Central

"Me llegó todo muy rápido"

VIllagra tuvo una gran aparición en el profesionalismo y ahora apunta a consolidarse. "Creo que aproveché al máximo las oportunidades", le confesió a Ovación el cordobés.

Sábado 25 de Mayo de 2019

Debutó en Paraguay ante Libertad por la Copa Libertadores y mostró tener chapa para hacer una gran carrera. Rodrigo Villagra es la perla juvenil más valiosa que tiene Central a nivel patrimonial en la actualidad. "Tuve la suerte de que me llegó todo muy rápido y creo que aproveché al máximo las oportunidades”, desprende el pibe de 18 años con aplomo y voz tímida, mientras hace un paréntesis en sus vacaciones para charlar a solas con Ovación desde la calma Morteros. "No me esperaba que se diera todo así, más allá de que me tenía toda la fe como para tener alguna posibilidad”, acotó el volante "quien de chico jugaba de enganche y por eso me gusta pedir siempre la pelota o hacerla jugar”.

¿Ya te cayó la ficha de todo lo que viviste en este último tiempo?

Sí, y también es verdad que me pasaron muchas cosas juntas y muy lindas a la vez. Pasé de jugar en reserva, donde apenas tenía diez partidos, a la primera. Y encima debuté en un partido por la Copa Libertadores. Fue todo muy loco y rápido. Pero también debo reconocer que por suerte las cosas me salieron bastante bien.

¿Cuando arrancó el año llegaste a pensar que podrías tener alguna chance, teniendo en cuenta que había llegado Rinaudo, que Ortigoza era el titular indiscutido y además estaba Gil?

No, ni ahí. La verdad es que no me esperaba que se diera todo así, más allá de que me tenía toda la fe como para poder tener alguna posibilidad. Por dentro sentía que alguna chance iba a tener, pero nunca pensé que se me iba a dar de esta manera.

¿Qué es lo que te hacía creer que podrías llegar a tener alguna chance?

Porque me sentía muy bien en los entrenamientos. Sabía que trabajando duro y teniendo buenos partidos en reserva, la chance iba a aparecer en cualquier momento. Por eso siempre tomé cada entrenamiento como algo muy importante. Sentía y sabía que debía estar preparado porque el fútbol es así. Hoy estás en un lado y mañana en otro.

¿Pudiste diferenciar cómo es el mundo de reserva y el de primera?

Totalmente. Es muy distinto jugar en reserva que hacerlo en primera. Y en todo sentido lo digo. En reserva jugás y listo. En cambio, acá tenés que tener mucho más cuidado y también estás mucho más expuesto.

¿Les pediste consejos a tus hermanos (Cristian y Diego), quienes saben bien de qué se trata esto?

Con el Tero (Diego) y el Kity (Cristian) estamos en permanente contacto. Nos hablamos todos los días en realidad. Y por supuesto que cuando me tocó concentrar por primera vez hablé con ellos, ya que siempre me apoyaron y ayudaron. También de alguna forma me fueron adelantando cómo eran y son las cosas en la primera división.

¿Y recibiste algunos críticas por parte de ellos?

Siempre me dicen algo pero para mejorar. Son críticas constructivas. Ellos quieren lo mejor para mí y por eso me marcan las cosas.

¿Quién es más duro?

Ninguno, pero los dos dan consejos por igual. En esa no se sacan ventajas. Los entiendo porque sé que tratan de ayudarme en todo lo que más puedan.

¿Sentís que te ayudó en algo el hecho de que los dos hayan estado y sepan bien lo que es Central?

En cierta parte sí porque ya me venían diciendo lo exigente que es el club. Siempre me remarcaron que en cada entrenamiento tengo que dejar todo y que esté preparado porque la oportunidad llega cuando uno menos se lo espera. Siempre me aconsejaron y me remarcaron que Central es un club grande y hay que estar a la altura de lo que es la institución.

¿El Kity, quien vivió más lo que es el mundo Central, te dijo algo puntual?

Si bien los dos estuvieron muchos años en el club, es verdad que Kity pasó más tiempo y conoce más todo lo que es Central. Pero sí, me decía siempre que entrenara sin dejar nada y que esté preparado porque en cualquier momento podía llegar la oportunidad, y es ahí donde que hay que saber aprovechar el momento. Tenía razón nomás el loco, ja.

¿Tus hermanos son una fuente de consulta permanente?

Por supuesto. Ellos tienen mucha experiencia, entonces tratan de ayudarme para que no cometa errores o que sean mínimos en todo caso. Hablamos de fútbol y de muchísimos temas más.

¿Y el Kily González (DT de la reserva) te daba consejos cuando te dirigía?

Sí, siempre nos hablaba. Pero lo hacía a todos por igual. Nos decía que había que entrenar siempre al máximo porque la chance iba a aparecer. Siempre nos aconsejaba. Sobre todo a los más chicos del club.

¿Qué pasó por tu cabeza cuando Cocca te dijo que ibas a jugar en Paraguay ante Libertad?

Sentí una enorme felicidad. También estaba muy ansioso. Era todo raro y nuevo para mí.

¿Qué te pidió puntualmente el DT cuando te dijo que ibas a jugar?

Simplemente me dijo que hiciera lo que venía haciendo en la reserva. Me dio confianza y total libertad. Desde ese punto de vista me sentí con confianza del primer momento. Me dijo que jugara tranquilo. Y así lo hice.

¿Sabés que te tocó debutar por Copa Libertadores, algo que no muchos pueden conseguir o hacer a lo largo de su carrera?

Desde ese punto de vista es verdad me tocó debutar por un torneo muy importante como es la Libertadores. Me siento un privilegiado. Incluso tengo más partido por copa que por torneo local. En total jugué seis partidos de los cuales tres fueron por la Libertadores, dos por Superliga y uno por la final de la Supercopa Argentina contra Boca, en Mendoza.

¿Pudiste disfrutar de alguna manera el debut, ya que jugabas por copa con todo lo que eso representa?

En parte traté de disfrutarlo porque era un momento muy especial. Pero a la vez me concentré porque no podía andar dudando. Menos en un partido tan importante como es la Libertadores.

¿Te llamó la atención tu buen rendimiento, ya que en cada partido era como que demostrabas que podía dar más?

Lo único que sé es que traté de aprovechar cada oportunidad al máximo. Simplemente fue eso.

¿Sabías que Ortigoza siempre habló bien de vos pese a que juega en tu posición?

Orti es una gran persona y siempre me está hablando o diciendo algunas cosas para mejorar. No sólo a mí también a los más pibes. Después cada uno entrena para jugar. Lo respeto muchísimo y todos saben la clase de jugador que es. No voy a descubrir nada diciendo lo que es.

¿Eso lo decís porque sos tímido pero cuando entrás a una cancha te transformás?

No sé, pero es verdad que soy así. Fuera de una cancha soy bastante tímido. Aunque cuando entro no puedo ser tibio si no me come el rival. Cuando juego trato de pedir la pelota y a la vez jugar.

Por ser un volante central tenés mucho dominio, ¿jugaste en otra posición de chico?

En mi pueblo (Morteros) jugaba de enganche. Incluso cuando llegué a Central también. Pero luego me fueron poniendo de volante central y quedé en esta posición. Es por eso que además de cortar el juego me gusta distribuir o hacer jugar la pelota. Realmente me gusta pedirla. Eso sí, cuando hay que recuperar soy agresivo, aunque a la hora de jugar me gusta tenerla, pedirla y mostrarme.

¿Llegaste en el baby?

Sí, tenía casi diez años. Hice una prueba y quedé. Luego nos vinimos con toda mi familia a vivir acá.

¿Te marcó algún partido especial?

Todos fueron especiales. Lo siento así porque cada uno tuvo un sabor especial.

¿Qué te generó haber jugado en el Gigante?

Uff, es una de las mejores cosas que me pasó. Fue una linda y gran experiencia. Sobre todo para los que somos chicos del club.

¿Qué pasa por tu cabeza en estas vacaciones?

Trato de disfrutar mi pueblo, estar cerca de los amigos y familiares. Sólo eso me pasa en estos momentos. Estoy tranquilo, pero cuando empiece la pretemporada sé que me esperan nuevos desafíos y deberé estar preparado para afrontar lo que vendrá. Y sea en el lugar que sea. Porque si bien en los últimos partidos jugué bastante también es verdad que el puesto hay que ganárselo en el día a día. Y acá nadie lo tiene asegurado, al menos es mi forma de pensar y ver las cosas.

A nivel colectivo, ¿qué objetivos tienen?

Seguramente será hacer un gran campeonato y tratar de hacernos fuertes en todas las canchas.

“Tenía la esperanza de jugar el Mundial”

¿Sos de mirar fútbol? ¿Le metés Play Station todo el día?

A la play no juego porque no me gusta. Y sí, miro mucho fútbol pero del exterior. Sobre todo de Inglaterra. Me gusta mucho cómo se juega en ese país.

¿Soñás con jugar en Europa?

Sí, todo jugador creo que sueña con llegar alguna vez a algunas de las ligas más importantes del fútbol europeo. Y en mi caso no es la excepción.

¿Te quedó algún sabor amargo por no haber integrado el plantel del seleccionado Sub 20 que está jugando el mundial en Polonia?

Tenía la esperanza e ilusión pero lamentablemente después todo quedó ahí. Se habló en su momento que podría llegar a estar aunque ahora sólo pienso en mirar hacia adelante y disfrutar el presente.

“Espero que haya revancha”

¿Cómo viviste la final con Boca?

Creo que las cosas las hicimos bien en líneas generales. En lo personal también aporté algo positivo pero nos quedó el dolor y la bronca de no haber podido ganar esa copa. Dejamos todo dentro de la cancha y creo que todo el mundo lo vio así en Mendoza.

¿Tenés ganas de una revancha?

Espero que haya revancha, por supuesto que la quiero.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});