Ovación

Rosario tiene un plan

Los directores deportivos de la Unión de Rugby local analizaron el trabajo luego de casi un año de gestión.

Martes 14 de Enero de 2020

La velocidad de los tiempos que corren obliga cada vez más a tener los objetivos bien claros y a no distraerse contando monedas. En ese sentido, el rugby argentino entró en una vorágine en la que es fundamental una estructura profesional para poder crecer. Atenta a estos movimientos la Unión de Rugby de Rosario (URR), con toda su historia a cuestas, no perdió tiempo y a principios de 2019, tras una elección por concurso abierto y público, designó dos directores deportivos cuyos objetivos principales pasan por mejorar el nivel deportivo, organizacional e institucional de los clubes afiliados e invitados a la URR. Ellos son Horacio Gattarello, director del área técnica del juego, y Jorge Ruiz, director del área de coaching y planificación. "Nos habíamos propuesto adaptar la Unión para los próximos 20 años y esta incorporación era un paso trascendental para lograrlo y esto también conlleva continuar con todo lo que se ha hecho hasta ahora y poder adaptarnos a los tiempos que se vienen”, destacó el ex presidente de la URR Gonzalo Crespi en la memoria y balance 2019 de la institución.

A casi ya un año de trabajar en el Plan Estratégico y a punto de ingresar en la segunda temporada, ambos directores deportivos realizaron un balance de la gestión en su base de operaciones, en las oficinas del hipódromo Independencia, con la primera cancha de rugby de césped sintético de la ciudad como fondo. Allí contaron los avances de su trabajo, que cimentaron en cinco puntos: demanda, propuesta, análisis, co-creación y actividad, todo eso en base a las necesidades de cada club.

Además de trabajar en el hipódromo también visitaron clubes. ¿Cuáles fueron las principales demandas?

Primero hay que saber que nosotros no fuimos a los clubes a decir "hay que hacer esto”, sino que escuchamos las diferentes demandas y a partir de ahí les bajamos distintas propuestas en base a los datos que tenemos de la UAR, que fueron los que nos permitieron analizar bien a cada club, desde infantiles a mayores. (Gattarello)

A partir de ahí lo que hicimos fue una co-creación entre los clubes y nosotros, como representantes de la Unión, haciendo análisis posteriores. Esa co-creación es una actividad preparada en conjunto, no algo que nosotros les imponemos o que ellos creen. Es algo que nos llevó tiempo, que no se hizo de un día para otro. Llevó varias sesiones de trabajo y muchas actividades específicas con los clubes. (Ruiz)

¿Pueden dar un ejemplo?

Cuando comenzó el Plan Estratégico, los dirigentes de todos los clubes que participaron destacaron que había que "aumentar” la cantidad y calidad de jugadores, entrenadores, referís, médicos y PF. Ahora, cuando fuimos a los clubes, la mayor demanda fue: ¿Cómo tengo la posibilidad de sumar más jugadores? Lo cierto es que en los últimos tres años, el rugby competitivo de Rosario (de M15 a plantel superior) aumentó un 7%, nada, y en infantiles no creció, ya que el número sigue estable. La UAR nos pide de mínima un 10% de aumento anual, o sea que si tenés una división con 20 chicos, estamos hablando de sumar dos, tres o cuatro chicos y eso no lo estamos logrando. (Ruiz)

En ese sentido, a todos los clubes que tienen mayores dificultades les dimos actividades para que trabajen en destrezas, acondicionamiento físico (un problema de todo Rosario) para que hagan una postemporada y una pretemporada más temprana. También se capacitaron managers para la captación y para este verano se trabajó en el reclutamiento de jugadores, aprovechando que la mayoría de los clubes tienen colonia de verano. (Gattarello)

Sería el momento justo para difundir el rugby de la ciudad y la región y sumar cantidad, que es la dificultad más grande que tiene el rugby de Rosario.

Y no sólo Rosario, sino todo el país. Por eso, si los clubes, en esta etapa "de vacaciones” que va de la finalización de la temporada hasta que comiencen nuevamente, hacen foco en reclutar en las colonia de verano y aprovechan las treinta y tres que la Municipalidad tiene repartidas por toda la ciudad y nos la han ofrecido para difundir el rugby, creemos que pueden tener un 10% y 20% de aumento de chicos jugando al rugby. (Ruiz)

Cantidad y calidad no son antagónicas. Hablamos de cantidad, ¿qué pasa con la calidad?

Es fundamental en esto. No es sólo sumar por sumar. En realidad lo que tenemos que hacer es sumar gente con calidad. Gracias a Dios hoy tenemos el Centro Formación Rosario (CFR), que es el lugar donde se desarrollan las destrezas del juego con dos hombres espectaculares como Leonardo Senatore y Nicolás Vergallo. Con ellos no solamente logramos una presencia importante, ya que prácticamente asisten el cien por ciento de los chicos, sino que además por la propia pasión que ellos tienen, disponen de un tiempo fuera del CFR para enseñar distintas cosas del juego, como el line out, la defensa, o la salida, por ejemplo. Acá no se trabajan equipos, se desarrollan jugadores. (Gattarello)

Ellos van entrando en una dinámica, en la que por ejemplo, contra Santa Fe entró un equipo, con Buenos Aires otro distinto y con Córdoba otro. Nunca va a haber un equipo consolidado, pero queda armado para el Argentino 2020. Los entrenadores vienen, observan cosas que para el próximo Argentino ya tienen visto todo y en febrero se pueden poner a trabajar. (Ruiz)

¿Cómo evaluan físicamente a los jugadores que asisten al CFR?

Logramos hacer un convenio con el Centro de Evaluaciones Medicodeportivas (Cemedep), con el objetivo garantizar un pleno estado de salud biopsicofísica de los deportistas y así contribuir al desarrollo de las cualidades psicomotoras generales por medio de una evaluación y control sistemático. Esto lo hicimos con todos los jugadores del CFR de M16 y M17. (Gattarello)

¿Hay entrenadores que se acercaron para capacitarse?

Este año capacitamos alrededor de 60 entrenadores y lo bueno es que en su mayoría vinieron de los clubes que más dificultades tienen, aunque esto le viene bien a cualquiera. (Gattarello)

Y esta es una primera etapa. En el Plan Estratégico que presentamos, ahora no solamente van a venir sino que nosotros vamos a ir a los clubes, a ver si están haciendo lo que habíamos acordado. Nada de lo que se hizo del plan que armamos es para nosotros. La base, el cimiento, todo, es para los clubes de Rosario y su desarrollo. (Ruiz)

¿Se acercó gente a colaborar?

La verdad, sí. Hay colaboradores ad honórem de la URR que son extraordinarios, como Juancito Fasce, de Uni, o Roldán, de Loga, hombres muy apasionados por lo que hacen y que para nosotros son muy valiosos. Después en cuanto al juego en sí, por ejemplo, vino Andrés Bordoy a trabajar en el scrum y con nosotros también está muy cerca Nicolás Galatro como director de la academia. (Ruiz)

¿El arbitraje se sumó?

Sí, ellos hicieron una presentación para la creación de una escuela de árbitros, algo que fue hablado y consensuado con Lucho Peyrone, Alejandro García y Fernando Guerrero en tiempo y forma. No se cómo va a salir, sé que va a ser algo distinto y eso es porque ellos han elaborado un plan para crecer. (Gattarello)

La agenda con los cursos de la UAR fue bastante nutrida.

En cuanto a los cursos de la UAR pudimos traer lo mejor que había: en line out a Galatro; en scrum a Le Fort, para el juego en general a Ledesma y Fernandez Miranda, en defensa a Quesada y Fernández Miranda, para medio scrums a Enrique Pichot y para maul y pick and go a Bordoy. También hubo capacitaciones por parte de Sudamérica Rugby a cargo de Martín Mackey y Eddie Jones, y capacitacion de entrenadores por parte de Pablo Bouza y Daniel Hourcade a entrenadores de Rosario y jugadores M18 del Litoral. (Gattarello)

En este empoderamiento que tiene hoy por hoy la mujer, ¿cómo está el rugby femenino?

Ahí Raúl Liljestrhom está haciendo un trabajo bárbaro. Está reclutando no sólo en Rosario, sino en los alrededores, en ciudades como Ramallo, Venado Tuerto, Marcos Juárez o Casilda, por ejemplo, donde hay grupos de chicas que poco a poco se van consolidando. Muchas veces él las junta y juegan, por ejemplo, El Trébol con Venado Tuerto arma un equipo y compite con Ramallo. El tema es hacerlas jugar y meterlas en el sistema. Todo el mundo está sorprendido por el gran crecimiento que hubo en 2019. (Gattarello)

Los números no mienten.

Es cierto. Crecimos y los números nos avalan: en 2018 la URR tenía 119 jugadoras y en 2019 llegaron a 182; mientras que en juveniles teníamos 24 y hoy ya son 54. (Ruiz)

¿A qué se debe eso?

A planificar las cosas. Nosotros, todo lo que hemos hecho fue planificar, hablar y escuchar a la persona correspondiente en ese área. No hicimos nada sin escuchar a quien estaba realizando la actividad. Ya hablamos con la comisión de Competencias y ahora vamos a trabajar para hacer el famoso Norte-Sur con el rugby femenino como inicio de la temporada. (Ruiz)

¿Qué pasa con los clubes en desarrollo?

Una de las cosas más importantes que pasó en 2019 fue la creación de los centros regionales en las ciudades Carcarañá, Venado Tuerto, Marcos Juárez y San Nicolás y la designación de sus respectivos directores. Siendo honestos, ese era un proyecto de la subcomisión de Selecciones que estaba en un cajón y que lo único que hicimos nosotros fue activarlo, llevarlo adelante. La descentralización con estos polos de formación tiene como objetivo abarcar toda la zona geográfica de la Unión de Rugby de Rosario hacia los cuatro puntos cardinales para brindar a todos los clubes de la región, sus educadores y demás participantes, las mismas posibilidades de capacitación, integración, desarrollo y crecimiento. (Ruiz)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario