Central

Los cambios en el equipo canalla llegaron con mucha demora

Chamot recién se animó a quemar las naves a tres minutos del final, cuando el rival lucía endeble y le costaba cerrar el partido.

Jueves 10 de Mayo de 2018

El DT interino José Chamot, que ayer logró plantear desde lo táctico un partido de igual a igual ante San Pablo, demoró muchísimo los cambios cuando el equipo canalla estaba en desventaja y se imponía salir a quemar las naves en busca de un gol que le hubiera otorgado a su equipo la oportunidad de avanzar en la Sudamericana. Está claro que notaba que su alineación estaba mejor que el rival, pero igual daba la impresión de que era necesario poner toda la carne en el asador porque la eliminatoria se consumía sin pena ni gloria.

El gol de San Pablo se produjo a los 60' con la conquista de Diego Souza. Y se puede decir que la primera variante fue lógica y hasta en tiempo y forma. Es que a los 69' ingresó el experimentado delantero Germán Herrera (que jugó todo el partido con Arsenal) por Joaquín Pereyra. Hasta allí una variante previsible.

Pero lo que pareció demorado hasta el exceso fueron los otros dos cambios. Porque el reloj avanzaba de manera impiadosa y San Pablo estaba cada vez más replegado en su campo, dando la sensación hasta de un equipo endeble y que no sabía qué hacer con la pelota en los pies en pos de cerrar el resultado. Por eso Central estaba vivo en el encuentro y con chances reales de empardar la chapa.

Pero de manera llamativa recién a los 87 minutos, es decir a sólo tres minutos del final, Chamot mandó a la cancha a otros dos delanteros. Ingresaron en simultáneo Maximiliano Lovera y Fernando Zampedri por Hernán Da Campo y Washington Camacho, respectivamente. Incluso la última chance del partido estuvo en los pies de Zampedri, pero la pelota rebotó en el cierre del rival antes de que el juez marque el final del cotejo.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario