Ovación

Messi-Neymar, el duelo de estrellas

Argentina y Brasil son liderados por Messi y Neymar, jugadores estelares que pueden torcer la historia final. Leo buscará ganar la pulseada y ser campeón.

Sábado 10 de Julio de 2021

Es la final soñada. Para el folclore del fútbol jugar un Brasil-Argentina en el Maracaná no tiene parangón con ningún otro partido. Por ello demás está decir que será un cotejo intenso del minuto uno hasta la definición, ya sea en los 90 reglamentarios, en el tiempo extra de 30 minutos de ser necesario o bien en lo que sería una infartante tanda de penales. Son dos equipos armados a partir del talento y repentización de sus máximas estrellas. Lionel Messi como el eje de lujo albiceleste y Neymar como el director de la comparsa del fútbol brasileño. Cualquiera de los dos números diez está en condiciones de armar la jugada que defina la historia, que rompa el molde y que incline la balanza para sellar el resultado a favor de su equipo.

  Será un partido de duelos en cada sector de la cancha y cualquier desatención puede equivaler a sacar del medio. Hasta acá Argentina fue un equipo de inicios arrolladores y complementos en los que se replegó y por momentos pasó sofocones. Pero siempre encontró en Messi al jugador que dio la cara en los momentos difíciles para hacerse cargo de la rebeldía, romper a la defensa rival y bancar la presión poniendo la pelota debajo de la suela. Mientras que Brasil, sin un brillo desmedido, logró superar a la mayoría de sus rivales con suficiencia y jugando casi a reglamento. Claro que siempre que aparece Neymar es temible porque acelera directo rumbo al área y es incontenible.

  Por supuesto que el resto de sus compañeros también juegan y hay varios que pueden ponerse el traje de héroe para su selección. El Toro Lautaro Martínez es carta de gol temible y tanto Gio Lo Celso como Di María, si suman minutos, también pueden romper el molde. Otro punto alto de Argentina en la Copa América es Rodrigo De Paul por su dinámica. Y bajo los tres palos tendrá que refrendar todo lo bueno que hizo ante Colombia el arquero Dibu Martínez. El scratch es el favorito de la noche porque luce compacto, tiene un caudillo como Casemiro en la mitad de la cancha y dispone de individualidades punzantes en ofensiva, que potencian a Neymar.

  El seleccionado de Scaloni tiene una parada brava en Río, pero con un premio inconmensurable en caso de ser vencedor. Levantar la Copa América y cortar una racha de 28 años sin títulos, justo en el patio de la casa de Brasil, sería un logro histórico para la selección argentina y un gran premio para Messi.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario