cuando las determinaciones partieron desde la necesidad de mantener un relato político que por conservar la competitividad que Central supo tener hace dos años, donde después de las ventas millonarias y varias contrataciones onerosas e improductivas fueron también diezmando la capacidad deportiva y el poder de fuego financiero de una entidad que acordó contratos altos, en varios casos sólo por debajo de Boca y River.
Si la actual dirigencia sigue evadiendo la responsabilidad de realizar una profunda autocrítica continuará militando el error futbolístico que lo depositó en esta realidad, donde los bajos objetivos no se alcanzaron y el futuro empieza a conjugarse en tiempo imperfecto.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario